Suiza (#minubetrip)

Suiza

He aquí 3 puntos de vista de una diferente. Como el tiempo para actualizar el blog se desvanece entre risas y paseos he decidido que juguemos un poco.

Suiza

Son 3 fotos de 3 ciudades suizas por las que hemos pasado en el #minubetrip. ¿Vietnamitas?, ¿otoño en Mayo?, ¿paisajes tenebrosos?… ¿alguien se atreve a intentar adivinar cual es cada una?.

Suiza

El martes volvemos a casa y recuperaré los post de México, me queda aún mucho que contar de allí… y por supuesto, tengo muchísimo que contar de esta semana por Suiza, un poco de paciencia 😉 .

Teotihuacan, la ciudad de los dioses – México

Teotihuacan

El Distrito Federal es la aglomeración urbana más grande del continente americano, debe haber alguna razón «secreta» para que a 45 kilómetros de allí se encuentre el emplazamiento de la que también, pero 18 siglos antes, fue la aglomeración urbana más grande de Mesoamérica y, posiblemente, de todo el continente (con una población que pudo llegar a los 200.000 habitantes).
De esta ciudad solo conocemos el nombre en náuatl, ya que fue el pueblo Azteca, los mexicas, los que la descubrieron una vez abandonada, cerca del siglo VIII, por la civilización que la habitó.
No me exraña que al encontrarse con estas impresionantes construcciones decidiesen llamar a la ciudad : «el lugar donde fueron hechos los dioses«.

La gran cantidad de interrogantes relacionados con favorecen a crear un aura de misterio alrededor de estas construcciones, y ello unido a la mística mexica han dado pie a numerosas creencias populares.
La entrada a la zona arqueológica la hice con Manuel, le conocí en el bus que va desde Indios Verdes (linea 3 del metro) hasta Teotihucan, es la forma más barata de llegar. Manuel, originario de Baja , visitaba las pirámides, como cada año, en Enero. Acababa de ser padre y esta vez la energía que recogería desde la cima de la Piramide del Sol sería para dedicarla al cuidado y el crecimiento de su pequeña. Según antiguas creencias, de desconocida procedencia, el centro de la cima de esta pirámide es el lugar apropiado para recibir «energía cósmica«.
Después de subir los 365 escalones, uno por cada día del año, Manuel se colocó justo en el punto central y antes de levantar las manos en dirección al cielo con los ojos cerrados, me dijo: «mírame y sientelo«. Le imité.
Pasamos cerca de un minuto de esa guisa entre las decenas de que allí había y durante algunos segundos tuve la sensación de que estábamos solos, pensando en esa energía, en los más de 20 siglos que habían pasado desde que a alguien se le ocurrió aquella creación y en todo lo que había leído sobre ese lugar:

Al sentido vertical lo complementa su base cuadrangular y su posición precisa con respecto al trayecto de los astros. En efecto, la orientación de la Pirámide del Sol tiene una inclinación de 17º de la dirección del polo terrestre, lo que apunta hacia el polo magnético y permite al sol coincidir en el Cenit del centro de la pirámide los días 20 de mayo y 18 de junio. Son más las características astronómicas de esta y otras pirámides mesoamericanas, pero en el caso de Teotihuacán, el conjunto de templos y edificios rodeado por una urbe mimetizada de campo, crean un espacio magnífico que permite establecer vínculos olvidados entre el hombre y la naturaleza.
Vía: mexicocity.com.mx

Teotihuacan

No soy demasiado místico y me cuesta creer en temas de energía pero en aquel lugar, con Manuel, entendí que esas contrucciones y lo que buscamos en su cima no es otra cosa más que acercarnos un poco a los dioses, a los astros, al Sol o la Luna, a todo aquello que no entendemos y nos atrae, a las fuentes del poder (cósmico o espiritual) y sentirnos un poco más cerca de ellos, sentir que desde allí escuchan mejor nuestras palabras, o nuestros pensamientos.

Teotihuacan

Al rato Manuel se fue y yo seguí vagando por la zona, subí a la Pirámide de la (no se puede hasta la cima), caminé por la Calzada de los muertos, la Ciudadela, el Palacio de los Jaguares y muchos otros rincones de estos restos arqueológicos considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, doce siglos más tarde de ser abandonados por una civilización capaz de crear la tercera pirámide más grande del mundo, la del Sol (63 m).
Tal vez lo abandonaron cuando su sistema colapsó y esto me llevó a imaginar que los rascacielos de Wall Street (nuestras pirámides modernas) hubiesen sido abandonados tras el colapso del capitalismo en la gran crisis mundial que por entonces empezaba, a primeros de 2009.
Pero no, las pirámides que se abandonaron fueron las que se forman en las gráficas bursátiles, sobre todo, las que representan a las personas. Las del se mantuvieron y, hoy en día, siguen siendo adoradas por supersticiosos mercaderes, que no nos escuchan, por muy alto que subamos.

>> Todas las fotos de México <<

Ginebra (Geneve). Suiza en un #minubetrip

Catedral de San Pedro de Ginebra

Mes y medio después vuelvo a Ginebra. A las 10 de la mañana tengo el vuelo para recorrer Suiza de la mano de Minube y Turismo de Suiza. La ruta empieza en Ginebra y nos llevará por las principales ciudades suizas durante 8 días, hasta Zurich, desde donde tenemos el vuelo de vuelta a Madrid.

Los compañeros en este son Pedro Jareño e Ignacio Izquierdo, dos grandes viajeros (vueltamundistas) con los que voy a disfrutar bastante el y estoy seguro de que no vamos a parar de hacer fotos ni un momento.

De Suiza solo he estado en Ginebra, y espero aprovechar la ocasión para disfrutar de este precioso país. Cesar Gil, Director of External and Guest Relations en el Mandarín Oriental, me dijo que la primavera en Suiza hace «que te duelan los ojos de la explosión de colores«… y estoy deseando verlo dispuesto a soportar el dolor.

Joyería

Supongo que me encontraré en el país con una «ecléctica mezcla de estilos«, como los de la Catedral de San Pedro de Ginebra (foto 1), o las calles de la ciudad, repletas de joyerías (foto 2) y obras por doquier (no es la foto 3).
Suiza inspira exotismo, precisión, exclusividad, paisajes increíbles, lagos y montañas, y expira una sospechosa neutralidad, opacidad bancaria y reminiscencias coloniales (un país sin cacao famoso por su chocolate).
Nadie es perfecto, aunque seguro que los suizos lo son un poco más que nosotros.

Intentaré desmontar los tópicos y bucear dentro de una de las democracias más participativas del mundo, averiguar como funciona el «comité de sabios» que les gobierna y descubrir si es verdad que en Suiza, hasta el más tonto hace relojes.

Skatepark

Vale, 8 días igual son poco para tantos planes pero vamos a ver a que da tiempo. ¡Estád atentos!.

Vistas de Ginebra desde el Mandarín Oriental

* Las fotos son del anterior viaje, he decidido aprovechar y contarlo todo junto para no repetirme.

Mariachis, tequila y jalapeños – México

Mariachis de Garibaldi

Si tuviese que definir México en 3 palabras, creo que serían esas; mariachis, tequila y jalapeños. Si, es una definición tópica y típica, pero es una constante en el país, no es solo para los turistas, es para los mexicanos, ser mariachi no es solo tocar música, es una forma de vida, pero incluso podría decir que ser mexicano no es una nacionalidad, es, al igual que los mariachis, una forma de vida.

Si hay 2 países que definan (hoy estamos con las definiciones) las tendencias de América Latina, esos son México y Argentina. En los giros y la forma de hablar, en la música, en el cine y la televisión, en las modas… parece que son el vaso donde beben las tendencias de la región, los que hacen el camino.
Y la forma de vida mexicana, su manera de enfrentarse a la vida, es también exportada en ocasiones, sobre todo con la música.

Mariachis de Garibaldi

La figura del mariachi es la del México Bronco, la del tipo enorme con bigote bebiendo tequila y llorando, abrazado a algún amigo, por el desamor de una mujer. El tipo duro/sensible que tan bien retrató, con su habitual extravagancia, Robert Rodriguez en su opera prima: El Mariachi.
Un mariachi es un comedor de jalapeños que no sufre el picante pero si un desaire de su amada.
Y eso le pasa a México, que tiene el picante en sus calles, abrasando el norte del país. Ya han dejado de sentirlo, de tanto tomarlo, y solo les afectan las cosas pequeñas, por eso debe ser que ahogan sus penas en tequila. Lo que no saben es que como sigan así, dejarán de sentirlo también.

Las fotos son en la Plaza Garibaldi, en el centro de Cidudad de México, famosa por ser el lugar al que acuden los grupos de mariachis para ofrecer sus servicios, tanto para animar alguna fiesta como para cortejar a alguna dama en una serenata.
El la plaza hay que estar listo, o por lo menos más que ellos. Querrán cobrarte por una foto, se te acercarán cantando y te dirán que les pagues porque era para ti, o te «camelarán» para que empieces a cantar el primer tema que te sepas y luego cobrarte por haberte acompañado con la música. Estos mariachis tienen mucha calle, pero yo también 😉 .

>> Todas las fotos de México <<

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.