Noches andalusíes mirando a la Alhambra (Granada) / Foto de la semana

Alhambra

Sin cesar recorro con mis ojos los cielos,
por si viese la estrella que tú estás contemplando.
 Pregunto a los viajeros de todas las tierras,
por si encontrara alguno que hubiese aspirado tu fragancia.
 Cuando los vientos soplan, hago que me den en el rostro,
por si la brisa me trajese tus nuevas.
 Voy errante por los caminos, sin meta ni rumbo:
tal vez una canción me recuerde tu nombre.
 Miro furtivamente, sin necesidad, a cuantos me encuentro,
por si atisbara un rasgo de tu hermosura.

Abu Bakr Al-Turtusi (1059 – 1126). Poesía andalusí.

Despidiendo el año en la cima de la península (Mulhacén 3478,6 m.s.n.m)

Techo de la Península Ibérica

31 de Diciembre de 2012, Mulhacén, a 3478,6 metros sobre el nivel del mar y mucho más alto aun sobre todas las cosas humanas.

Siempre había querido empezar un post parafraseando la introducción que usó Nietzche para su indescifrable “Así habló Zaratustra” y creo que esta era la ocasión perfecta.

En estas condiciones comenzaba el fin del 2012 desde la cima de la Península Ibérica. El plan en un principio consistía en hacer cima el 1 de Enero a las 00:00h, la luna estaba practicamente llena y podía ser una ascensión nocturna preciosa pero las condiciones climatológicas y un cúmulo de circunstancias de diversa índole dieron al traste el plan.
Todo empezó con una ventisca y una bajada de la temperatura que nos impidieron llegar el primer día al refugio de Villa Vientos. Hicimos en el refugio de Carihuela, cerca de la cima del Veleta, y a la mañana siguiente sin haber dormido practicamente por culpa del frío, seguimos el camino a Villa Vientos. Por si las condiciones no eran suficientes decidimos complicarnos la aventura “paseando” por todo el equipo de escalada en hielo (cuerdas, clavos, arneses, cascos…), para que conociesen un poco la montaña y transformar el camino en insufrible.
Pasamos una noche algo menos fría en Villa Vientos, nos levantamos temprano y empezamos la ascensión a Mulhacén por la cara Oeste. La nieve estaba perfecta para los crampones y en cerca de hora y media estábamos hollando la cima de la montaña.

Las casi 8 horas de bajada hasta el coche se hicieron largas pero merecieron la pena, y en vez de una sopa de noodles muertos de frío en un refugio de montaña nos pegamos una cenaza en Cenes de La Vega en casa del Señor Oscar. Creo que salimos ganando.

El primer viaje del año ha sido por carretera, de a Madrid, el día 1 recién levantado. Parece un buen pronóstico para que 2013 sea un año viajero. El 2012 lo fue, y además con contrastes, lo empecé a cero metros sobre el nivel del mar en Filipinas y lo terminé a 3.478 en la cima del Mulhacén. Terminando por todo lo alto, por encima de todas las cosas humanas.

(*) Está aventura se ha contado con más detalles en el blog del Packet Xtreme Team. No puede ser menos, una vez más hicimos honor a su lema: “Haciendo imposible lo posible”. El post en cuestión: 4 packets y varios destinos.

De Granada a León (Nicaragua)

En conocí a una parte de Un Mundo de Circo, habían montado un proyecto para educar y alfabetizar “chavalos” desfavorecidos por medio del circo y el juego, cuando les conté que estaba haciendo un reportaje para La Esperanza me ofrecieron un hogar y la posibilidad de hacer uno sobre su trabajo en , donde realizaban el proyecto. Y así surgió el plan que os contaré en el próximo post, porque me quedé unos días más en Granada y luego me fui a Masaya antes de visitar a “los cheles maños circenses” en León. (El post vendrá con anécdota incluida).

Granada me gustó bastante, conocí gente que fui encontrando más veces durante el viaje y volvió a despertar en mi el entusiasmo fotográfico que se había aletargado un poco según avanzaba el viaje. De allí partí hacia Masaya, es la ciudad de las artesanías, buscaba mercados, gente, autenticidad y me encontré algo más preparado para el turista de lo que esperaba. No me disgusto pero entre Granada y Masaya ya tenia ganas de entrar un poco más en el mundo Nica y dejar de ver tanto extranjero.
La mayoría trabajan como voluntarios en ONGs o están aprendiendo Castellano pero el porcentaje de “gringos” en los centros urbanos de esas 2 ciudades es bastante alta.
Lo mejor de esos días, la luz y las fotos… aquí os dejo una muestra de una serie bastante “lomográfica” titulada: “Palabras del Mundo“, que se expuso en la sala Aperitivos Visuales en el marco de unas Jornadas Literarias.

Calle de La Libertad en Granada, la luz del de esta ciudad es realmente impresionante.

Granada, la Casa de la Mujer Claudia Chamorro, hija de Violeta Chamorro ( fue presidenta de de 1990 a 1997 con el partido opositor al FSLN, de ideología liberal).

Casa del Frente Sandinista de Liberación Nacional, esta en concreto es la que se encuentra en Altagracia, en la Isla de . El FSLN es el partido que gobierna el país, dirigido por un ya desfasado Daniel Ortega, y fue el ejército que liberó Nicaragua en 1979 de las manos de la familia Somoza… pero ya habrá post político 😉

Paisajes de la ciudad de Granada, el estilo colonial en la arquitectura hace de ella una de las más bellas ciudades coloniales que puedes encontrar en Centro América.

Y poco a poco llegué a León, la segunda joya colonial del país y la ciudad de nacimiento de uno de los nicas más internacionales: Rubén Darío.

Y seguimos con León en el siguiente post. He dejado alguna otra foto en el set the flickr de Nicaragua.

Granada y Ometepe (Nicaragua)

Como decía en el post anterior, la entrada en fue preciosa, llegamos a primera hora de la mañana, y en esos momentos esta ciudad tiene una luz increíble:

No recuerdo el lugar en el que me alojé esta primera vez, lo que recuerdo es que cuando volví para hacer el reportaje de La Esperanza de Granada me quedé en Apoyo Mutuo, la casa de la señora María, un lugar en el que principalmente se alojan artesanos latino americanos que viajan por el continente. Esto hace que puedas hablar Castellano, ya que entre la cantidad voluntarios, de turistas y de gente que va a aprender Castellano, es una de las ciudades con más extranjeros de toda . En Apoyo Mutuo el precio por una cama en dormitorio compartido no llegaba a los 3 o 4 euros. Tiene cocina y la señora María es encantadora.
Desde Granada fui en ferry a la Isla de , una preciosa isla volcánica que se encuentra en medio del inmenso Lago Nicaragua. Me bajé en Altagracia y me quedé en el Hospedaje Ortiz, lugar digno de ver y Mario (el dueño), un hombre digno de conocer 😉
La isla es impresionante, está coronada por 2 volcanes  (Concepción y Maderas) a los que se puede subir andando. Es el lugar perfecto para relajarse, bañarse en el lago, a pesar de ser uno de los pocos lugares del mundo en los que habita el tiburón toro de agua dulce, para pasear, recorrerla en bici o ir a Charco Verde, unas piscinas naturales cuyas aguas rejuvenecen cuerpo y alma (o eso dicen).

De Ometepe fui a la playa de San Juan del Sur, ya en el Pacífico nicaragüense, para pasar unos días antes de volver a Granada. Quitando los Bluefields y La Isla del Maíz (Corn Island), a los que no fui por falta de tiempo, San Juan del Sur es una de las mejores playas de Nicaragua. A mi no me acompañó el tiempo… empecé en centro américa en estación lluviosa y camino del invierno, que no es duro pero se nota en lugares altos. La fecha era: Octubre/Noviembre de 2008.

Todos los viajes en barco por el impresionante Lago Nicaragua me dejaron imágenes muy bonitas de atardeceres y de la vida en el lago. De algunas tengo fotos 😉

La belleza de estos parajes hacen entender porque el Lago Nicaragua y la isla de Ometepe luchaban por entrar en entre las maravillas naturales del mundo.

He subido más fotos al set de flickr de Nicaragua

La Esperanza de Granada, Nicaragua

Crucé de Costa Rica a por el paso de Los Chiles, es la única forma de cruzar la frontera en bote, el resto son fronteras terrestres, aunque no fue esto lo que me hizo tomar la decisión de ir por esta vía. Era el camino que parecía más corto para ir de La Fortuna (Costa Rica) al lago Nicaragua, la idea: intentar llegar al archipiélago de Solentiname (nunca llegué, sueño de solentiname…). Al final el camino se convirtió en la manera más larga de llegar de La Fortuna a .
La frontera no está abierta 24h, solo pasan unos pocos botes (la mayoría transportan contrabando de comida y ropas) y una vez en el lado Nica de la frontera nos dijeron que el barco para Solentiname salía 2 días después… al final tocó ir hasta Managua y después a Granada todo en chiken bus (la única forma de salir de ese atolladero) fueron 10 o 12 horas por carretera rodeando el lago, si a esos pequeños tramos de asfalto entre los baches se les puede llamar carretera.
Eso si, la llegada a Granada fue preciosa, ya enseñaré fotos en el siguiente post. Y fue allí donde conocí a la gente de La Esperanza de Granada, una ONG que se encarga de la educación y alfabetización de niños en escuelas de la región. Formada en su mayoría por voluntarios de distintos países que ayudan dando clases en las escuelas más desfaborecidas de la zona. Antes de irme a la isla de hablamos de la posibilidad de estar unos días con ellos haciendo un reportaje sobre su trabajo y cuando volví de la isla me dieron su beneplácito para empezar mi labor.
Estuve casi una semana siguiendo a los voluntarios por las diversas escuelas, retratando a los niños e intentando mostrar la increíble labor que allí realizan.

Os dejo algunas fotos de esos días… más o menos sería Octubre de 2008. Hice cientos, si me veo con tiempo intento subir más.

Hay alguna más en el set de flickr de Nicaragua, espero que os gusten, a mi me encantó poder ayudar y compartir con toda esta gente. Les mando un gran abrazo desde aquí, si hubiese más gente como ellos otro mundo sería posible.

Mañana seguimos con Nicaragua 😉