Botiquín para una vuelta al mundo.

Botiquín

Cuando empecé a plantearme qué debería contener el botiquín con el que me iba a dar la vuelta al mundo, la verdad es que me encontré bastante perdido. En internet podía encontrar información sobre lo imprescindible para viajes, pero siempre explicado muy por encima, muy general, hablando de bloques de medicamentos que podían ser útiles, pero sin especificar.
Hice una primera lista y aquello parecía que iba a ocupar más espacio que la ropa, luego empecé a pensar en que la mitad de las veces no entiendo los prospectos, o no recuerdo los usos y dosis de los medicamentos, por lo que habría que incluir una carpeta para los prospectos de todo… uff, aquello se complicaba.

Entonces apareció la inestimable ayuda de Clara, una muy buena amiga que trabaja como enfermera. Clara me preparó una lista con todo lo que podía necesitar y decidió ser la Esponsorizadora de mi botiquín viajero.
Un buen día tenia todo el botiquín preparado y con, lo que es más importante, un papel impreso a doble cara y plastificado en el que de una forma clara (como ella) y sencilla me explicaba como utilizar todo eso que me estaba dando.
Me pareció lo mejor que me podía dar y lo he agradecido cada vez que tuve que usar algo del botiquín.
Yo he decidido compartir esas “sagradas escrituras” de la salud viajera para todo aquel que no quiera volverse loco preparando el botiquín para un viaje largo. Son estas:

___________________________________________________________________

* Suero Oral: Rehidratación oral. 1 sobre por litro de agua. Diarrea, gastroenteritis (vómitos, diarrea dolor abdominal). Sistema: primer día dieta absoluta + 2 litros mínimo, segundo y tercer día dieta blanda (si se tolera comida y bebida no más sobres). Cuarto día dieta normal, siempre que se vaya tolerando. Evitar leche hasta curación.
* Afterbite: Picaduras de insectos, ortigas, medusas.
Tullgrasum: Cicatrizante, en abrasiones, heridas de superficie amplia o pérdida de piel. Lavar bien antes con agua limpia y jabón. No toques mucho con los dedos.
Betadine: Antiséptico. Todas las heridas. Tras lavar bien con agua y jabón (agua mineral o suero fisiológico).
Gasa Hemostática: Corta el sangrado. Dejar el máx tiempo sin levantar, para retirar mojar un poco.
Stire Strips: Puntos de papel, heridas incisas (cortes limpios) y limpias recientes. No levantar en varios días , pero sí mantener limpia la herida, se puede aplicar betadine encima sin retirar los stire-strips.
* Paracetamol: Fiebre, dolores. 1c/8h, máx 1c/6h.
Ibuprofeno: Inflamación, dolor. 1c/8h máx 1c/6h. Siempre después de comidas o añadir Omeprazol (1c/24h).
Polaramine: Alergias, picores, reacciones cutáneas tipo urticaria, eccemas espontáneos… 1c/8h e ir disminuyendo en remisión a 1c/12h o 1c/24h. ¡Produce somnolencia!.
* Fortasec
: Diarrea, 1 ó 2 c tras c/ defecación, empieza con uno porque suele producir estreñimiento de rebote.
Dulcolaxo
: Laxante, para estreñimiento, puntual. 1 ó 2 c por la noche, empieza con uno y luego tu verás. No tomar con leche ni antiácidos, separar al menos 2 horas.
Almax
: Antiácido. No abusar. Puntual en acidez tras comidas. ¡No tomar si hay diarrea!
Primperán
: Vómitos, 1c/8h, máx 1c/6h. Si se está comiendo tomar 20 min antes de las comidas. Disminuir o retirar según se va tolerando la comida.
Omeprazol: Protector de estómago, 1c/12h en fase aguda y grave y 1c/24h (noche) en remisión o si no es un proceso grabe o de forma preventiva. Malestar gastrointestinal, vómitos, dolor de estómago, reflujo gastroesofágico, acidez constante.
Ciprofloxacino
500MG: Diarrea persistente que no cede con fortasec (2 días diarrea acuosa a pesar de fortasec) o fiebre que acompaña a diarrea. 1c/24h por 3 días. De todas formas en los casos de diarrea persistente acompañada de fiebre o deposiciones con moco conviene buscar atención médica. Antibiótico -> ¡respeta las dosis!.

De todos los medicamentos conviene indicar que son dosis para adultos y que en caso de niños se deberán administrar otras dosis.

___________________________________________________________________

Además de esto, el botiquín se completaba con alguna jeringuilla y agujas esterilizadas por si acaso, un bisturí (la cuchilla) para el tema de ampollas o arreglar heridas, esparadrapo, venda, Relec (o cualquier repelente potente), rhatma forte (ungüento tipo bálsamo de tigre) y por supuesto preservativos, algo imprescindible para mantener relaciones sexuales seguras, y que ayuda a impedir el contagio de enfermedades que, en países “subdesarrollados“, se propagan a demasiada velocidad debido a las posiciones de la Iglesia Católica al respecto.

Pero la estrella de mi botiquín fue sin duda alguna el termómetro. La fiebre es uno de los peores síntomas que puedes sufrir viajando ya que es la delatora de las enfermedades comunes más peligrosas: malaria, tifus, fiebre amarilla, denge… y la cantidad de fiebre es un parámetro importante en el diagnostico de éstas.
Las veces que pude encontrarme enfermo el termómetro era lo que más me tranquilizaba, vamos, ponérmelo y ver que no tenía fiebre.
Por suerte, practicamente no tuve que usar el botiquín, solo estuve enfermo unas pocas veces, he marcado con un asterisco (*) lo que tuve que utilizar durante el viaje y como veréis fueron muy pocas cosas… esto en mi, pero el botiquín me sirvió bastante para ayudar y proveer de medicinas tanto a otros viajeros como a locales que conocí.
Creo que es el botiquín perfecto para un viaje, llevaba todo lo necesario aunque no tuviese que usarlo.

Además del botiquín algo muy importante para la salud viajera es el seguro de viaje. Ya hablé sobre esto en otros posts: Seguros de viaje.

Y gracias a Clara tuve un viaje de lo más… ¿sano?, ¿saludable?… mmm, bueno, dejémoslo en un viaje en el que la cuestión “salud” estuvo perfectamente cubierta. Espero que ahora estos datos sirvan de ayuda a más gente.

¡Gracias Clara!.