Atrapado en Shanghai…

No usare acentos ni enes con palo encima (enie) porque estoy escribiendo desde un teclado ingles y no tienen estos caracteres.

Vale, no actualizo demasiado, pero en el hostal en el que estoy no funciona demasiado bien la conexion a internet y llevo varios intentos para escribir un post, todos han acabado en fracaso… el ordenador se apaga, la conexion se pierde, no carga la administración del blog… he notado bastantes problemas con los blog, no tengo claro si es culpa de la conexion del hotel o la “censura” del gobierno chino, lo digo porque si que tienen bastantes paginas a las que no se puede acceder desde aquí. No puedo entrar en blogger ni en ninguno de sus blog, y muchos otros dan problemas. Por si acaso este sera un tema que tratare en otro momento, ahora… continuemos con el viaje!

Sigo en , los 2 últimos días ha estado lloviendo sin parar, algo que no ha facilitado demasiado los desplazamientos o salir a hacer fotos… aunque si que lo he intentado, ya tengo unas cuantas fotos para mostrar, pero como ya he comentado, intentar subirlas con esta conexion es bastante frustrante.

Cuando suba las fotos explicare que es lo que he visitado y lo que puede resultar mas interesante, mientras, solo quiero destacar el ambiente del hostal Hiker, en el que me encuentro alojado, una maravilla en cuanto a precios y servicios con un montón de gente que merece la pena conocer. Los días lluviosos llegan a hacerse amenos aquí dentro y cada persona que conoces es un punto mas en favor del viaje, un apoyo, una baliza en la que apoyarte para futuros destinos.

Sin ir mas lejos hoy he conocido un interesante proyecto que están llevando a cabo David, Tomas, Chema y compañía… la compañía son 3 Minks sovieticas de 125 c.c.
El proyecto es “sencillo”, recorrer 20.000 km desde Hanoi hasta Llavaneres (Barcelona) subidos a lomos de estas 3 fieras que compraron en Hanoi. La ruta: Vietnam, Laos, Tailandia, Malasia, India, Nepal, Pakistan, Iran, Arabia Saudi, Jordania, Egipto, Libia, Tunez, Argelia, Marruecos y España. El lema: I don’t wanna die! (y digna de conocer la historia de este lema 😉 ).

Podéis ver las motos, las fotos y a ellos mismos en: Once a live, el password para entrar es: llavaneres.

Espero que tengan mucha suerte y no dejare de seguirles, por ahora ellos me han ayudado contándome bastantes cosas de algunos de los destinos que voy a visitar, así como direcciones de hoteles y lugares que no me puedo perder… todo sea que acabe visitando Filipinas por su culpa.

Como esto empieza a fallar de nuevo, continuare con las historias en otro momento.

Os dejo mi teléfono chino por si a alguien le apetece hacerme una llamada y escuchar de viva voz alguna aventura o el sonido de la lluvia cayendo sobre el numero es: 0086 159 00 55 67 94

He intentado corregir el texto con el corrector ortografico de Gmail, no ha quedado perfecto pero si mas legible.

Ni hao

No usare acentos ni enes con palo encima (enie) porque estoy escribiendo desde un teclado ingles y no tienen estos caracteres.

, dia 3.

La ciudad de los contrastes, de las luces de neon, de las pantallas gigantes, de los centros comerciales mezclados con estatuas de Mao. Aun necesito recorrer mas de para conocerla en realidad, porque la primera idea con Shanghai es confusa… no venia yo a un pais socialista?.
China se ha abierto a la economia de mercado, al consumo de masas, algo logico teniendo en cuenta sus 1300 millones de “compradores” potenciales. Ahora es una potencia mundial que intenta competir con occidente, asimilandolo a su manera, perdiendo su identidad a cambio de parecerse a algo que no quieren ser. Cosa que ya me esperaba pero que no ha dejado de sorprenderme, y que se reafirmara cuando llegue a Hong Kong… menos mal que luego me adentrare un poco mas en lo que yo creo que debe ser “la verdadera China“.

De Shanghai no creo que me mueva mucho, un frio increible me tiene acorralado, no tenia previstas estas temperaturas (entre 2 y cuatro con sensacion termica de bajo cero)… pensaba vivir un anio en verano!… y ayer incluso llego a nevar. Estoy deseando salir hacia Hong Kong y que empiece el calor… entonces me apetecera sacar la camara y recorrer un poco mas.

Pero bueno, estos 3 dias no han estado mal. Llege el miercoles despues de unas 17 horas de viaje, el primer consejo que doy a quien quiera venir a China es tener claro donde esta el hotel, yo no lo tenia. Tampoco espereis conseguir nada con el ingles, muy pocos chinos lo hablan y menos aun estan dispuestos a intentarlo, eso si, te hablan chino como si pudieras entenderles… yo al final acabo hablandoles en Castellano y asi nos liamos todos.
Nada mas llegar intento comprar un mapa en el aeropuerto y me piden 9 euros, demasiado teniendo en cuenta que el autobus a Shangai (el aeropuerto esta a 40 km), el taxi hasta el hostal (incluyendo llamada del taxista para ver donde estaba) y el mapa que acabe comprando en el hostal fueron menos de 6 euros (80 centimos por el mapa).
El hostal en el que estoy alojado se llama Hiker (bastante bueno, barato y con un ambiente mochilero excepcional), y se encuentra al lado de El Bund, una especie de paseo maritimo con unas vistas espectaculares de la Ciudad nueva de Pudong, uno de los barrios de Shangai. Este barrio esta separado del resto de la ciudad por el rio Huang Pu. Puedes cruzar el rio en ferry por el modico precio de 0.5 yuans (5 centimos de euro), vamos, es casi gratis… pero si lo haces mas tarde de las 12 de la noche se multiplica su precio por 4 (20 centimos :p).

Lo primero que he hecho es pasear por El Bund, visitar Pudong (barrio sacado de alguna escena de Blade Runner) y adentrarme en la parte de la Concesion Francesa.

Shanghai resulta bastante economico, puedes comer por 3 euros y tomarte una cerveza por 0.80. Mis gastos diarios incluyendo el alojamiento no han superado los 25 euros ningun dia.

En el fondo Shanghai resulta interesante, puedes subir a la torre Jinmao (420 m en 88 plantas) por 7 euros… algo absurdo teniendo en cuenta que solo te dejar mirar las vistas, pero si entras por el Hotel Grand Hyatt (el mas alto del planeta) y una vez en la planta 56 entras al ascensor y esperas que alguien lo llame (necesitas llave de habitacion para subir mas), puedes llegar hasta la planta 87 sin pagar un centimo, habla la voz de la experiencia, jeje.
Tambien puedes cenar estupendamente y tomarte una Tsingtao (Cerveza China) por 6 veces mas dinero que otra parte de la ciudad en el Hotel Intercontinental… menos mal que me invitaron (gracias Chus y Silvia!!).
O comprar peonzas con luces fosforitas, ruedas para transformar tus zapatillas en patines (tb con luces fosforitas), tarjetas de SIM en puestos autorizados de mercadillos (sin luces fosforitas), en la misma ciudad donde lo hortera se mezcla con lo futurista, donde los 80 nunca pasaron de moda y puedes verlos relucir en pantallas planas gigantes en cualquier esquina.
Estas son las primeras impresiones, igual quedan demasiado apretujadas… pero asi han sido estos 3 primeros dias, conceptos distintos que se apretujan en mi cabeza y que el frio congela hasta llegar a hacer que pesen.

Poco a poco ire estructurando y subiendo algunas fotillos para amenizar los tostones, mientras, quedaos con los trucos Made In Shanghai y sigamos disfrutando del viaje!.

Empieza la aventura

Bueno, quedan escasas horas para el momento de la partida y parece que no voy a terminar nunca de “hacer cosas”. Lo peor es el continuo sentimiento de que algo te falta, algo vas a olvidar, o que te vas a quedar dormido. Esperemos que todo salga bien y el despertador no me falle… bueno, ninguno de los 3 😀

Creo que ya casi he terminado de despedirme de todo el mundo, y el que no aquí tiene su hasta pronto. Va a ser una verdadera lastima alejarme de todo esto pero estoy seguro de que lo importante seguirá estando el día que vuelva.

Aun me faltan un par de post sobre los preparativos hablando de los visados y del botiquín pero intuyo que ya los escribo en .

Deseadme suerte… o mejor, que no la necesite.

La próxima lección empieza con un: ?? [n i h a o] (hola).