Como pasa el tiempo…

Hace exactamente 4 meses desde que escribí en el blog por última vez. No escribo hoy por honrar este aniversario, escribo por honrar otro que, para mi, es un poco más importante.
Ayer 7 de Junio cumplí 30 años.
Mucho ha llovido desde que hace un año escribía en Bali para felicitarme a mi mismo la llegada de los 29. Esta vez lo he recibido en el Perú, concretamente en Arequipa.
Este ha sido de nuevo un cumpleaños especial, es el segundo que paso en este viaje, es el paso a los 30, esa edad “critica” en la que parece que al fin nos hemos hecho mayores (o no) y este cumpleaños es también el principio del fin de esta aventura.
Dentro de exactamente 2 semanas estaré aterrizando en Bajaras para volver a Hortaleza, a ver a la familia, a los amigos y sentir como es la vuelta al “hogar“… aunque después de casi año y medio de viaje me he dado cuenta que “hogar” es cualquier lugar en el que te sientas agusto.

Tengo mucho que explicar. Ahora no se ni a quien escribo, no se si después de tanto tiempo alguien seguirá leyendo esto, pero quiero contar las razones de este parón.
A parte del tiempo, que escasea cuando conoces gente maravillosa o lugares increíbles, la pereza va haciendo mella a medida que el viaje avanza. Cada vez cuesta mas meterse entre 4 paredes para conectarse a internet. Si tuviese que empezar de nuevo este viaje y quisiese llevar el blog al día no dudaría haber partido con un portátil. Hubiese ayudado bastante a procesar las fotos, escribir en los largos viajes en autobús, avión, barco o tren, o en las noches solitarias dentro una habitación de hotel.

Por otro lado, una de las razones principales de que la desidia se comiese el blog ha sido la increíble cantidad de correo basura que reciben los comentarios (SPAM). Supongo que cuantas mas visitas y en mas sitios apareces mas fácil les resulta a estos “cabrones” encontrarte. Yo sin un ordenador propio, con los ordenadores de los locutorios carentes de software y lentos hasta el aburrimiento, no he sido capaz de solucionar este problema. Tal vez los numeritos que ingresas antes de un comentario en otros blog me hubiesen ayudado, pero no he conseguido hacerlo.
Cada día perdía entre media y una hora en dejar limpio el blog, hasta que dejé de hacerlo. Como podéis ver en el post anterior hay más de 10.000 comentarios, algo que, a su vez, me iba generando un trafico web que podía suponerme gasto de dinero. Por eso he decidido quitar la posibilidad de hacer comentarios en algunos post.
Para este post los dejare abiertos durante unos días y cuando empiecen a atacar tendré que quitar la posibilidad de comentar.

También quiero explicar que la idea es terminar este proyecto que tanto me ilusionó en su momento. A la vuelta quiero explicar, como si aun siguiese de viaje, como ha sido la aventura en América Latina. Tal vez se convierta en un relato en pasado, en una narración de recuerdos, pero siempre fue un poco así, como todos los blogs.
Hay mucho escrito en papel, hay muchas historias que contar, aventuras que narrar, lugares que describir, gente de la que hablar y muchisimas fotos que mostrar.
Y esta vez prometo terminar lo que empecé, y hablo del blog, porque el final del viaje si es seguro. El día 14 vuelo desde Lima a Nueva York para pasar una semana entre esta ciudad y Montreal en la parte francesa de Canadá (Quebec). Y el 21 salgo de NY hacia Dublín, unas horitas allá y el “ansiado” regreso. Entrecomillo la palabra “ansiado” porque por una lado tengo muchisimas ganas de ver a mucha gente allá (mis padres sobre todo), de averiguar todo lo que ha cambiado en este año y disfrutar de aquello como continuación de mi viaje… pero por otro lado… ¡¡¡OJALA ESTO NO ACABASE NUNCA!!!.

Escribir el blog y seleccionar fotos me ayudará a seguir viajando, a rememorar los recuerdos y retroceder en el tiempo como si tuviese en mi poder la maquina de H. G. Wells… seguro que es una buena ayuda para el palo que supondrá la vuelta al mundo real. Por tanto, aquí y ahora os invito a que sigáis viajando conmigo, porque ahora yo voy a empezar a viajar como vosotros, a través del blog.

Y como no, acabo este post como lo acabe hace un año desde Bali, nada cambia, todo se repite, solo que ahora tengo un poco mas de peso en la mochila de las experiencias:

FELIZ CUMPLEAÑOS PAK!!!!!!!!!!!!!

p.d.: y quiero aprovechar para dar las gracias a Regina y David, con quien pasé mi cumpleaños y quienes lo hicieron mucho más especial si cabe. ¡¡¡¡Sois la ostia!!!!