Posts Tagged ‘egipto’

Manshiyat Naser, la Ciudad de la Basura en El Cairo – Egipto

martes, noviembre 29th, 2011

Panoramica

El último día en Tina me propuso que podíamos hacer 2 cosas, ir a la Ciudad de los Muertos, un “cementerio” gigante en el que hay gente viviendo dentro y “compartiendo casa” con las tumbas de sus familiares, o ir a la , un barrio de El convertido en “basurero” en el que los que allí viven “comparten casa” con toneladas de basura.

Me resultó más interesante la segunda opción y es la que al final hicimos, aunque antes visitamos la mezquita de al-Rifaíi, que nos quedó pendiente el primer día.

Desde la mezquita tomamos un taxi hasta el barrio de Manshiyat Naser. Llegamos a la parte más alta de esta “Ciudad de la basura” para visitar la mayor Iglesia Ortodoxa Copta de todo Oriente Medio y coincidió con una fiesta en la que cebraban, según nos dijeron, el día de “No te arrepientas”. Un nombre curioso para una fiesta cristiana, debe ser que ese día, o no hacían nada de lo que tener que arrepentirse, o que tenían manga ancha para hacer lo que quisiesen sin tener que arrepentirse.

Jugando

La iglesia está excavada en la montaña Mukhatam, con figuras e imágenes talladas en la misma. Cuenta la leyenda que esa montaña estaba situada en el centro de la ciudad y que en el siglo X el califa Al Muzz li Din Allah amenazó con matar a todos los cristianos si no la conseguían mover fuera de la ciudad. La forma de hacerlo fue unir sus plegarias y rezos hasta conseguir que la montaña se desplazase al lugar en el que se encuentra ahora.
Normal que luego digan que la fe mueve montañas.

De fiesta

Es una iglesia cristiana porque la mayoría de los habitantes de esta ciudad de la basura son Coptos, esto es, egipcios cristianos. El significado de copto en árabe antiguo es “egipcio”, ya que los primeros egipcios no fueron musulmanes sino cristianos.

Con el tiempo la población copta acabó siendo minoría en y ante la falta de oportunidades, y que no había un sistema público de tratamiento de basuras en El Cairo que funcionase bien, decidieron unirse y montar su propio sistema. De esto hace ya más de 100 años y a día de hoy todavía se dedican a recoger la basura de casi toda la ciudad para llevarla a su barrio y tratarla allí.

Panoramica

En principio pasear por este lugar puede parecer caótico pero cuando descubres que todo tiene su orden y que consiguen separar y reciclar hasta el 80% de la basura que entra, entonces la idea cambia. Cada calle o zona se divide en el tratamiento de diversos residuos y si te fijas ves que los grandes sacos apilados por todas partes son en unos sitos solo de plástico, otros de papel, de vidrio o de materia orgánica.

Detalles

Al igual que los edificios, que no todo son casas, como podéis observar en la foto cada planta tiene una utilidad, algunas se usan de corral para los animales, otras para acumular la basura separada y otras son las viviendas.

Estas primeras fotos son desde la azotea de uno de los edificios que hay frente a la iglesia, Tina me llevó para que pudiese hacerme una idea de lo que íbamos a recorrer y explicarme lo que nos encontraríamos.

Vistas

Detalles

Cuando andas por esas calles si no tienes claro lo que estas visitando puedes confundirte bastante, entre el olor, la suciedad y la cantidad de basura que hay por todos lados parece una zona muy pobre, las ropas de la gente están bastante sucias y viejas, pero claro, es que trabajan con basura, eso no significa que no puedan tener una vida normal, que recoger basura es una manera tan digna como cualquier otra de ganarse la vida. Yo es que, contradiciendo a Marx, pienso que no es el trabajo el que dignifica a la persona sino la persona la que dignifica un trabajo.

Sacos

La vida

Mirada

Y allí puedes verlo con total claridad, están orgullosos de su forma de vida, todo son sonrisas y ganas de enseñarte su trabajo, su barrio y su cultura. En el vídeo que colgué en un post anterior puede verse como es una de las calles principales, por las que puedes pasear sin ningún problema.

En un momento dado decidimos adentrarnos un poco por las callejuelas menos transitadas y no tardamos mucho en tener que salir de allí… pero por la cantidad de niños y adultos que nos seguían al grito de “sora”, que significa “foto” en árabe. Estaban encantados de tenernos allí y nos enseñaban y señalaban cualquier curiosidad para que la fotografiásemos.

Trabajando

Sora!

Sora!

Hice todo el trayecto con la cámara en la mano y solo sentí que peligraba cuando los niños se me colgaban del cuello y las rastas emocionados para poder ver las fotos que les estaba haciendo.

Continuamos bajando hasta llegar a una calle ancha en la que pudimos tomar una minivan que nos llevase de nuevo al centro y disfrutar de un precioso atardecer.

Atardecer

Antes de irme para el aeropuerto aún tuve tiempo de hacer unas últimas fotos de El desde el puente de Kasr Al Nile, cenar algo cerca de Tahrir y tomar una cerveza rápida con Jose Lourido, que acababa de llegar a la ciudad procedente de Jordania.

Una pena que no diese tiempo a más. La verdad es que esos 4 días en El Cairo me supieron a poco, lo comento casi en cada post pero es que tengo claro que voy a volver y conocer Egipto de verdad, no solo de refilón y corriendo, que 4 días no son nada y menos en un momento tan interesante como el que están viviendo, en el que, a pesar de la violencia, parece que al fin los peones van a vencer al rey:

Los peones ganan...

La foto es un graffity que encontré en los alrededores de la plaza de la libertad (Tahrir).

Por último quiero dar las gracias a Tina por lo bien que me trató allí, a toda su gente, a Marie y Sergi (sus compañeros de piso), por alojarme, ayudarme, guiarme y por todo. ¡GRACIAS!

Y si queréis saber como avanzan los acontecimientos y los cambios que está viviendo Egipto no dudéis en visitar el blog de Sergi, que es periodista y está cubriendo el tema bastante bien en su: Tahrir Café.

>>Aquí puedes ver el set con todas las fotos de El Cairo<<

Adelanto del paseo por la Ciudad de la Basura en El Cairo (Egipto)

martes, noviembre 22nd, 2011

Este es un pequeño adelanto del post que tengo que escribir sobre la visita a la en . El vídeo lo subí desde Bangkok antes de salir, “por si las moscas“… y las moscas han sido y están. Internet en Myanmar va tan mal como esperaba o peor, hoy en Mandalay al fin puedo permitirme escribir estas líneas para confirmar que sigo vivo y “coleando” poco, jejeje.

He querido escribir este post porque acabo de ver las noticias (llevo unos días desconectado) sobre lo que esta ocurriendo de nuevo en … le deseo muchos ánimos y mi más sincero apoyo a todo el pueblo egipcio, una gente increíble que no merece lo que le esta pasando.
Estoy en Mandalay (Myanmar) y si agudizo bien el oído puedo escuchar los gritos desde Tahrir, los de rabia e indignación ante la burla del proceso “democrático” que intenta imponerles una junta militar salida de los restos que dejo Mubarak, sin ganas de cambiar y si de reprimir. Una junta que no ha aprendido que la represión nunca vencerá a los sueños, y menos si esos sueños son de libertad.

Hace meses, cuando pensé que Sol era nuestro Tahrir, leí allí en un cartel: “Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir“, el pueblo egipcio ha decidido no dejar dormir a los militares de la junta, ha decidido seguir soñando, y yo voy a soñar con ellos.

También leyendo las noticias he visto que el pueblo español, al contrario que el egipcio, ha decidido dormir en vez de soñar.

España se duerme en el camino hacia una verdadera democracia dando el poder al único partido que no ha presentado un programa, dando el poder a un pelele que no ha dicho ni que piensa hacer con el país. Si se pueden ganar unas elecciones sin haber hecho méritos para ello creo que hay algo mal en la base de nuestro sistema.

Por no hablar de la vergüenza de ley electoral que rige nuestras elecciones, empezando porque pedí el voto por correo el primer día que se podía y me fuí sin haber recibido absolutamente nada para ejercer mi “supuesto” derecho.
Yo  pensaba que votar es un derecho… ahora tengo claro que seguro no es un “izquierdo“.

(Este post está escrito desde Myanmar, con un teclado sin tildes y corregido en gmail para ver si las “Erratas” abandonan el barco, aunque no las tengo todas conmigo. En este post solo expreso mi opinión, por eso de que es mi blog, no te enfades conmigo si piensas distinto, mejor plantéate que, si te gusta leer mis aventuras viajeras, ya tengo excusa para no volver en 4 años.)

Visitando las Piramides de Gizeh en El Cairo como una “Rock&Roll Star” – Egipto

jueves, noviembre 17th, 2011

Keops, Kefrén y Micerinos...

No se ni como empezar este post, solo viendo las fotos vuelvo a recrear las sensaciones que tuve allí, en ese lugar mágico en el que puedes sentir que viajas miles de años en el tiempo para situarte en momentos perdidos de la historia.
Cuando llegué a Gizeh fue como si el corazón se me encogiese y me hiciese sentir pequeño (si, grande no soy, ya lo se :p) ante una de las mayores obras creadas por el ser humano, no solo por su magnitud, sobre todo porque 4000 años después de que empezasen a construirlas no acaba de quedar claro como pudieron hacerlo, como fueron capaces de semejante creación con los instrumentos de los que disponían.
Alejado de ellas, perdido en el desierto contemplándolas a lo lejos los pensamientos viajan y se entrecruzan, como si el cerebro necesitase entenderlo todo para poder disfrutarlo. Tarde un buen rato en ser consciente de que no hace falta entender todo para poder disfrutarlo porque las respuestas a las preguntas que nos hacemos tal vez no existan o nunca lleguemos a tenerlas.

La gran Esfinge

Los nervios comenzaron el día antes, leyendo sobre ellas y buscando la mejor forma de llegar sin ser timado por conductores y guias, fue más fácil de lo que pensaba, solo tuve que ir a la estación de buses de Tahrir y tomar el primer autobús “to the piramids” justo en frente del Hotel Ramsés Hilton. En un momento dado, mientras avanzaba absorto en mis pensamientos el conductor paró y me dijo: “the piramids”, y al fondo, a lo lejos, entre los edificios, pude adivinar como sobresalían los picos de estos mastodontes de piedra. Ahí empezó todo y se acabaron los nervios, las tenía delante mía.
Caminé los 800 metros que me separaban de la entrada esquivando supuestos guías que intentan convencerte de que la entrada es por otro sitio, llegué a la puerta, compré la entrada (100 libras egipcias) solo para la explanada y preferí esperar para decidir si entraría en alguna, tanto por precio como por el tiempo que quería dedicarle a las vistas exteriores.
Una vez dentro te siguen pidiendo el ticket timadores de todo tipo intentando hacer creer que forman parte de la organización, es todo falso, no necesitas guía, no tienes que darle tu ticket a nadie aunque los mismos policías turísticos se hagan los despistados mientras intentan timarte… luego toca una pequeña lucha con los dueños de camellos y caballos hasta que consigues abstraerte de todo y disfrutar del lugar donde te encuentras. No es fácil que estos “pesados” te dejen en paz, sobre todo cuando no tienen suficientes turistas a los que dar la plasta.

You wanna ride?? :p

A mi lo más que me sacaron fue un boli, no pensaba pagar por nada y menos por las fotos.
Caminé durante horas recorriendo la necrópolis, disfrutando como podía de aquella maravilla, disfrutando de Keops, de Kefrén y Micerinos, intentando entender como aquellos faraones, aquellos “simples hombres” decidieron embarcarse en unas obras de tal envergadura dispuestos a morir antes de ver terminadas sus propias tumbas, sus obras magnas.

En la busca

FishEyePiramid

Una de las cosas que las hacen incluso más atractivas es la situación en la que están enclavadas, en medio del desierto, y otra es la situación en la que fue enclavada, al lado de las pirámides. Las vistas de la ciudad desde la explanada aumenta el sobrecogimiento que produce todo aquello dotando al momento de mucha más magia.

Gizeh...

Gizeh...

Detalle
Y luego los detalles, puedes ver el lugar en una visión panorámica y sobrecogedora pero acercarte a ver y tocar las piedras con las que las construyeron, las uniones de las mismas, provoca la mayor sensación de involución del género humano que nunca he experimentado, ¿como pudieron hacer aquello hace 4000 años?, ¿como consiguieron esas uniones?, ¿esas juntas?, ¿llegaremos alguna vez a poder hacer algo semejante?.

No quise pagar un guía, aunque creo que tampoco hubiese resuelto mis dudas, principalmente porque estando solo me salía demasiado caro, pero creo que en un viaje en grupo puede ser algo bastante interesante, me falto alguien a quien contar todas las preguntas que no paraban de brotar en mi cabeza.

Detalle...

Y en referencia al título del post, antes he dicho que estuve: “disfrutando como podía“, y es porque durante esos días y debido a las revueltas el turismo era escaso… el turismo occidental quiero decir. Llegue temprano y estaba casi solo pero poco a poco la explanada se fue llenando de turistas… árabes, y es la razón por la que de pronto me vi convertido en una “Rock&Roll Star“.
Ya me estaba ocurriendo en El en los días anteriores, a los egipcios les llamaba mucho la atención mi aspecto, supongo que las rastas, los pendientes, tatuajes… y me paraban por la calle, me tocaban el pelo, además del “Wellcome to Egipt” continuo no paraba de escuchar risas, sentir miradas de curiosidad pero fue en las pirámides, donde ellos también eras turistas, cuando decidideron soltarse y mostrarme abiertamente su curiosidad… y esto fue parándome cada 20 pasos para preguntarme si podían hacerse una foto conmigo, o estar un rato a mi lado, presentarme a sus amigos, a su familia… creo que pude hacerme fotos con más de 100 personas esa mañana, no podía sentarme a comer sin que alguien viniese a decirme algo, ya no camelleros, TODO EL MUNDO.

Loquillo cantaba aquello de: “Uhu, uhu, uhu, nena, voy a ser una “r’n’r star“… y yo puedo decir que lo fui, al menos por un día. Aquí pongo algunas de las fotos que yo también me tomé con ellos, que luego dice Clara que no salgo en el blog, estas van para ella 😉 .

RockStar...

RockStar...

Tuve momentos de bastante agobio escuchando a gritos el nombre de “Marco” allá por donde pasaba, y diréis… ¿Marco?, si, es que cuando me preguntaban el nombre y decía Pak me miraban con cara rara, entonces decía “Paco” y al momento todos decían “ah, Marco, OK, nice hair!!“… y así me quedé con este nuevo nombre de artista, en Gizeh soy Marco, el Rock&Roll Star…

Hubo un momento bajando a ver la gran Esfinge en el que más de 20 niños me rodeaban al grito de: ¡Marco sora!, ¡Marco sora!, ¡Marco sora!… (sora significa foto en árabe)… y yo corriendo como alma que lleva el diablo hasta que de vez en cuando algún señor de buena voluntad les pegaba un berrido en arabe, algo que debía significar: “Niños, ¡copón!, ¡¡dejad al guiri en paz!!“, y así conseguía algunos momentos de calma, pero de esa calma que precede a la tormenta.

RockStar...

Y cuando no pude más decidí marchar para visitar el Museo de El Cairo, y me acompañaron los 20 minutos de caminata hasta el autobús continuando con su cantinela de “Marco sora“… que le vamos a hacer.

En la ciudad....

Al final llegué al museo y me encontré con lo mismo, masas de turistas egipcios esperando para entrar y mirando curiosos mis pintas, no me atreví esta vez y decidí que volvería a El Cairo y a para ver todo lo que me faltaba de ese gran país, que 4 días no son muchos y prefiero hacer las cosas sin prisas. Eso si, vuelvo sin rastas, me quito los pendientes y me tapo los tatuajes, a ver si puedo pasar desapercibido, vamos, como cualquier otro turista y no como la estrella del Rock que fui durante mis 4 días en El Cairo.
De camino a casa paré un momento en la plaza que fue símbolo de la revolución del país, Midan Tahrir, la que inspiró la Acampada Sol, la de Wall Street y extendió por el mundo un aire de que el cambio es posible, de que los pueblos somos los que tenemos que gobernarnos sin supeditarnos a jefes militares, políticos, reyes o faraones… que las pirámides las construyeron hombres libres y no esclavos, por eso han llegado a ser lo que son, la única maravilla del mundo antiguo que sigue en pie… a ver si como hombres libres, como mujeres libres, conseguimos construir una democracia verdadera en el mundo, no supeditada a los faraones que gobiernan nuestros países y manejan nuestros bancos, esa será la única manera de que esa otra maravilla del hombre (la democracia) se mantenga en pie por miles de años.

Midan Tahrir... la plaza de la revolución.

Otra que va para Clara, yo con la plaza Tahrir de fondo poco antes del atardecer.

 >> El set completo con las fotos de las pirámides <<

Paseo en Faluka… navegando El Nilo – Egipto

miércoles, noviembre 16th, 2011

Paseo en Faluka

¿Quien no ha soñado alguna vez con navegar uno de los ríos más representativos y literarios del mundo árabe?. Yo por supuesto he sido uno de ellos, era una de las cosas que más me atraía cuando me decidí a visitar El .
Y tuve la posibilidad de hacerlo, como tiene que ser, en , unos barcos de vela de 3 mástiles con velas triangulares, las naves tradicionales que surcan las aguas de El en su recorrido por .

Para ello nos aprovisionamos bien (cerveza, bakgamon, guitarras) y nos dirigimos a DokDok, frente al Hotel Four Season, en La Corniche, que es como el malecón de .
Aparcamos el coche en Garden City, el área que los ingleses usaron de residencia durante los años de la colonización, un barrio de casas victorianas con grandes jardines. Sus calles forman una enrevesada red que impedía huir facilmente a quien se plantease el asalto o robo de estas mansiones coloniales.
Uno de los puntos más divertidos de la noche fue cruzar la avenida que separa el Hotel Four Season de La Corniche, aunque cada vez que cruzas una calle en Egipto parece que te estés jugando la vida el cruce de esta avenida fue de los más atrevidos que realicé.
Yo creo que deben caer como moscas cruzando las calles en esta ciudad, a veces parece de locos el riesgo que se llega a correr.

Paseo en Faluka

Estuvimos cerca de hora y media disfrutando de la tranquilidad del lugar, cantando y tomando, charlando sobre la ciudad, sobre el país, y, por supuesto, quedandome atontando de cuando en cuando con la inmensidad de ese gran río.

Fueron unas 100 libras egipcias por la hora y media de paseo, algo menos de 13 euros, practicamente nada comparado con la belleza de la experiencia que es contemplar durante la noche y de forma tranquila la belleza de esa ciudad. Y más con la compañía que tuve, tod@s egipcios o residentes en El Cairo, lo mejor si quieres aprender y empaparte del lugar que visitas.

Paseo en Faluka

¿Entendeís ahora porque me estaba gustando tanto esta ciudad? 😉

>> Aquí puedes ver todas las fotos de El Cairo <<

Un paseo por Islamic Cairo y noche de conciertos en Midan Abdeen – Egipto

lunes, noviembre 14th, 2011

Charlando

Era mi primer día en El , aunque según Tina lo que yo estaba viendo no era la ciudad bulliciosa y caótica en la que ella llevaba viviendo desde hacía casi un año, era algo bien distinto.
Como comenté en un post anterior llegué en el ““ y al ser un festivo tan importante para los musulmanes las calles de estaban casi desiertas en comparación a lo que allí es habitual. Paseamos por el mercado de Khan El Khalili practicamente solos, puede que influyese que un par de semanas antes hubo una batalla campal contra los Coptos y eso había provocado la recomendación de algunos Ministerios del Exteriores de no viajar a , se notaba la falta de turistas, pero también se notaba la falta de locales.
Yo, por supuesto, no tenía con que comparar, por lo que me costaba creer que aquello estuviese, como decía Tina, casi desierto.

Como no soy fan de las compras y Tina conocía el mercado de sobra lo que hicimos fue callejear, vimos los puestos, entramos a algunas de las mezquitas de la zona, hablamos con los comerciantes sobre la situación que estaba viviendo Egipto en esos días y sobre su “fiesta grande“, entre esos comerciantes estaba Fathi Abdilshair y su musero en Il Badlia… en él recopila fotos y objetos de todo tipo, monedas y billetes que le regalan los turistas, cajas y recuerdos que convierten su pequeña sala en un museo barroco de desigual consistencia, pero seguro interesante.

Si, tu

Durante el paseo hubo momentos en los que pensé que era cierto que las callejuelas estaban vacías, pero vacías de personas porque lo que se dice corderos creo llegué a ver más que viandantes… corderos tumbados, esperando, ignorantes de que aquel iba a ser su último día.

Antes del sacrificio

Y sin parar de caminar llegamos hasta la puerta medieval de Bab Zuwayla y sus 2 torres gemelas, a las que subimos para poder contemplar una de las mejores vistas de la ciudad.
El último tramo son unas escaleras, por llamarlas de alguna forma, en las que los peldaños son unas simples barras de metal que no paran de moverse mientras subes por ellas. La verdad es que imponen y más teniendo en cuenta la altura, pero no podía quedarme ahí mientras Tina subía como si nada.

Mezquita de Mohamed Ali

Tengo que admitir que solo por las vistas que hay desde arriba, aunque el muro no sobrepase en mucho la altura de las rodillas, merece la pena jugarse “el resbalón“, eso si, es altamente desaconsejable para personas con vértigo… bueno, y para “no personas” con vértigo también, no vamos a discriminar :p .

Vistas

Vistas

El paseo continuó por el mercado que hay debajo hasta las mezquitas de El Rifai y El Hussein, a las que llegamos cuando ya habían cerrado, pero como estábamos andarines decidimos continuar la marcha hasta casa. Para mi una de las mejores formas de conocer una ciudad es patearla a fondo, perderse por sus calles y andar sin rumbo… por lo que vi, Tina debe pensar parecido.

Carnicería
Carnicería en el mercado junto a la puerta de Bab Zuwayla.

Y por la noche fuimos a una especie de festival que tenia lugar en Midan Abdeen, frente del Palacio de Abdeen. Al parecer es un evento cultural que se realiza cada X sábados, o eso creo recordar. Había conciertos, timbaladas, muchos puestos de camisetas y casetas con dibujos sobre la revolución que ha llevado la democracia al país.

Midan Abdeen

Una cosa curiosa que me descubrió Tina es que la gente que asiste a esos actos culturales dista bastante de la ves en la calle durante el día. Se veían pocos velos y casi ninguna ropa tradicional, eran en su mayoría jóvenes, modernos y supongo que de clase media, los que lucharon en la Plaza de Tahrir contra el régimen de Mubarak, porque las clases más bajas supongo que bastante tienen con levantarse cuando sale el sol para poder llevar algo de comida a casa.

Os dejo un par de vídeos del festival, el primero es una especie de batucada improvisada que se gestó entre la multitud:

El segundo una parte del concierto que pudimos disfrutar, no conseguí enterarme del nombre del grupo pero me gustó mucho su fusión de ritmos, entre Fanfare y Ska pero con un punto árabe muy interesante:


¡¡¡¡Cairo, Cairo, Cairo, Cairo!!!!

Y tras los conciertos tocó tomarse unas Stellas… que en este país no todo el mundo es musulmán aunque lo ponga en su DNI (si, en los dni´s se especifica la religión de la persona). Supongo que muchas cosas van a cambiar en este país tras la caida de Mubarak y esperemos que esta sea una de ellas, no se debe juzgar a las personas por sus ideas o sus creencias y menos hacer de ello algo público. La otra opción es que estos “pormayores”  vayan a más y a peor, y de eso ya se empiezan a encargar Los Hermanos Musulmanes intentando apropiarse de la revolución del pueblo.

Mientras tanto y hasta que sepamos que puede pasar yo brindo por ellos y su nueva democracia, les deseo lo mejor: ¡SALUD! (Fi sahitak).

Tomando

>> Aquí puedes ver todas las fotos de <<

Día 2 en El Cairo, seguimos celebrando el Eid al Adha / Comida egipcia

lunes, noviembre 7th, 2011

No os asustéis por el título, no llevo 2 días de cachondeo… esta fue una celebración más privada, tal y como lo celebran ellos.
Como expliqué en el post anterior en el , tras el sacrificio, el animal se divide en 3 partes, una para los dueños, otra se entrega a los necesitados y la otra se disfruta con la familia, los amigos, los vecinos… y a nosotros nos invitó el casero de Tina a celebrarlo en su casa, no tengo claro si nos tocó la parte de los “amigos” o la de los “necesitados“, jejeje.

La que si que tengo claro es que nos agasajaron con una impresionante comida típica egipcia:

Celebrando el Eid al Adha

El menú consistía en una ensalada, remolacha, y luego, en orden de izquierda a derecha: Fattah (arroz con carne y rebozado), del plato grande ninguno/a recordamos el nombre (era como un kitsch de carne), el más oscuro es Kebda (hígado de ternera en salsa) y el último Mahshi (rollitos de col con arroz). Estaba todo para chuparse los dedos.
Como podéis ver en la foto los únicos platos que había eran los nuestros, al parecer ellos ya habían comido, solo querían que disfrutásemos, se sentaron con nosotros y charlamos sin parar durante toda la comida. Tina y Marie hablan algo de árabe (eso dicen ellas, yo digo que hablan bastante) y esto permitió hacer la comida mucho más amena e interesante.

Una vez terminamos de comer llegaron los postres y la bebida, si, los egipcios suelen tomar la bebida después de comer, por eso de que el líquido llena el estómago y se come menos. Curioso.

Celebrando el Eid al Adha

De los postres no recuerdo los nombres, a ver si me informo bien y edito el post explicando en que eran, pero la tarrina que aparece en la mesa era algo así como… crema catalana O_O .

Y allí pasamos la tarde disfrutando de las impresionantes vistas desde la casa y aprendiendo un montón sobre las costumbres y tradiciones egipcias. Una experiencia que me encantó.

Celebrando el Eid al Adha

La noche continuó con un paseo por El en (pequeños barcos de vela con 2 mástiles y velas triangulares). De esto hablaré más detenidamente, siempre había deseado navegar por El Nilo y aunque solo fue una hora y media sentí cumplido uno de esos sueños de viajero.
En los 4 días que voy a pasar aquí solo me llevo pildoritas de la realidad de este país, aún no me he ido y ya tengo claro que regresaré, hacía mucho que no me sentía tan agusto en una ciudad, como ya he comentado me está enamorando y por aquí no paran de decirme que “todo el mundo” repite… por una vez, creo que haré lo que “todo el mundo“, mañana cuando salga camino de Bangkok voy a despedirme de esta ciudad con un “hasta luego“.

Las fotos son con la GoPro que me ha prestado Malevolo, en cuanto llegue a BKK os cuento bien las ayudas que he recibido para este viaje.

>> Aquí puedes ver todas las fotos de El Cairo <<