Conclusiones Camboya

Mi estancia en ha tenido un poco de todo. Desde la masificación turística de los templos de a la soledad y la tranquilidad de “la “. La impresión que deja este país es bastante buena en general. El pueblo camboyano es muy amable y sencillo, aunque se deja tratar algo menos que en Myanmar o Tailandia. El problema principal que presenta Camboya es que el Ingles solo lo habla la gente que trabaja con turistas, y esto hace un poco complicado conocer la verdadera realidad del país.

Entre las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de visitar el país hay una que destaca: Camboya es uno de los países con mayor cantidad de minas antipersona y proyectiles activos de todo el mundo. La principal recomendación es no salirse de los caminos, carreteras o zonas edificadas bajo ningún concepto. La culpa de este problema la tuvieron los Khmer Rouge’s y la paranoia persecutoria de su líder Pol Pot.
Poco a poco una gran cantidad de organizaciones no gubernamentales están intentando limpiar el país de esta lacra que ha matado o mutilado a millares de personas en los últimos 30 años. Mas de la mitad de los afectados son niños:

Info de Unicef sobre las minas antipersona en Camboya.

Web del tratado por la no proliferacion de las minas antipersona.

Un dato: “Actualmente más de 30 países -entre ellos España- producen este tipo de armamento que se distribuye en más de 70 estados y que se ha utilizado en una veintena de países.”

También cabe destacar que Camboya es el país de Asia con mayor numero de personas infectadas por el virus del SIDA. Supongo que tiene bastante que ver la cantidad de extranjeros que la visitan únicamente para realizar turismo sexual. Las leyes de Camboya no penalizan la practica de la prostitución y son bastante ambiguas en cuanto a las edades mínimas para practicar el acto sexual. El gobierno intenta mentalizar a la gente del riesgo que este tipo de practicas supone y anima a denunciar los casos de abusos sexuales a menores, aclarando que cualquier acto sexual con un menor, aunque sea con su consentimiento, es en realidad un abuso.
Desde que entras en el país, y en la mayoría de hostales o instituciones publicas, proporcionan el teléfono para denunciar este tipo de abusos. Creo que es responsabilidad de todos permitir que los menores de estos países puedan disfrutar de la infancia que cualquier niño o niña merece.

Dejo aquí los datos del Centro para la Protección de los Derechos de los Niños:

The Cambodian Center for the Protection of Children’s Rights can be contacted through: P.O. Box 2487. Phnom Penh 3. Cambodia, Tel. (855-23) 363-121, e-mail: ccpcr@forum.org.kh

Esto no es algo que deba asustar a nadie o hacer pensar que Camboya es solo eso, estas son realidades que puedes ver en el día a día pero que no tienen porque condicionar el viaje. En todos los países del mundo se sufre la explotación de unas personas por otras en mayor o menor medida y no es algo que suela condicionar a la hora de viajar, por ejemplo, por Europa. Tampoco creo que deba condicionar a la hora de hacerlo por Camboya.

Y cambiando de tema, algo que me llamo mucho la atención en Camboya fue la gran cantidad de gente que vive en pijama. Resulta sorprendente ver a todas horas y en todos lados a gente con esta prenda que en occidente, en general, usamos para dormir. No conseguí entender el porque y sus respuestas siempre eran muy vagas, sopongo que la razón fundamental es la comodidad… o la pereza que da elegir la ropa cada mañana, no? 😀

Y después de Camboya cambiamos de nuevo, otro lenguaje, nuevas costumbre, nuevas personas, otro país y muchas cosas que descubrir… Good Morning Vietnam!.

Ver todas las fotos de Camboya.

Siem Reap y los turistas de Angkor… queria decir templos?

Cuando llegamos a Siem Reap nos alojamos en el Garden Village Guesthouse, me habían hablado muy bien de este hostal, y con mucha razón. Habitaciones limpias y baratas, internet gratis, restaurante en la azotea desde el que observar estupendos atardeceres y happy hour durante todo el día con cervezas por 50 centavos de dolar. Que más?… un equipo de personas de lo mas divertido y amable… simplemente perfecto.

En el hostal gestionamos toda la visita a los templos de . El precio de la entrada es de 20$ para 1 día, 40$ para 3 y 60$ para una semana. Para visitarlos puedes elegir entre bicicleta, moto o tuk-tuk. Nos juntamos 7 personas y cogimos 3 tuk-tuk, fueron 5 $ por persona para el primer y tercer día y 7 $ para el segundo. Yo hice el primer día el circuito pequeño: Angkor Wat, Bayon y Ta Prohom. Los espectaculares paisajes de templos y naturaleza llegan a quedar empañados ante la cantidad de turistas que abarrotan Angkor. Hay momentos en que dudas si estas en o en Disneyland. Es muy complicado hacer fotos en los que no aparezca gente y conlleva esperas de mas de 30 minutos en el mismo sitio con la cámara en la mano.
Eso si, alucinaras con la espectacularidad de Angkor, las impresionantes caras esculpidas sobre Bayon y las imágenes de película de templos comidos por las raíces en el Ta Prohom.

El segundo día tocó la ruta grande, amanecer en Angkor Wat, Preah Khan, Ta Som y Pre Rup. Muy bonitos todos pero entre que te has levantado a las 4.30 am, la cantidad de turistas y el abrasador sol, solo te quedan ganas de volver al hostal a dormir la siesta. Para mi fue muy decepcionante levantarme a esas horas, llegar aun de noche y encontrarme rodeado de cientos y cientos de turistas (muchos japoneses) tirando fotos o aplaudiendo la salida del sol… no llegas a poder disfrutarlo del todo.

El día siguiente fuimos a ver el amanecer al Roluos Group, un grupo de templos mas alejados y que aunque no son tan bonitos, tampoco congregan esa cantidad de turistas. Disfruté mucho mas del amanecer de ese día que el anterior en Angkor.

La afluencia masiva de turistas hace perder una parte de la belleza de este lugar, pero es tan impresionante que siempre merecerá la pena disfrutar de la grandiosidad de esta zona arqueológica con más de 1000 años de antigüedad.

Siem Reap tiene poco más que ver, pero es un buen lugar para descansar y relajarse otro par de dias antes de continuar el viaje.


Puedes disfrutar mucho de Angkor dependiendo de con quien lo visites. Aquí Pak haciendo el tonto con Facun (de espaldas).

Mas fotos de Camboya.