Palenque (México), ruinas y «Quesadilla antes de Navidad»

Ruinas de Palenque

Fueron 4 horas y media desde San Cristobal de las Casas en bus y una vez en el pueblo de Palenque decidí alojarme en El Panchán, una especie de «lodges» en medio de la selva a unos 5 km del pueblo en dirección a las . Desde este lugar se puede ir caminando hasta las ruinas, lo malo es que la comida es algo más cara que en el pueblo.

Me alojé en uno de los primeros, vamos, en el más barato, no recuerdo el nombre. Tenia dormitorio con baño compartido, todo cabañas en medio de la jungla. La Lonelyplanet dice que es común ir para un par de días y quedarse una semana… no fue mi caso, más que nada por el precio y porque era 23 de diciembre y el 27 quería estar en Puerto Escondido para pasar año nuevo por allí. Quitando eso fue un sitio en el que me encontré bastante agusto.
Estos alojamientos tienen una zona común para comer y con un pequeño escenario, la primera noche había actuación de «música andina«, como lo denominan en américa latina, o de Flamenco, como lo denominamos en España… el grupo era Trueke.
Les conocí esa noche y es con quien pasé el resto de los días por allí. Una gente «muy buena onda» que se decía por allí.

Y a la mañana siguiente me fui caminando a visitar las ruinas (4€ de entrada).
Construida alrededor del año 100 d.C la ciudad tuvo su esplendor unos 6 siglos después. Tras sucesivas batallas con su rival, Toniná, fue abandonada sobre el año 900 d.C., para ser descubierta de nuevo en 1773.
Cuando yo estuve, a finales de 2008, solo había excavados unos 500 de los más de 1500 edificios que componen estas ruinas, a día de hoy no creo que esta cifra haya cambiado demasiado. La arqueología no es algo que genere beneficios y teniendo Chichen Itza (nueva maravilla) no creo que al gobierno mexicano le compense invertir en Palenque.

Ruinas de Palenque

Palenque me gustó, su enclave en medio de la selva hace que pasear allí dentro sea una mezcla espectacular de colores y sonidos. Pero no pararé de repetir que las ruinas mayas que más me gustaron fueron las de Tikal, tanto por las ruinas en sí como por la mínima cantidad de turistas comparado con cualquiera de las ruinas mexicanas. Aunque un buen madrugón para intentar entrar de los primeros siempre ayuda a que la cantidad de turistas que te encuentres sea menor.

Ruinas de Palenque

Lo que más me gustó de Palenque fue volver al clima subtropical. Entre las tierras altas guatemaltecas y la zona de San Cristobal en había olvidado el calorcito. No es que sean zonas demasiado frías pero yo estaba visitándolas en invierno.

Y tras ver las ruinas y algún que otro paseo por la selva alrededor de los alojamientos llegó el 24 de Diciembre y me fui a ver de nuevo a la gente de Trueke. Esa noche tocaban en otro de los «lodges«. Cené con ellos en un remake de Tim Burton que titulamos «Quesadilla antes de », que fue principalmente por el hecho de que esa fue nuestra cena de Navidad, y luego disfruté de verlos en directo una vez más, y más, y más… y es que les veía las noches que tocaban donde yo me alojaba, me juntaba con ellos en los ensayos y luego iba a verles cuando tocaban en otros sitios. Pero juzgar vosotros si no es para menos:


Que arte tiene Sandra.

Los espectáculos que hacían en las zonas comunes de los distintos alojamientos no tenían desperdicio ninguno. Desde funciones de circo y equilibrismo a actuaciones musicales de grupos, solistas y cantautores.
Fueron unas noches muy amenas y el 26, con la resaca de la navidad todavía en el cuerpo, me embarqué en un divertido viaje de unas 18 horas en autobús hasta Puerto Escondido. Parando para cuadrar buses en San Cristobal y en Tuxtla Gutierrez, de donde sale el bus a Puerto. Eso no era nada, el record lo batiría semanas después en el trayecto de 25 horas DF – Mérida.

>> Todas las fotos de México <<

San Cristobal de las Casas, zona Zapatista. Reflexiones sistémicas.

chiapas
Imagen de Sabotaje al Montaje (*)

Llegaba a San Cristóbal para la de 2008, con muchas miras y expectativas puestas en intentar realizar un reportaje sobre aquella revolución que dio voz a los indígenas chiapanecos, que los convirtió en actores fundamentales del cambio en , que les recordó una palabra que ya casi habían olvidado: dignidad.

Acababa de estallar la crisis, la economía mundial estaba en peligro y parecía que había llegado el momento de un cambio sistémico. Unos meses antes presencié en USA como se iniciaba el debate para refundar el capitalismo y me plantee investigar un poco en el Zapatismo, ver hasta que punto la crisis había afectado a un sistema cooperativista, socialista, comunal. Intentar demostrar que esas pocas sociedades olvidadas por el sistema, marginadas por el neoliberismo, habían sido las únicas en sobrevivir al cataclismo planetario. Esas supuestas utopías hoy no lo son, ahora utópico es el capitalismo, el libre mercado, pensarlo capaz de regularse a si mismo es ya una idea descabellada… propia de soñadores. O eso llegué a pensar.

Pero llegaba a San Cristóbal sin haberme enterado que ese año el EZLN (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional) había convocado el Festival Mundial de la Digna Rabia. Entre finales de Diciembre y año nuevo, conmemorando el levantamiento de aquél 1 de enero hacía 14 años.
Puede parecer que fui afortunado pero lo que pasó es que San Cristóbal estaba lleno. De extranjeros, voluntarios, cooperantes, vendedores, artesanos, latinos, europeos, gringos, rubios y lo que menos había era población local.
Como mucho podía haber realizado un reportaje de como el EZLN se ha ganado a la comunidad internacional y la gente está dispuesta a ir de cualquier parte del mundo a ayudar en ese proyecto. Ayudar a un «ejercito» que no volvió a pegar un tiro desde el mes siguiente al levantamiento.
Y hacer un reportaje más entre los tantos que saldrían de los miles de cámaras que había en ese momento en San Cristóbal.

Al final pasé un par de días con mis colegas artesanos, quité de mi cabeza la idea de visitar los «caracoles» (comunidades con autogobierno) y me dediqué a mirar, sin la cámara delante de los ojos. No tengo fotos de allí. Ni una. Pero muchas estampas en mi cabeza, fueron unos días muy curiosos, vivimos días extraños.
En ese momento San Cristóbal era «otra bonita ciudad colonial» como cualquier otra que había visto antes. Pero mucho más llena de extranjeros.
Decidí darle otra oportunidad a la bajada, solo subía hasta el DF y luego de nuevo para el sur rumbo a Panamá… no sabía que me llamarían de El Salvador antes de poder llegar de nuevo a San Cristobal, creo que solo hice el trasbordo en el bus para salir hacia .
En El Salvador estaba a punto de suceder un cambio que me interesó mucho más, había bastantes posibilidades de que el FMLN ganase las siguientes elecciones, lo que acabó sucediendo, y quitando el poder a la dictadura encubierta de ARENA, el partido que llevaba gobernando El Salvador desde hacía más de 20 años.
Fui pensando que tal vez fuesen otros los actores fundamentales para ese cambio en el sistema que yo esperaba cercano… y que nunca llegó. Ahora pienso que no hay actores capaces, el libre mercado acabará cuando se devore a si mismo, y eso es imposible, es capaz de avanzar sin evolucionar, de no aprender de sus errores, de repetir los fracasos tropezando 100 veces en la misma piedra, de pensar solo en si mismo y en los bolsillos de los suyos… vamos, como el hombre. Y nosotros llevamos más de 4 millones de años dando por saco.

(*) Como he comentado en el post, no tengo fotos de San Cristobal, de esa parte de . He usado esta foto del graffiti que hizo en Sevilla el gran Matias para el proyecto Arte para todos. Es una imagen de una «mamita» chiapaneca que seguramente conoció en San Cristobal, cerca de donde yo tuve todas estas reflexiones, en zona Zapatista.

De Guatemala a México (La Mesilla – Ciudad Cuauhtémoc), la frontera sórdida.

cruce frontera

Partí de Nebaj con destino , San Cristobal de las Casas. Me fui de aquel icono con la B en medio de ninguna parte, ese lugar del que google tampoco sabe salir, y dice: «No se pueden calcular rutas entre San Cristóbal de Las Casas, CHIS, México y Nebaj,
¿Esto lo he vivido ya?… ah, si, fue intentando llegar.

El camino nadie dijo que fuese a ser fácil. Me levanté temprano y llegué a Huehuetenango en la mañana, almorcé y agarré otro bus (chicken bus) hacia la Guate, el pueblo (2 horas de viaje unos 2 $). Los chicken bus son autobuses escolares estadounidenses reciclados en autobuses de pasajeros. Donde caben 2 caben 3 es la máxima en ese tipo de transportes e incluso, a veces, caben 4 o 5. Aproveché el viaje para reflexionar sobre mi estancia en Guate mientras contemplaba los espectaculares paisajes que daban entrada a la Selva Lacandona chiapaneca.

De La Mesilla fui andando hasta el paso aduanero guatemalteco, hice los papeles y agarré un taxi «colectivo» hasta el paso mexicano, Ciudad Cuauhtémocsin que me robase ningún Amish ni nada.
Este paso fronterizo es de los más sórdidos que he encontrado en centro américa, se nota viciado el ambiente, la gente mira raro y no encuentras demasiados viajeros cruzando por su cuenta, hay viajes que te cruzan de Huehue a San Cristobal de un tirón y de forma fácil… gastas más o menos el doble que por tu cuenta y además, a mi me encanta eso de entrar a cada país por mi cuenta, ver las nuevas caras, sentir los nuevos intentos de timo, jejej… vamos, lo que tienen las fronteras, esos «no lugares«, esos puntos con que la geografía antropocentrista divide el mundo en función al hombre… digo en función a según que hombre y cuanto dinero tenga, claro.
La impresión que me dio este paso fronterizo quedó en nada cuando volví a realizarlo a la vuelta cruzando a eso de las 9 de la noche, os aseguro que gana mucho… en sordidez, por supuesto. Pero esa historia ya llegará.

Y una vez superado el paso mexicano y sellado el pasaporte aún faltaban otras 4 horas de bus hasta San Cristobal de las Casas, en plena Selva Lacandona, territorio zapatista, donde me esperaban mis colegas, los artesanos que conocí en Panajachel.

Tenia ganas de llegar a San Cristobal, el lugar donde comenzó la revolución zapatista del EZLN, ese lugar «mitificadamente utópico» donde «los que son el color de la tierra» se autogobiernan y gobiernan para el resto, para los que nada tienen, al grito de: «¡para todos todo, para nosotros nada!«.
Ese pueblo donde un primero de Enero de 1994 un grupo de indígenas organizados decidieron «molestar» al status quo establecido, eso si, con respeto. Cuando el grupo de hombres armados y con pasamontañas tomaron el pueblo, la gente, los turistas y la prensa se asustaron, muchos intentaron salir, alegaban que perderían sus vuelos, sus trabajos, que no tenían ropa para el resto de los días… entonces Marcos, el eterno Subcomandante, sin hacer referencia a que lo que ellos se estaban jugando eras sus vidas, se disculpó diciendo: «…perdonen las molestias… pero esto es una REVOLUCIÓN«.
Se puede ser revolucionario y educado, no cabe duda.

FELIZ AÑO NUEVO!!!

Happy new year, Yoi otoshi o!, Feliç any nou, Frohes neues Jahr, ?? ??? ????? ????, Š?astný nový rok, ???? (x?n nián kuài lè), Sretna nova godina, Sre?no novo leto, Hyvää uuttavuotta, Bonne année, Happy flwyddyn newydd, Feliz ano novo, ??? ??? ?????? ?? (nay? s?la mub?raka h?), Gelukkig nieuwjaar, Selamat tahun baru, Sona, Zorionak eta Urte Berri On, Gleðilegt nýtt ár, Buon anno, Godt nytt år, ??? ?? ????, Szcz??liwego, nowego roku, ? ????? ????? (S novym godom), ?????? ???? ?????? (Sre?na nova godina), Furahia mwaka mpya, Manigong bagong taon, ?????? ?? ???? (s?w?s?d? p? h??m?), Yeni y?l?n kutlu olsun, Chúc m?ng n?m m?i, Feliz año nuevo a todo el mundo!!!!!!!!!!!!!!!!

Feliz Año A HUEVO!

Ya hace casi un año que salí de casa… ahora estoy en , dispuesto a cambiar de año con la esperanza de que el nuevo sea, por lo menos, igual a lo que ha sido este… claro que ha tenido cosas buenas y malas, como todos, pero no hay que ser egoísta y mejor conformarse con lo que venga, disfrutar lo que se pueda y vivir cada día intentando que ese día sea especial, porque todos lo son.

El pobre blog esta un poco desactualizado, hay muchas aventuras que contar y poco tiempo para ello… faltan horas en mis días, días en mis años y faltaran años en mi vida, años para hacer todo lo que quiero hacer, vivir todo lo que quiero vivir, aprender todo lo que quiero aprender…
Este año fue bisiesto pero el día que gané (366) lo perdí con la vuelta al mundo, las horas que he perdido recorriendo el planeta avanzando hacia el oeste suman 24, lo que supone un día.
Este año ha sido bastante especial para mi, estoy realizando uno de mis sueños, conociendo culturas, países o gente que hacen que todo valga la pena, he aprendido y aprehendido, he encontrado, he descubierto… lo he pasado bien, muy bien y a veces un poco mal, he ganado infinidad de amigos, de hogares, he ganado conocimiento, he ganado experiencias, he ganado sensaciones increíbles, he ganado sentimientos que no conocía, he ganado otra forma de ver el mundo y la gente que lo habita, he ganado una mente más abierta, he ganado posibilidad de comunicación, he ganado atrevimiento, he ganado muchas cosas… en este, el año que perdí un día de mi vida; unas horas que ya no volveré a recuperar a no ser que haga la vuelta al mundo en sentido contrario…
Pero nunca estaré tan contento de haber perdido un día, no se me escapo sin darme cuenta, lo dejé ir, lo cambie… el año que perdí un día de mi vida gané un mundo de ilusiones.

Quiero desearos un Feliz Año A Huevo!, que es el que vamos a celebrar acá en México… después de protagonizar hace unos días: «Quesadilla antes de «, una noche que ya le hubiese gustado firmar a Tim Burton. Espero que para todos vosotros este sea otro año especial, un año de hacer lo que queráis hacer, un año de vivir y disfrutar, un año para vivir A HUEVO!.

Dejo el celular de México, por si a alguien le apetece felicitarme este nuevo año de viva voz, si alguien quiere darme un aguinaldo solo tiene que mandar un mail y pedir el numero de cuenta que enviaré encantado.
(+52 1 ) 9671010130

Ahora me voy a comer y luego a la playa, quiero sentir el agua del pacifico por última vez este año, y mañana comparar si esta igual. Hoy pasaré de año por primera vez sin capas de abrigo, en manga corta y chanclas… después de casi un año sin trabajar, sin más responsabilidades que las que yo he querido imponerme, sin mas condicionantes que los que han surgido en el camino, este fin de año va a ser especial. Solo una cosa me faltará y es toda esa gente que quiero y que está lejos, aunque brindaré por ellos como espero que ellos brinden por mi… esta noche brindaré por los nuevos y por los que ya no están, por mi familia y mis amigos, por los que he conocido y por los que voy a conocer, y, por supuesto, brindaré también por ti que me lees… muchas gracias por todo, ¡SALUD!.

En estos momentos felices, de unión, de disfrutar con la gente que quieres y te quiere hay muchas personas en este mundo que no van a poder hacerlo, yo por ellos brindaré mas fuerte aun, brindaré por Palestina y contra la masacre que Israel está produciendo a esta pobre gente, brindaré por Irak y Afganistan y por que acaben de una vez todas esas muertes sin sentido causadas por la ambición de un señor al que deseo se le atragante la cena, brindaré por Myanmar y por que termine de una vez esa sucia dictadura que los tiene sometidos, por Georgia, por India y Pakistan, por Etiopia, por el Congo, Somalia, por Sudán, Tailandia, Uganda, Yemen… por los más de 28 conflictos armados que continúan activos en el mundo, esas guerras olvidadas, esos perdidos en la memoria que a mi no se me olvidan, que todos deberíamos recordar, porque aunque a veces lo parezca estos días no son solo amor y paz, por desgracia. Esta noche brindaré por la Paz, para que las palabras ganen un día a las balas, son mas rápidas y fuertes, la mejor de las armas que jamas tendremos.

Feliz año nuevo, bonne année, Feliz ano novo, happy new year, bloavez mad, xin nian hao, pace e salute, bon lanné, bone-érèz ané, Zorionak eta Urte Berri On, Heri za mwaka mpya, nyob zoo xyoo tshiab, buon anno, sabai di pi mai, kia hari te tau hou, bona annada, ????????????, Cung Chúc Tân Xuân, Yoi otoshi o!, FELIÇ ANY NOU…………
* Editado a petición de elmalomalote y Asiasido (ver los comentarios).
No se puede estar en todo, jeje.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.