Bucear en Menorca: Inmersiones y fotos en Fornell con DivingMenorca.com

En línea

El día empezó temprano y con ilusión, hacía ya unos meses que no bajaba con botella y aunque el freediving me encanta la sensación de tranquilidad, el sonido de la respiración y el tiempo que permite estar bajo el agua el submarinismo es algo que en determinados momentos me puede.

Además, esta vez estaba el aliciente de que para la primera inmersión Enric me dejaba su cámara… mi primera vez con un pepino de tales características (sigo hablando de la cámara) y encima ya le tenía pillado el “tranquillo” con las sesiones que habíamos hecho en los días anteriores.

Swing through

El lugar elegido fue Fornells y el centro Diving Menorca, son colegas con los Enric ya trabajó en El Hierro y la confianza y el buen rollo se notaron desde nada más llegar, aunque viendo al resto de clientes (y mi propia experiencia) no hace falta ser amigo “de antes” para que te traten como si lo fueses.

El centro se encuentra dentro del Hotel Club Carema y tiene acceso directo a la playa para hacer los bautizos allí mismo o para pillar la zodiac y dirigirse a los distintos puntos de de la Reserva Marina de Tramontana.

La primera inmersión que hicimos fue Llosa dels Ocellers, bajo el faro de Cavallería. Es bastante entrenida, estuvimos 57 minutos a una profundidad máxima de 25 metros con una visibilidad de entre 15 y 20. La temperatura que me marca el computador es la mínima y fueron 19º al entrar en un túnel de 10 metros que hay a 25 metros de profundidad… y yo soy demasiado tropical para bucear a 19º… ufffff.

El resto de la inmersión son cañones y fondos rocosos, perfecto para centrarme en los paisajes submarinos ya que el objetivo que llevaba era un 16-35mm y tanto angular convierte a la fotografía macro y los detalles en una labor imposible. Además de que el flash se le había estropeado a Enric unos días antes y a esas profundidades la luz escasea.

Contraluz

Contraluz

Paisajes

Rocas

Mero

En esta primera inmersión vimos algunos nudibranquios, un gusano plano, cigarras de mar (dentro de la cueva) y los meros de estas fotos. La fiesta vendría en la segunda, esta fueron paisajes y sensaciones.

Mero

Flotando

Flotando

Cenital

Enric estuvo más centrado en cuidar de Helena, que hacía tiempo que no bajaba… y fue gracias a ello por lo que acabé yo de fotógrafo (si no me da que no me deja la cámara, jijiji).

Medusa

La parada de seguridad la pasé entretenido con una medusa que pasaba por allí. Me encanta verlas moverse en el agua, no son animales que puedan provocar cariño, está claro, pero no puedo negar que su cuerpo y su forma de avanzar siempre me han provocado curiosidad.

***

La segunda inmersión fue Llosa Patró Pere, ya dentro de la Reserva marina de Tramontana. Se notó más vida que en la anterior y estuvo bastante bonita pero a mi los 19º de la primera ya me habían dejado tocado. Esta vez fueron 46 minutos a 22,6 metros y con 21º de temperatura… tengo que confesar que antes de la parada de seguridad me propusieron dar otra vuelta y dije que no a pesar de tener todavía medio tanque entero (110 Bars). ¡Estaba congelado!… y con un traje de 5,5 mmm… ya no valgo “pa ná“.

fiesta del pez

Las fotos de esta inmersión son de Enric, que volvió a recuperar su cámara y se nota. Además tuvo suerte y pudimos disfrutar de serviolas, dentones, barracudas, corvas, meros, bogas, castañuelas y un par de pulpos. Hubo un momento que parecía una verdadera “fiesta del pez“.
* (Lo de que Enric “tuvo suerte” es un claro intento de justificar la razón por la que sus fotos molan más que las mías :p) *

barracudas

barracudas

mero

Y mientras todo esto sucedía por allí andaba Pablo retratando los acontecimientos con un juguetito analógico y su particular visión del mundo. Lo mejor/peor fue cuando el carrete apareció por el suelo de la zodiac todo mojado y la sorpresa ha sido al ver el revelado de las imágenes. Con un procesado salado (que le digo yo) no hace falta photoshop ni filtros de Instagram para darles el precioso tratamiento que muestran. Me han encantado, otra gran obra del gran Pablo.
Nos acompañó para hacer algo de snorkel mientras nosotros bajábamos y disfrutar de los espectaculares paisajes de la zona. Aún no se ha animado a sacarse el Open Water pero creo que ya le queda poco 😉 .

fotos Pablo

fotos Pablo

fotos Pablo

fotos Pablo

A la vuelta limpiamos los equipos y los dejamos mientras charlábamos de lo que acabábamos de ver, de inmersiones por el mundo y de viajes futuros y soñados. Me encontré bastante agusto buceando con DivingMenorca, un centro pequeño y muy familiar en el que desde el primer momento te hacen sentir como en casa, tanto los instructores como los divemaster.

Las inmersiones las disfruté, no son los paisajes coralinos o los grandes bichos a los que estoy más acostumbrado (es el Mediterráneo), pero yo disfruto buceando. Si veo algo mejor, si es bonito mejor, claro, pero solo la sensación de la presión, la ingravidez y el sonido de las burbujas me relaja tanto que no necesito más.

Bueno, una birra al terminar, que no va a ser todo trabajar :p .

DivingMenorca

DivingMenorca

Si decides bucear en y te animas a hacerlo con Diving Menorca no te olvides de comentarles que vas de mi parte y tal vez haya algún descuento 😉 .

>> Todas las fotos del set de Menorca en Flickr <<

Freediving y fotografía submarina en las calas de Menorca

Dos mitades

En una semana en dudo si he pasado más tiempo dentro del agua o en tierra firme. Las aguas cristalinas y sus infinitos tonos de azul unidos al equipo de fotografía submarina de Enric acabaron provocando una obsesión casi total por retratar momentos y situaciones subacuáticas. Además de que ya hacía casi un año del curso de Freediving que hice en Koh Tao y tenía muchas ganas de volver a practicar el arte de aguantar la respiración, volver a sentir la sensación de controlar la angustias.

Eso si, Enric y su estilo “no fins” se encargaron de tirar al traste la mitad de los conocimientos que había aprendido. El tío es capaz de bajar a 20 metros sin aletas, braceando (¿que más da si los músculos necesitan oxígeno?), incluso con la cámara en la mano… total, con una sola mano se puede nadar y compensar los oídos… bueno, al menos él es capaz de hacerlo.

Flotando

Menorca es el lugar perfecto para este tipo de fotos y la práctica del , siempre hay alguna cala con una visibilidad espectacular. Lo único que hay que hacer es mirar cada mañana de donde viene el viento e ir al extremo opuesto de la isla, si el viento viene de sur, hay que ir al norte, si viene de norte, al sur… si viene de poniente, a levante y si viene de levante, a poniente. Sencillo. El viento es el culpable de la olas y estas de los fondos movidos, además de que transportan algas o medusas, lo que provoca que las calas donde sopla Eolo siempre tengan unas condiciones menos buenas para el baño.

Volando

La primera cala donde empezamos a jugar fue Binigaus, en la parte sur de la isla. La cala tiene una larga playa de arena blanca y unas aguas tranquilas y transparentes, fue mi primer contacto con un equipo profesional de foto submarina. Para el que tenga curiosidad puede ver el que usamos, está en la parte de abajo del About de 27mm.net.

Las fotos en las que no salgo yo son mías, las otras de Enric. Es una selección pequeña de algunas sesiones que hicimos durante esos días, para ver más imágenes (y mucho más guapas) en la fanpage de Facebook de 27 mm Enric va dosificando el material en píldoras diarias.

Entrando

Subiendo

Además de Binigaus estuvimos disfrutando de los fondos más rocosos de Cala Morell, entrando en la cueva submarina de agua dulce que hay en uno de los lados de la cala (son menos de 10 segundos de ) y haciendo alguna que otra bajada en las boyas, no es una linea buena para las inmersiones pero a falta de aletas buenas son tortas. La profundidad en esas zonas no superaba los 10 metros y la visibilidad a última hora de la tarde se seguía manteniendo espectacular.

Nadando

Luchando

En la foto estoy buscando un pulpo que se le escapó a Enric, por poquito nos quedamos sin cena aquella noche :p .

Volando

Subiendo

En Binigaus empezamos a jugar con las formas que crea la arena al mover el fondo y quedaron unas fotos chulas en las que parecía tomar el aspecto de un humo denso proveniente del averno.

Flotando

Magia

Emergiendo

Y yo aparezco entre medias como emergiendo de las profundidades.

Rasante

Conversando

En Cala Morell no nos aburrimos corriendo por los fondos a base de plomos minerales (llevo una piedra en las manos para que me mantenga abajo) o manteniendo animadas conversaciones con los pescados que por allí pasaban. En la foto le preguntaba si había visto al pulpo que se nos escapó un rato antes.

Andando

Bailando

Y en Cala Presili estuve haciendo un poco el ridículo con unas poses de Break dance durante la sesión que le hacía Enric a Coco y Roxy, 2 coreógrafas holandesas que hacían de modelos subacuáticas por un día. Al final hasta se animaron a posar conmigo.

La visibilidad en algunos puntos de esta cala no era tan espectacular como en Binigaus pero el enclave que tiene en mitad del Parque natural de s’Albufera des Grau es increíble. Es justo la cala que hay al lado de Playa Tortuga y aunque tienen un acceso algo más complicado y largo que otras calas de la isla merece totalmente la pena el camino.

Bailando

He querido publicar el post antes de que Enric terminase de procesar sus fotos para no tener condicionamiento alguno a la hora de tratarlas. Me va a gustar ver su punto de vista de las mismas sesiones, su tratamiento del color es bastante distinto al que yo suelo hacer y esto provoca que las mismas fotos parezcan otras según quien las procese.

Aunque solo los días que pasé allí viendo como trabaja bastaron para condicionar parte de mis procesados, además de la influencia de Pablo, que es otro crack en el tratamiento de la imagen.
Influencia que se ve claramente en las imágenes que he elegido para abrir y cerrar el post, un homenaje a una sesión que hicieron juntos dos años antes para un editorial de la revista Ling.

Media mitad

>> Todo el set de Menorca en Flickr <<

Unos días de buceo y relax en Aqaba Adventure Divers (Jordania)

Aqaba Adventure Divers

es una ciudad bastante turística y algo decrépita rodeada de un lado por un desierto de paisaje “marciano” e insondable y de otro lado por un mar de aguas claras repleto de coral. A los 10 minutos de estar en la ciudad empiezas a pensar que la belleza de la zona debe estar bajo el agua porque queda claro que no reside en el exterior.

Fueron casi 5 horas desde Ammán con Jett (8 JD), salí por la tarde y llegué a eso de las 9 de la noche. Mi idea era bucear y poco más, tenía la reserva con Aqaba Adventure Divers para el día siguiente y decidí buscar algún lugar barato donde pasar la noche en Aqaba. Lo encontré en la zona centro, habitación con baño compartido por algo menos de 7 euros. Salí a pasear un rato y buscar algo de cenar y en cuanto descubrí que estaba en la Torrevieja del mundo árabe volví para el “antro” a descansar que al día siguiente tocaba bucear.

Aqaba Adventure Divers

Aqaba Adventure Divers se encuentra en South Beach, a 10 minutos en taxi (pagué 8 JD pero el precio real son 5) de la ciudad, en una zona bastante tranquila en mitad del desierto rocoso que la rodea.
Mi huida del “antro” de Aqaba hizo que llegase bastante temprano, poco antes de las 8 am, tampoco demasiado para un centro de … bueno, depende del centro. Aquí llegó mi primera sorpresa, me tocó esperar fuera casi una hora, y es que el ambiente relajado del resort se extiende a todas sus actividades, en Adventure Divers uno no madruga, uno no se estresa, allí se disfruta, es el lugar para el relax.
Esto lo descubrí con tiempo y las explicaciones de la segunda sorpresa: Carmen. Cuando escuché pasos dentro empecé a hacer ruido para ver si se daban cuenta que estaba fuera. Entonces alguien se acerco y me dijo que entrase por la zona de equipos.
A los 2 minutos hablando nuestros acentos nos delataron… o igual solo hizo falta el “jelou“.
Carmen es instructora y llevaba un par de meses trabajando allí. Me explicó el funcionamiento, me enseñó las instalaciones y nos pusimos a desayunar.

Aqaba Adventure Divers

A eso de las 9 de la mañana apareció Talal, el manager del centro. Lo primero que me dijo después de las presentaciones es que no había prisa. Acomodé mis cosas en la habitación y preparamos mi equipo de buceo mientras aparecían los primeros huéspedes y clientes. Todo con calma, cada uno a su ritmo, charlando como si se conociesen de toda la vida y moviéndose por el resort “como Pedro por su casa“.

Aqaba Adventure Divers

Aqaba Adventure Divers

El material del que disponen está muy bien cuidado, las instalaciones son amplias y cómodas y la habitación tenía tele, agua caliente, aire acondicionado y ¡¡taza del water!!. Si, para vosotros es normal pero el de la noche anterior y el alojamiento en Wadi Rum (después de Aqaba) no tenían ninguno de estos “lujos”…. y digo NINGUNO.

Respecto al buceo, el resort se encuentra situado cerca de la playa pero usan unos jeeps para llevar a los submarinistas y los equipos hasta los distintos divesites. El acceso a casi todos ellos es a pie desde la orilla, para los más lejanos también disponen de barco. Como podéis ver 2 fotos más arriba el centro cubre 24 sitios de buceo en la costa de Aqaba y alguno más en zona egipcia que no aparece en el mapa. La forma de decidir donde se sale es más bien asamblearia… ¿donde queréis ir?.

La elección para la primera salida fueron Black Rock y Gorgon II, perfectas para una primera toma de contacto con El Rojo. El grupo los formábamos Marc, Roni, Robert (Líbano) y yo.
Como ya os he comentado las entradas se hacen directamente desde la playa y las condiciones generalmente son buenas, no hay corrientes, la temperatura durante todo el año no baja de 20-22º y llega hasta los 28º, la visibilidad suele ser buena y es uno de los arrecifes (junto con el de Suez) más septentrionales del planeta.
En cuestiones de coral es de lo más bonito que he visto, los paisajes son increíbles, eso si… no es Egipto. Al ser el único punto de buceo y playa en no es un lugar “tranquilo y solitario” pero tampoco es agobiante. Eso si, las playas y la zona cercana a la orilla no están demasiado limpias debido a la cantidad de turismo playero. Los centros de buceo hacen salidas de limpieza e intentan mantener cuidados los fondos. Son iniciativas totalmente privadas ya que la ayuda del gobierno jordano para mantener la costa libre de basura es bastante escasa.

Mar Rojo

La primera inmersión (Black Rock) fueron 37 minutos a una profundidad máxima de 30 metros. Mi primer contacto con el Rojo y sus gélidas aguas. Venía acostumbrado a los 28-29º de y estar a 25º casi me produce hipotermia… si, vale, exagero, pero acabé metiéndome con un 2 mm corto encima de uno de 3 mm largo. Soy así de friolero.
Vimos, entre otras cosas: banded shrimp, morenas, un seamood y mucho coral. Empezaba a animarme.

La segunda fue Gorgon II. 42 minutos a 21,6 metros. La media de tiempo por inmersión es de 40 minutos, supongo que todos los centros en Aqaba trabajan con los mismos tiempos pero yo eché en falta unos buceos un poco más largos.
Esta vez me quede contento con mi primer stonefish. Nada más empezar estaba en mitad de la arena sobre los 5 metros de profundidad.

Mar Rojo

Mar Rojo

Al volver de las 2 primeras inmersiones comimos y Talal me preguntó que me apetecía ver por la tarde y la verdad es que lo único que me apetecía ver era una ducha de agua caliente para quitarme el frío del cuerpo. Así dejamos los buceos para la mañana siguiente, me esperaba otra sorpresa.

Mar Rojo

Fue la tercera, llegaban 3 biólogos marinos israelíes desde Eilat (justo en frente) y habían alquilado el barco para que les llevase a hacer unas inmersiones concretas, Talal me propuso unirme a esa expedición y no lo dudé un momento. Hicimos Power Station y First Bay South Reef.

Power Station es uno de los puntos más espectaculares de Aqaba. Un muro de coral vivo de hasta 200 metros de profundidad en el que vimos boxfish, scorpion fish, alguna escuela de fusileros, gambas, morenas… Estuvimos 41 minutos y llegamos a una profundidad máxima de 33 metros. Es un muro precioso.

First Bay South Reef fue menos espectacular aunque bastante bonita también. Los corales de toda la zona son increíbles y con alguna morena y el bosque de anguilas que nos encontramos me di por satisfecho.

Tuve la suerte de bucear con estos 3 biólogos marinos y fue un extra importante a la hora de disfrutar las inmersiones. Me explicaron como es el Rojo, que es lo más común y porque, me hablaron del deterioro del coral por la acción del hombre, de lo mal que está la parte israelí del golfo (en cuanto a buceo) y me enseñaron un montón de endemismos y peculiaridades de la zona.

Mar Rojo

Mar Rojo

Para el tercer día me reservaban una de las más esperadas por mi: Wreck of the “Cedar Pride”. Un barco hundido que se encuentra entre los 15 y 30 metros de profundidad. El barco, libanés de origen español, sufrió un incendio y quedó varado en el puerto de Aqaba. Trás varias deliberaciones el Rey en persona dio la autorización para hundirlo y transformarlo en arrecife artificial para disfrute de los buceadores. De esto hace ya unos 20 años. Ahora el pecio es una atracción muy interesante en la zona. La vida submarina se ha hecho con el barco y su visita no tiene desperdicio.

Mar Rojo

Mar Rojo

Mar Rojo

Estuvimos 41 minutos y llegamos a los 24 metros de profundidad. En el camino hacia el barco vimos un pulpo y algún scorpion fish y una vez en el barco lo que más me gustó fue la posibilidad de ver las cámaras de aire que se han formado dentro. Hay una en la que llegué a quitarme el regulador para respirar ese aire “impuro“, jeje, pero dejé unos cuantos bares antes de irme para el siguiente que llegase. Penetrar algunos rincones del pecio es algo espectacular y para despedirnos, cuando ya nos marchábamos giré la cabeza para echar un último vistazo y me encontré con la “señora tortuga verde” que aparece en este vídeo. Volví para acercarme y le debí resultar curioso porque me permitió estar un rato con ella.

La última inmersión en Aqaba fue Japanese Garden, un impresionante bosque de coral como no había visto antes. 44 minutos a menos de 20 metros fueron el colofón perfecto a mi paso por las profundidades jordanas.

Aqaba Adventure Divers

Pero bucear no es todo lo que hacía en Aqaba Adventure Divers. Las tardes fueron para charlar distendidamente sobre el buceo de la zona, sobre el buceo mundial (con Carmen, Talal y el resto de buceadores que por allí pasaban), para relajarse en la piscina, echarse un rato la siesta o navegar por internet buscando info del próximo destino.
Las instalaciones son perfectas para “no hacer nada” y disfrutar.

Aqaba Adventure Divers

Aqaba Adventure Divers

Aqaba Adventure Divers

Y en la foto de abajo podéis ver el lugar donde pasábamos las noches entre botellas de Chivas, Tanqueray y Cacique 500. Los culpables: Marc, Roni y Robert, el grupo de libaneses llegaron surtidos de casa (al parecer en Líbano el alcohol es barato) y se encargaron de proveer a los sedientos.
La segunda noche hubo momentos especiales cuando por culpa del alcohol (o gracias a él) el grupo libanés y el israelí (los biólogos) se fundían en abrazos olvidando lo que sus respectivos países opinan del otro. Enemigos en la batalla, iguales ante un buen whisky. Que absurdo llega a ser el mundo cuando obvias a las personas y lo dejas en manos de políticos.

Aqaba Adventure Divers

Aqaba Adventure Divers

El grupo libanés eran clientes fieles y para su despedida Talal preparó un espectacular Mansaf del que pudimos disfrutar todos los huéspedes del hotel.

Aqaba Adventure Divers

Así fueron mis días en Aqaba. En un ambiente inmejorable, en un lugar especial y disfrutando de un buceo espectacular. Por si fuera poco Talal se puso en contacto con su amigo beduino Atallah para que me recibiese en Wadi Rum… Atalláh fue más allá. Me vino a recoger y me acabó alojando en su casa. Pero esto lo dejamos para el siguiente post.

Respecto a los precios de Aqaba Adventure Divers lo mejor es escribir a Talal de mi parte (en inglés) y seguramente os haga un descuento: info@aqaba-diving.com.

¡ATENCIÓN!. Si tu presupuesto es ajustado y aún así quieres bucear no hay problema, para dormir barato dejan la opción de quedarse en la azotea y usar los servicios del centro (baños, duchas…). El coste es de 7 JD incluyendo desayuno. Yo no desechaba la opción, la foto de abajo es de las espectaculares vistas de la “habitación“.

Aqaba Adventure Divers

Buceando en El Rojo con Aqaba Adventure Divers (Jordania) / Foto de la semana

Diving in "The Red"

La primera vez que me sumerjo en las aguas del ha sido en el Golfo de , en , y tengo que decir que sus aguas me han impresionado. No solo por la temperatura de las mismas y la impresión que causa la entrada en ellas, son 25º, suficiente para provocar síntomas de congelación en mi poco acostumbrado organismo, ha sido principalmente por las formaciones coralinas y la vida que hay en ellas.

Por ahora llevo 4 inmersiones con Aqaba Adventure Divers, un resort de situado en la playa sur de la ciudad de Aqaba y en mitad del desierto rocoso que rodea toda la zona, asemejando los paisajes más al planeta Marte que a nada que haya visto antes (tampoco es que haya visto Marte :p). Por momentos parece que esté metido en la película Desafío Total, pero la original, no el remake “de mierda” que he leído que acaban de sacar.

Hoy tendré las últimas 2 inmersiones antes de partir mañana para Petra, otro de esos lugares mágicos que tiene este país, Jordania.

De las inmersiones ya daré más detalles en sucesivos posts, por ahora solo os muestro la foto de la semana, es Aviad, uno de mis “buddys” de ayer mientras buceaba en mitad del Rojo… digo… del Azul… en Power Station, un “dive site” precioso con un muro de coral blando que no tiene fin… ni te cansarás de recorrer.

La foto está tratada en photoshop, por supuesto el Mar Rojo de rojo no tiene nada más que el nombre. Si quieres saber un poco más de la etimología y sus razones lo mejor es visitar la fuente de la que todo mama en internet: Wikipedia.

Freediving (Apnea): aguantando la respiración en Koh Tao – Tailandia

Freediving

El término (o ) proviene del griego “Apnoia” y significa “suspensión voluntaria del acto respiratorio”. Es la proto-técnica del , la primera forma que tuvo el hombre (y muchos otros mamíferos) de descubrir y poder interactuar con el mundo submarino.

A pesar de que los periodos de tiempo que se puede permanecer en el agua son mucho más cortos que con el buceo autónomo (scuba) la sensación es bastante más fuerte, la ausencia de “burbujas” y no llevar equipo de buceo (chaleco, botella, regulador) hacen sentir que la unión con el “gran azul” y la vida que hay en él es aún mayor.

I´m a superhero

Freediving

En Filipinas estuve practicando algo de freediving en El Nido pero en cuanto llegué a decidí hacer un curso sobre el tema para aprender de verdad como sumergirme durante el mayor tiempo posible con una sola respiración. Miré varias opciones, tanto centros como métodos, y me dencanté por el Nivel 1 de SSI en la escuela Álvaro Diving.

Los precios de los cursos los tienen detallados en su web, el Nivel 1 tiene un coste de 5.500 Bth (140 €) por 2 días de curso, el resto son un poco más caros pero me estoy planteando dar el paso al Nivel 2 y seguir avanzando en esta disciplina del buceo.
En este primer nivel el objetivo es alcanzar los 20 metros de profundidad con una sola respiración en un buceo controlado, además de superar el minuto y medio de apnea estática fuera del agua.

Parece mucho, ¿no?, pues imaginad los nervios el primer día, y eso que mi instructor fue Sebas, que ya le conocía y como tenía algo de confianza pude freírle a preguntas los días antes de empezar.

Freediving

Freediving

Las técnicas para mejorar las habilidades referentes a la apnea se basan en la relajación y en controlar la respiración a base de ciclos para oxigenar el cuerpo y que, mediante una técnica  depurada en la entrada y salida del agua, los niveles de CO2 aumenten lo “menos rápido” posible. El curso además incluye una parte teórica sobre el freediving, en la que te hablan sobre el equipo necesario, los cambios fisiológicos que sufre el cuerpo durante las inmersiones, el medio submarino y la interactuación con el mismo.
Cuando terminas con el libro y las clases hay un examen sencillo y además del requerimiento respecto a la profundidad que tienes que alcanzar, para hacerte con el “carnet de freediver” solo hay que superar un pequeño curso de rescate básico en el que te enseñan a reaccionar en caso de sufrir uno de los accidentes más comunes de esta práctica del buceo, el blackout.
A pesar de ser un deporte con un cierto porcentaje de riesgo es bastante seguro si sigues los “estandares”, las normas básicas y nunca lo practicas solo.

Freediving

Freediving

Respecto a las inmersiones, después de pasar un tiempo relajando y siguiendo ciclos de respiraciones guiadas en el centro de buceo cogíamos el equipo (máscara, tubo, neopreno, aletas y pesos) para ir al barco que nos llevaba a la zona. Los únicos requerimientos del lugar son la profundidad necesaria, que no haya corriente y una boya con una cuerda para el descenso (tiene que estar anclado a algo fijo).
La primera técnica que se practica es el “free descent” que se basa en usar la cuerda para guiar el descenso y el ascenso, después se pasa al “peso constante” en el que tanto el descenso como el ascenso se realizan sin ayuda exterior, vamos, toca aletear, además de aprender la entrada al agua (duck dive).

Freediving

Freediving

Algo fundamental para la práctica del freediving es la capacidad para compensar los oídos, son descensos relativamente rápidos y hace falta que la compensación se realice sin problemas. Yo por suerte tengo facilidad para compensar y pude centrarme en otros “handicaps” que me parecieron más complejos, por poner un ejemplo sencillo: la lucha contra uno mismo.

Freediving

Freediving

Es una de las sensaciones más fuertes que tenemos y hasta ahora no había sido consciente de ello, las ganas de respirar…. capaces de apagar el cerebro, de empujarte al “pánico”, de potenciar los instintos, acaban llegando a ser controlables, acabas pudiendo jugar con ellas, con los impulsos neuronales que nos hacen creer que necesitamos aire de inmediato. Entonces te das cuenta que puedes superar al cerebro, que eres capaz de vencer los miedos, al menos ese, y cada descenso se transforma en un juego, en un alarde de superioridad respecto a tu mente que se hace público en el mismo momento que sacas la cabeza del agua representado en forma de sonrisa.
Cada vez que haces un freedive la adición se hace más fuerte, pocos deportes he practicado que provoquen en tan poco tiempo un afán de superación tan grande, que potencien la capacidad para luchar contra uno mismo y que tornen los miedos en ansias y las angustias en minucias.

Freediving

Freediving

Freediving

Freediving

Freediving

Freediving

No me ha resultado sencillo, pero tampoco complicado, tal vez sea la razón de este pique que tengo para mejorar mis marcas: llegué a 18 metros en 01:35 minutos y 02:05 en apnea estática.
Hacía tiempo que no le plantaba cara a un miedo de forma tan directa, que no racionalizaba los impulsos hasta llegar a poder acariciarlos como si fuesen perritos falderos. Y no hablo de miedos antiguos, o traumas no superados, hablo de la sensación que se apodera de mi cada vez que estoy respirando en la superficie antes de una inmersión de freediving, ese miedo a superar los límites que nos autoimponemos. Y digo nos “autoimponemos” porque los seres humanos tenemos, al igual que los delfines, las focas y los cetáceos, un reflejo que reacciona al entrar en el agua y que se denomina: “reflejo mamario mamifero”. Esta reacción  provoca cambios fisiológicos en nuestro organismo para adaptarnos a la imposibilidad de respirar. Me pareció muy curioso que aún mantengamos esa capacidad a pesar del tiempo que hace que los humanos somos animales terrestres. Una de las muchas curiosidades que aprendí con la apnea.

Freediving

Freediving

Una vez terminado el curso he seguido haciendo “fundives” en Álvaro Diving, con Sebas, mi instructor, un verdadero crack del freediving y un tipo cojonudo “sin un pelo de tonto”, y con Joseba, otro de los instructores de Álvaro, otro crack que proviene de la pesca submarina con más de 20 años recorriendo las profundidades de Koh Tao. En estos “fundives” pude seguir aprendiendo un montón, disfrutando mucho más y, lo mejor, pude hacer las fotos que ilustran el post, porque, para ser sincero, no me atreví ni a bajar la cámara mientras hacía el curso ni a dejar que Sebas se despistase un segundo de mi para intentar retratarme en mis primeros freedives.

Freediving

Álvaro Diving

La verdad es que me he sentido muy agusto en Álvaro, está en una zona tranquila de Chalok, tiene una zona común para clases y ratos muertos bastante cómoda y con unas vistas inmejorables:

Álvaro Diving

Chalok Baan Kao

Y con Sebas, mi mentor en el freediving, la relación se ha tornado en amistad y estoy seguro de que acabaremos volviendo a darle caña juntos en cualquier lugar del mundo, que quiero seguir controlando las ganas de respirar.

Con Sebas

——————————————-

El vídeo lo grabamos Sebas y yo en Tanote Bay, bajando hasta un catamarán hundido que está sobre los 16 metros. Yo ya “casi” soy capaz de hacer lo mismo que él se marca :p .

Freediving

Freediving

>> Todas las fotos del set de freediving en Flickr <<

De “fotógrafo submarino” en Koh Tao (Tailandia) / Foto de la semana

Mero gigante

La foto de esta semana es de ayer en Shark Island, estuve de “fotógrafo submarino” para IHASIA capturando los mejores momentos de las 2 últimas inmersiones del curso de Open Water de Esti y Jon.

Llevaba casi un mes sin meterme al agua con botella y me ayudó a quitarme un poco el mono.

La inmersión estuvo muy entretenida, vi por primera vez una cobia, nos encontramos algunos batfish, una raya de puntos azules y el impresionante mero de la foto que nos regaló un rato nadando a nuestro lado… entre otras muchas cosas.

Ya me queda poco en y no se si dará tiempo a muchas más inmersiones, si las 2 que hice ayer fueron las últimas (por el momento) creo que no ha sido una mala despedida submarina.