Los Estados Socialistas de America

Después de la aventura australiana y las ganas que tenia de salir de países sajones llegue a plantearme modificar el viaje para saltarme los . No lo hice al final ya que moverme hacia el sur estando en el campo gravitatorio de la tierra podría hacer que cayese en cualquier sitio… y decidí darles una oportunidad.

Una vez allá mi idea de los States cambió casi por completo.
Yo pensaba que había entrado a la madre del capitalismo, el mayor impulsor del liberalismo económico, del consumo, el lugar donde mas se veneraba a ese dios tangible llamado “dinero. Y para mi sorpresa todo esto estaba cambiando.

Hace tiempo decidí que tenia que conocer Cuba, quería ver ese país mientras estuviese Fidel, y lo hice en 2001. Y allí decidí que nunca viajaría a los USA mientras gobernase Bush.
Aunque no lo he cumplido no me arrepiento de ello. Llegué en el momento en que este señor (Georgito) dio un giro de 180 grados en su política económica para acercarse a abrazar el socialismo. Estando yo allí comenzó a abogar por un mayor control del mercado por parte de los gobiernos, empezó una serie de “nacionalizaciones” de bancos y agencias de créditos. Se estaba convirtiendo en el primer presidente comunista de los Estados Socialistas de América.
Yo no podía creerlo, que sería lo próximo… ¿sanidad pública?.
EEUU estaba viviendo la mayor crisis de su historia desde el 29, el pueblo estaba desencantado con el gobernante con la política exterior mas nefasta y sangrienta desde Reagan… y encima estaba a punto de ganar la presidencia… ¡¡UN NEGRO!!.

No podía creer que tuviese la suerte de vivir este cambio tan grande del orden mundial desde dentro de sus propias tripas.
Y fue así, con la sensación de estar presenciando algo histórico, como empezó mi recorrido en “gringolandia“.

Ahora, desde la cercana lejanía de centroamérica, cuando miro las noticias veo que todo sigue igual y que encontrar la vacuna para el virus del capitalismo es tan complicado como encontrar la del SIDA. Esperemos a ver como el mundo sale de esta.

Todo este cúmulo de cambios me hizo sentirme bastante perdido en mi llegada a Los Ángeles… o tal vez fue llegar a una de las ciudades mas grandes en las que nunca he estado sin tener un mapa, ni la mas mínima idea de orientarme allá. Y así pase casi una semana, visitando lugares sin saber donde estaban.

Del aeropuerto Internacional de Los Ángeles fui hasta el Hostal en un Shuttle de PrimeTime, es una de las formas mas rápidas, cómodas y baratas de llegar a un sitio que no sabes donde está. El servicio puerta a puerta cuesta unos 15 $ y fue perfecto porque lo único que sabia es que buscaba el Hostal Orbit en West Hollywood.
Cuando llegué estaba lleno y me mandaron a otro que esta como a 2 manzanas de este, el Banana Bungalow. Y fue lo mejor que pudo pasarme.
El Banana fueron como 20$ en dormitorio con desayuno incluido. El sitio tiene una zona común bastante grande y muy buen ambiente. En la primera noche conocí al Gran Row (Barcelona), que llevaba casi 5 semanas allá y se ofreció a hacerme de guia por la ciudad de los gangs, el hip-hop, las estrellas, los ghettos, la fama y tal…
Gracias a Row conseguí conocer LA sin llegar a situarme en ella.


Row

Lo peor que tiene esta ciudad es su inmensidad, algo que hace complicado moverse allá sin coche (pasa en todos los USA). Desplazarse a cualquier parte hace perder horas en transporte público… si te atreves a usarlo, porque aunque no me pareció peligroso, bien es cierto que casi todo el tiempo eramos los únicos “blancos” de los autobuses que tomamos.
A los gringos no les gusta mezclarse demasiado y se ve claramente como se ordenan las clases sociales en función del color de la piel. Hablaré de ello mas adelante.

El primer día pasee por West Hollywood. Es una zona tranquila, casas bajas, comercios y, como en todos lados allá, casi nadie andando por la calle. Puedes recorrer manzanas y manzanas y no ver mas que casas.
Al día siguiente tocó playa. Fuimos a Santa Mónica y de ahí caminamos por el Ocean Front Walk hasta Venice Beach. Venice es la playa bohemia, con artesanos y tiendas, con músicos y artistas. Es un paseo entretenido y una playa normalita.

Y al día siguiente Hollywood Boulevard, el Paseo de la Fama con sus estrellas y el Kodak Theatre donde se entregan los premios de la academia (¿academia?), un lugar que mas que un teatro es un centro comercial… pero esto es USA.
Fue un día de ver coches caros, limusinas y muchos frikis.


Yo con la estrella de Dios.

Y por último Bevely Hills, el Beverly Center y Beverly Boulevard… cuantos Beverlys..
En un par de horas tuve bastante y eso que pasé de ir a Rodeo Drive o Bel Air… no me gusta ver tiendas en las que no me puedo permitir comprar o visitar mansiones que nunca podré pagar. Mejor que se lo queden para ellos… los ricos.

Y esto fue LA, al no tener coche me quedé con las ganas de pasar por Mulholland Drive, acercarme al cartelón y ver si recorrer aquella calle me ayudaría a entender algo de la película de Linch. Aunque siempre he pensado que no la entiende ni el y la hizo solo por ver juntas en la cama a Naomi Watts y Laura Elena Harrin. Esta claro que yo también lo hubiese hecho.

Al Downtown no fui tampoco, es zona de oficinas y en cuanto cae la noche se parece mas a una peli de zombis que a un barrio de LA. Algo que pasa en la mayoría de las ciudades yankis y de lo que también hablaré más adelante.
Y el resto son los estudios de la industria del cine (algo caros), el Griffith Park con vistas de toda la ciudad, Malibu, Long Beach... y así hasta el infinito. Una ciudad que puede ser eterna pero en 5 días, con salidas nocturnas y la fiesta de despedida de Row fue suficiente para mi.

Mi idea era bajar al sur, San Diego, La Jolla, Palm Springs, Tijuana… pero sin coche todo se complica en los States. Al final los planes cambiaron cuando conocí en el Banana a Martina y Cynthia (Suiza). Pensaban ir a Utah a ver el Bryce Canyon, Zion National Park y luego Las Vegas (Nevada).
Entonces las propuse compartir coche y gasolina para hacerlo juntos… ejem… las propuse compartir “su coche“. Vamos, que me acoplé de mala manera. Pero aceptaron “encantadas” (espero), y empezó una nueva fase, salí de la gran ciudad para visitar un poco de la “américa profunda“, la de desierto, cañones y unos cuantos paletos.
Las Vegas es esto mismo pero cambiando cañones por casinos.

Mis fotos de LA… no he subido muchas esta vez.

1 comentario en “Los Estados Socialistas de America

  1. Aupa Pack!

    Llevo unas semnanas de mucho trabajo y me toca ponerme al dia con tu blog. _Nosotros hemos estado el año pasado en los estates, de costa a costa (por aire la mayoria de las veces) hasta Hawaii (si puedes vete, merece la pena) hemos estado en los lugares que retratas, a mi me robo el alma Venice Beach ¡menuda fauna!

    Nuestra oferta aqui en Ecuador sigue en pie, solo espero que coincidamos en el tiempo.

    Saludos

Deja un comentario