Videos!

Pues aqui dejo unos videos que grabe en Shanghai, el primero en la discoteca del Hotel Intercontinental con Chus, al poco de llegar… U2 live show!:

el segundo dentro del Museo de Shanghai:

Atrapados en Guangzhou

La mayor nevada de los últimos 50 años en impide a millones de personas volver a casa para celebrar el . En la estación de trenes de , miles de personas continúan luchando para coger un .
(Texto por Daniel Mendez, fotografía por Pak Muñoz)

«Debería haberme ido hace tres días, pero todavía no he podido salir de Guangzhou«, nos cuenta el joven Zhang Li (nombre ficticio) frente a la estación de trenes de esta ciudad del sur de China. «Cuando llegué el día 31 había muchísima mas gente. Me di cuenta de que no iba a poder salir, así que regrese a la fábrica«, continua Zhang Li mientras hace fotografías a la multitud con su teléfono móvil. «Estas cosas solo pasan una vez en la vida«.

personasComo él, millones de personas en China intentan volver durante estos días a sus lugares de origen para celebrar el Año Nuevo Chino. Esta Festividad, que se podría comparar en importancia con la Navidad en Occidente, supone en muchas ocasiones la única oportunidad del año para poder ver a la familia. En un país con una población como la de China, esta «vuelta a casa» supone un movimiento migratorio de millones de personas que este año se ha visto afectado por la peor nevada de los últimos 50 anos.

Las malas condiciones meteorológicas, que todavía continúan en gran parte del país, han afectado durante la última semana a unos 80 millones de personas, provocado apagones y cortes de agua en 160 ciudades del centro de China, cerrado 24 aeropuertos y provocado la muerte de al menos 50 personas. Las peores nevadas han caído en provincias interiores como Hunan, Hubei, Henan o Anhui, lo que ha provocado el corte de la linea Beijing-Guangzhou, que atraviesa el país de norte a sur. Aunque el temporal no ha afectado particularmente a Guangzhou, la importancia económica de esta ciudad, donde trabajan cientos de miles de personas de otras regiones del país, ha convertido su estación de tren en uno de los lugares mas problemáticos.

La estación se encuentra ahora tomada por militares y policías que controlan las masas de viajeros (el día 31 se hablaba de 800.000 personas). La parada de metro ha sido cerrada, todas las avenidas que dan acceso a la estación de tren han sido cortadas y los militares pasean de un lado a otro entre el resto de fuerzas de seguridad. Utilizando vallas metálicas para controlar a los viajeros, la policía organiza la circulación y centenares de voluntarios ofrecen información cada 50 metros. Aunque todo el mundo coincide en que la organización ha mejorado mucho en los últimos días, las ansias por llegar a casa acaban con maletas rotas, niños perdidos y más de un desmayo.

desmayopersonas

El Gobierno sigue aconsejando a los viajeros que abandonen sus intenciones de volver a casa y se queden en Guangzhou. Wen Jiabao, el primer ministro chino, llegó a Guangzhou la semana pasada para pedir perdón y asegurar que se está haciendo todo lo posible para solucionar la crisis. A parte de las noticias en la televisón, los teléfonos móvil siguen recibiendo mensajes que incitan a no intentar moverse durante estas fechas: «Los trenes todavía están cortados y muchos aeropuertos cerrados. Lo mejor es quedarse aquí. Celebra el Año Nuevo en Guangzhou!».

A pesar de las llamadas del Gobierno, miles de personas, con billete o sin billete, siguen intentando acceder a la estación. Cinco personas de la provincia de Hubei, todos trabajando en los alrededores de Guangzhou, han conseguido pasar los primeros controles y confían en llegar pronto a su casa. «Nos han dicho que una vez que estemos montados en el tren podremos comprar los billetes«. Desconcertados por la multitud pero con esperanza, los cinco esperan poder llegar a tiempo para celebrar el Año Nuevo chino.
trabajadores

Todas las fotos sobre la situación en Guangzhou.
Artículo en Un tren hasta Beijing.

Articulo Guangzhou

Bueno, la historia del artículo que veis abajo empieza en Hong Kong, momento en que comenzó todo el follón del gran temporal de nieve en . Como Hong Kong me aburría un poco y era caro, a los dos días me fuí para Macao con Dani y Kim, Dani es viajero, periodista y vividor…  y no tardamos mucho en decidimos a venir hasta para contar y mostrar lo que está pasando aquí (por su faceta de periodista). El anterior post esta dedicado a este tema. En breve contare lo que ha sido Hong Kong y Macao con algunas fotos y anécdotas, mientras, podéis leer (y ver) la situación en Guangzhou contada desde dentro.

Luchando por entrar en la estación

Dani, como buen periodista que es, va a seguir tratando el tema de en su blog, con vídeos, fotos y un poco mas de explicación sobre como fue la aventura de adentrarnos en la estación. Yo simplemente os invito a que lo leáis allí, reseñare sus post sobre este tema… y volveré a centrarme en la aventura de mi viaje y como están siendo estos días en .

Cito a Dani y dejo un video que muestra como luchaba la gente por llegar hasta la estación:

«De forma milagrosa, Pak y yo conseguimos llegar muy muy cerquita de la estación. Al poco rato los policías y militares cierran la calle e impiden que nadie pueda pasar. A partir de aquí, y durante toda la tarde, se establecen al menos dos vallas de protección desde cada uno de los accesos a la estación. Según van saliendo los trenes, las distintas compuertas de protección se van abriendo.»

Los nuevos post de Dani sobre el tema son:
Luchando por entrar en la estación
Los trabajadores de Guangzhou
La prensa en Guangzhou
y su cuenta en YouTube con todos los videos.

Creo que explica bastante bien lo que ambos pensamos de todo esto y da una interesante informacion sobre este problema.

Macao

Macao es una pequeña ciudad colonial de estilo portugués que se encuentra situada a 1 hora en ferry (128 RMB/12 euros) de Hong kong. Lo primero que sorprende nada mas llegar es la arquitectura de sus casas, sus calles empedradas, la ropa tendida en los balcones y que practicamente todos los carteles de los comercios están en chino y portugués… tuve momentos en los que pensaba que caminaba por el bario alto de Lisboa.
Al igual que Hong Kong, Macao paso a formar parte de en 1999 y tiene un régimen de región administrativa especial, por lo que tiene su propia moneda (Pataca) y para entrar estas saliendo de China, si alguien piensa visitar Hong Kong y/o Macao desde China necesitara un visado de un mínimo de 2 entradas/salidas en China… para poder volver.
Macao y Hong Kong no exigen visado para turistas españoles en estancias de menos de 20 días.

Una importante peculiaridad de Macao es su sobrenombre: «El infierno del juego«… por la gran cantidad de casinos que alberga, es como Las Vegas pero… EN GRANDE!. Algunos de estos casinos son de las mismas companias que los tienen en Las Vegas y han hecho replicas en Macao… pero mas grandes.
Quien tenga pensado visitar Macao no puede dejar de entrar en alguno de estos «antros» atestados de fumadores que apuestan sin parar… merece la pena verlo, yo visite alguno (Casino Lisboa) y fui a ver la inauguración de un nuevo casino (Ponte), en el que aproveche ese primer día (cafe, te y botellas de agua gratis) para probar suerte… y la tuve, gane unos 170 euros con una apuesta de 2 euros en las maquinas tragaperras, jejeje… lo justo para comprarme un nuevo móvil, que ese mismo día se había estropeado el mio.

Dejando a un lado los casinos, Macao resulta bastante acogedor y barato, siempre que no vengas en fin de semana que aumentan los precios de todo.

Nos alojamos en la Rua da Felicidade, que, como su nombre deja adivinar fue la antigua «calle del pecado«. Aquí se encuentran las pensiones (Hospedarias) mas baratas, también son un poco cutres. Esta es una de las calles con mas ambiente de Macao y como es bastante céntrica puedes recorrer casi toda la ciudad andando.

En Macao merece la pena caminar y perderse por sus calles, sin darte cuenta encontraras las edificaciones mas bonitas y una gran cantidad de Iglesias cristianas, legado de sus colonizadores portugueses.
Las mas bonitas son: la Iglesia de Sao Domingos, la de Sao Paulo y la de Sao Lourenco (posiblemente la mas guapa).
Un poco mas al norte de la zona de las iglesias esta el Fuerte de Sao Paulo y al lado, el Museo de Macao (1.5 euros).
Este museo cuenta la historia de la colonia y su evolución, es bastante curioso, con un montón de actividades interactivas que hacen pasar un buen rato. Merece la pena.
Al sur de la ciudad se encuentra el Templo de la Dios A Ma… es el mas antiguo de Macao (1555) y de donde proviene el nombre de la ciudad. La diosa Taoista A Ma Gao era venerada por navegantes y pescadores. La leyenda cuenta que se apareció en el siglo 15 a Lin Mo, hija de una familia de pescadores, y que gracias a sus poderes salvo a su hermano y a su padre de un naufragio. Para recompensar a la diosa solo se les ocurre comprometer a su hija en matrimonio con un anciano… esta se negó y se suicido, desde entonces se aparece a marineros en sus travesias.
El templo es bastante bonito y vuelves a sentir la sensacion de estar en China… y a ratos en Valencia, porque uno de los ritos para adorar a los dioses en China es encender tracas de petardos, que asustan los malos espíritus.

Macao también tiene bastantes jardines chinos muy bonitos por los que pasear y olvidarte de todo… restaurantes baratos con platos típicos de la gastronomía «macanesa» y cientos de pastelerías con infinidad de dulces o tiras de carne seca azucarada… muy curioso… y sabroso.

En China todo el mundo habla de Macao como la ciudad de los casinos, pero a mi me ha parecido mucho mas… un lugar precioso y tranquilo (comparado con su vecina Hong Kong), con gente mucho mas abierta y dispuesta a ayudarte que en mis anteriores destinos, también es cierto que visite Macao con Dani y Kim y ambos hablan chino… no se como hubiese sido sin su ayuda… muchos mas gestos y malentendidos?… seguro que si.

Todas las fotos de Macao

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.