Vistas desde mi habitación en Unawatuna (Sri Lanka) / Foto de la semana

Vistas desde la habitación

Estas son las vistas que tengo desde mi habitación en Unawatuna. Llegué a este pueblo/playa desde Hikkaduwa trás 2 autobuses, un tuk-tuk y cerca de 2 horas para 25 kilómetros… no hay que quejarse, estoy en . La idea aquí es pasar unos días de playa y visitar Galle, una ciudad “colonial” y amurallada de la que hablan bastante bien, lo siguiente es Welligama, la primera parada de mi ruta Steve Mccurry, el lugar donde este señor retrató de forma magistral el estilo de pesca que se practica en este país, el stick fishing.

Pero no me anticipo, todo llegará, mientras tanto os dejo con esta estampa, la primera que veo cada mañana cuando me levanto.

Supongo que no es tan idílica como si la pusiese en Noviembre, cuando tod@s estabais jodid@s de frío, ahora en Agosto son vacaciones para la mayoría y la playa es el destino más común… imagino que habréis viajado “solamente” en España, como recomendó el paleto de Soria esta semana, que ya sabéis, conocer otras culturas, otros países y otras formas de ver el mundo no es solidario, es de cobardes… ¿o de cobardes es quedarse a levantar un país que otros han hundido?.

Yo no arrimo el hombro, mejor voy a seguir aprendiendo, aguantando temperaturas altas, mosquitos e idiomas incomprensibles, aunque eso no significa que no me guste viajar en España, posiblemente de lo que más me acuerde este Agosto sea de las fiestas de Cardenete, el pueblo de Cuenca en el que llevo veraneando año tras año desde que tengo recuerdos, y seguramente desde antes. Me acuerdo de la familia, de los amigos, de las verbenas, de las chorreras, de los buenos momentos… y me puedo llegar a poner ñoño. Solo me queda pensar que cuando vuelva va a seguir allí, como siempre, recibiéndome con los brazos abiertos, un porrón bien frío y un plato de morteruelo. Y yo también seguiré siendo el mismo, con más historias con las que aburrir a la gente y muchas ganas de disfrutar de la cultura del país en el que me he criado, porque se puede viajar por el mundo y saber disfrutar de lo cercano, una cosa no quita la otra, ¿o es que tengo que elegir?.