Por él he vuelto a Malapascua: Video del Thresher Shark (Filipinas)

Hablo de nuevo desde , una de las razones, en el vídeo. La semana que viene intentaré explicar el porqué del retraso en los post, la razón por la que tras 2 semanas en Palawan haya vuelto a y volveré a la carga narrando como ha sido este tiempo, estos casi 2 meses y medio que he «vivido» en la isla mientras me sacaba el título de DiveMaster (¡ya lo soy!).

Ver cercano el final me ayuda a reflexionar. Hogar es aquel lugar en el que te sientes agusto, por eso ahora puedo considerar que ha sido mi hogar, aquí he pasado muy buenos ratos y he conocido a una gente de lo más bonita (que diría Vanesa), de aquí me llevo un recuerdo imborrable, gran parte generado por los locales, los habitantes de la isla, en mi opinión: lo mejor que tiene, y en otra gran parte por la gente que he encontrado, un buen grupo de lo más variopinto de los que he aprendido… y mucho, tanto en cuestiones de como de la vida en general. Una gran parte de esta gente os la iré presentando en sucesivos post.

El lunes salgo para y el Miércoles vuelvo a Tailandia con la idea de pasar una semana entre amigos, camaradas de , y después subir al norte a celebrar el Songkram ( Tailandés)… dicen que año nuevo, vida nueva. Veremos lo que le espera a la mía, que ni yo tengo idea.
Me queda un fin de semana por aquí pero la marcha del equipo de The GoPro Family (a pastos más verdes) ha precipitado que se acaben las inmersiones. Lo que ha sido mi vida en se va a la vez que yo.

Hoy ha sido mi última inmersión, estoy con un oido un poco tocado y casi no he buceado esta semana, hoy no quería arriesgar pero tenía que bajar por última vez… la elección estaba clara, he vuelto a Monad Shoal.
Ha sido la mejor despedida, más de una docena de escualos en una inmersión que ha durado 52 minutos a una profundidad máxima de casi 35 metros. Jose y yo hemos sido los primeros en entrar al agua y los últimos en salir, y sin Nitrox. Han venido todos a decirnos adiós (los digo), alguno casi podía tocarlo de lo cerca que nos han pasado.

Ya me puedo ir agusto.

Ahora me queda despedirme de la gente, de las playas, del azul, de las palmeras… pero tal vez no lo haga y solo les diga hasta luego. Creo que me voy a llevar conmigo un gran pedazo de esta isla, tan grande como el pedazo mio que se queda, lo mismo que me pasó con cuando salí para emprender este viaje… lo mismo que pasa cada vez que partes del que ha sido tu HOGAR.

Viendo pasar el tiempo en una isla de Filipinas… | Malapascua |

En el barco

Los días pasan sin que me de cuenta, y no precisamente por estar tumbado a la sombra de un cocotero, la vida en Malapascua es un «sin parar«, sobre todo en Exotic. No llevo aquí ni 20 días y ya me he sacado el curso de Nitrox, el EFR (Emergency First Responder), el Recue (soy buzo de rescate) y acabo de empezar el DiveMaster con el equipo de The Go Pro Family.

Las horas parecen menos de 24 aunque los días cundan, sobre todo los que toca madrugón a las 4 am para ir a ver al Thresher, pero entre estudiar, los deberes, las inmersiones y las conversaciones sobre submarinismo en las mesas del Ging´s Ging´s, cuando me quiero dar cuenta los párpados no los aguanto ni con palillos.

El finde pasado tuve la visita de Roberto, Krystell y Noe que vinieron desde Manila con cargamento de chorizo, lomo, queso, salchichón y jamón ibérico cortesía de mis padres (¡gracias!) y para celebrarlo aparqué los «quehaceres» cotidianos por un rato para conocer un poco la isla (casi no he salido de Exotic aún) y pasar mi primer día de playa en Malapascua.

Las crónicas desde la superficie ya vendrán, pero ahora os dejo algunas fotos sueltas que he ido tomando con la GoPro y la carcasa que me dejó Mark. No están mal pero en un lugar increíble para la macrofotografía la GoPro no es la mejor opción, sobre todo comparando con los «pepinos» que trae la gente que pasa por aquí.
A ver si un día alguien me deja alguno de esos «camarotes» (con flash) y veis los colores de verdad.

Gamba Boxeadora
La primera es una gamba boxeadora a punto de soltar un uppercut al oponente que se descuide.

Frog Fish
En la segunda os presento a una de las mayores atracciones de la isla, el Frog Fish que hay en House Reef.

Nudibranquio 1
Esta es uno de los muchos Nudibranquios que se puede ver por la zona.

Pez Payaso
Y como no, un mítico, el pez Payaso en su anémona. El otro día fue la primera vez que me atacaron en el agua… uno de estos fieras no dudaba lo más mínimo en lanzarse a saco contra mi regulador, pobre.

In the water
Aquí podéis ver al Pez Pak en el que ahora es su entorno natural, las profundidades marinas. También en House Reef.

En el barco

Y el submarinismo en Exotic va unido a la vida en el barco, donde se pasa otra buena cantidad de horas con las tripulaciones y los clientes. Estás dos son camino de Monad, la estación de limpieza del Thresher, pero que por la tarde se convierte en la de las Mantas. No tuve suerte ese día, pero ya llegará.

En el barco

Y así pasan los días por aquí, la semana que viene prometo ponerme las pilas y contar bien el paso por Mae Sot con Colabora Birmania y los primeros días en Manila. Mientras… ¡¡que tengáis un buen fin de semana!! 😉 .

>> Todas las fotos de Filipinas <<

Tres de tres con el Thresher Shark (Tiburón Zorro) en Malapascua – Filipinas

Thresher Shark

Aquí os presento la principal atracción de Malapascua, se llama Thresher Shark (Tiburón Zorro), un escualo de hasta 300 kg que ronda los 3 o 4 metros y vive en aguas cálidas a profundidades de hasta 500 metros. Para mi es una de las razones de mi falta de sueño y de que mis días acaben a las 9 de la noche, principalmente por su manía de «dejarse ver» a eso de las 6 am, lo que conlleva quedar en el divecenter sobre las 4:30 am.

El mejor lugar para poder verlo en cualquier época del año es Malapascua, concretamente Monad, un pináculo en el que se encuentra su «estación de limpieza«, el lugar al que sube cada mañana para que unos cuantos peces se encarguen de desparasitarlo y dejarlo como una patena, los limpiadores de esta preciosidad de tiburón son el Cleaner wrasse y el Bannerfish principalmente.
Por tanto, gracias a que es tan presumido y aseado tenemos la suerte de disfrutar de su compañía casi cada mañana.

Yo por ahora he bajado 3 veces en una semana y poco que llevo aquí y lo he podido ver las 3, la última bajada llegué a ver a 3 juntos y en un momento dado nos separaban escasos metros de distancia (escasos digo 3 o 4 metros).

La inmersión es sencilla, se comienza bajando a unos 25 metros, el punto donde comienza su aseo, y es recomendable el uso de Nitrox para tener un mayor tiempo de fondo y menos posibilidades de perderse el espectáculo, luego, a medida que el tiempo para deco disminuye se comienza a subir para detenerse de nuevo en lo alto del pináculo, esto son unos 15 metros y es el lugar con mejor visibilidad y donde más cerca puedes verlo y fotografiarlo (como muestra un botón: la foto que encabeza el post).

Si uno de tus sueños es poder disfrutar de la imagen de este escualo y no has entendido nada de este último párrafo no tienes porque preocuparte, en Exotic no tendrán problema en enseñarte todo lo necesario para cumplirlo, incluso puedes bajar con aire y las posibilidades de verlo no bajarán de un 80% (en los 10 días que llevo aquí se le ha visto todos y cada uno de ellos).

Y si lo has entendido todo no se a que esperas para venir a verle, yo ya tengo confianza con él y puedo presentártelo la mañana que elijas.

Me han dejado una carcasa nueva para la GoPro con lente plana, la curva de la que trae de serie no permite a la cámara enfocar bajo el agua (fallo garrafal) y gracias a ella iré retratando al bicho más a menudo, aunque hasta que consiga que me pose aún me falta confianza… solo dadme tiempo.

(*) El curso de Nitrox lo realicé la semana pasada, en Exotic son unos 11.000 pesos y no lleva más de 4 horas. Tuve la suerte de que me lo diese Ángel Navarro y su capacidad docente lo hizo muy interesante y didáctico. Si vienes mi recomendación es que aproveches para realizarlo y seguro que no te arrepientes cuando tengas delante al Zorro (y no digo Antonio Banderas con antifaz y capa).

 

Buceando en Malapascua con Exotic Island Dive Resort y The Go Pro Family (Filipinas)

Buceando

Buceando

Buceando

Estas son las primeras pruebas de fotos bajo del agua. Un pequeño problema con la carcasa de la GoPro me han tenido algo parado en este aspecto pero en breve tendré todo solucionado y podré enseñar más cosas… entre eso y que el tiempo libre escasea llevo una semana sin dar noticias.

Ahora estoy enfrascado en una aventura «submarina» en Malapascua, una isla de 4 kilómetros de largo por 1 de ancho en mitad de las Filipinas, en las Visayas (y diréis, ¿que es eso?)… tranquilos ya contaré. Solo avanzo que la idea es sacarme el Dive Master de submarinismo (y muchos repetiréis, ¿que es eso?), y también lo contaré, aunque antes de conseguir este título tengo muchas inmersiones que hacer y mucho que aprender de todo lo que me rodea ahora mismo… sobre todo de The Go Pro Family (Angel Navarro y Jo Armitage), especialistas en cursos de IDC (que raro hablo últimamente, ¿verdad?) y en transmitir la pasión por el submarinismo.

Estoy de #acampadaResort en el Exotic Island Dive Resort, donde mi día se basa en sumergirme, estudiar y aprender. Poco a poco iré organizando mejor el tiempo y escribiendo regularmente sobre lo que estoy haciendo, sobre Malapascua, sobre Filipinas y sobre el maravilloso mundo del submarinismo.
Estas fotos son solo el aperitivo de lo que vendrá, ¿os han abierto el apetito? 😉 .

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.