Recuperando Hong Kong

Pues nada, mientras subia otros videos me he acordado de este que grabe en durante los fuegos artificiales.

Que bonita la musica… jeje.

Hong Kong

Estres, negocios, falsificaciones, rascacielos, consumo brutal… parece un centro comercial gigante y presume de tener la mayor concentración de tiendas del mundo.
Mi primera impresión no fue demasiado buena, es bastante mas caro que (es una región administrativa especial) y al igual que rezuma una mezcla de futurismo con un toque bastante hortera que provoca una extraña sensacion. Lo bueno es que bastante gente habla ingles, lo malo, que bastantes lo utilizan solo para negociar contigo.

Las 2 veces que he estado (antes de Macao y después de Guangzhou) me he alojado en el Travellers Youth Hostel, un albergue de mochileros tirando a manicomio (hay bastantes personas que viven allí todo el año… es para verlo). Situado en la planta 16 del edificio Chungking Mansion (foto de las vistas de mi habitacion), un edificio plagado de hostales, casas de cambio y tiendas de electrónica. Uno de los lugares mas baratos para dormir en Hong Kong… y si no hay sitio en un albergue… hay en otro, puede tener unos 15 repartidos entre los 4 ascensores. Este edificio se encuentra en el 36-44 de Nathan Road (barrio de Kowloon), la calle por excelencia de Hong Kong... ritmo frenético, comercios, trafico denso a todas horas e infinidad de luminosos que ocultan como pueden el mal estado de los edificios durante los 4 km que tiene de largo.

En Hong Kong solo he pasado 4 días, tiempo suficiente para visitar el barrio de Kowloon, su mezquita, el parque de Kowloon, o el paseo que bordea Victoria Harbour y desde el que puedes contemplar unas espectaculares vistas de la Isla de Hong Kong y sus rascacielos. En este paseo se encuentra la Avenue of Stars, un pequeño Hollywood con las estrellas y las manos de los mas celebres personajes cinematográficos Hongkoneses (Jackie Chan, Jonh Woo, Jet Lee… o el mismísimo Bruce Lee!!).

También me han puesto a mi una estrella, pero creo que se confundieron en el apellido… o igual es mi nombre chino. Allí todos tienen su nombre chino y su nombre occidental.

En este paseo están todos los principales museos de Hong Kong, algo muy cómodo a la hora de visitarlos, yo no he entrado en ninguno porque todo el mundo dijo que no merecían demasiado la pena… de lo que me he quedado con ganas es de ver el acuario de Hong Kong, al parecer bastante impresionante.

Si pasas a la Isla de Hong Kong (en metro por menos de 1 euro),  puedes subir a Victoria Peak, el punto mas alto de la ciudad, un monte desde donde puedes ve los rascacielos desde arriba o el barrio de Kowloon, que tanto has surcado, al otro extremo de la bahía… esto si la agobiante y eterna niebla (smog?) que cubre la ciudad te lo permite. Yo, como casi todo el mundo, no tuve esa suerte… aunque es algo común según tengo entendido. En lo alto del pico puedes flipar con los centros comerciales que han colocado ahí arriba que no hacen mas que estropear ese bonito lugar.

Si visitas la Isla de Hong Kong en domingo, alucinaras viendo como masas de filipinos se echan a la calle, entre la jungla de hormigón, para comer o jugar a las cartas. Y yo me pregunto… no tendrán parques?.

En Hong Kong hay bastantes filipinos, pero también muchos indios, pakistanies y todo el que quiera buscar un futuro mejor porque con la cantidad de turistas el comercio en este prospero gigante comercial es capaz de asimilar una gran masa de trabajadores.

Una de las cosas que mas me ha gustado fue visitar Hong Kong por la noche, ver el espectáculo de luces que se realiza todos los días a las 20.00 h en el paseo de Kowloon y en el que sincronizan las luces de los edificios de la Isla de Hong Kong con la música que suena en este lado de la bahia. En muy guapo pasear por la noche buscando un sitio para cenar entre los cienes y cienes de luminosos y de personas ofreciéndote Rolex a precios irrisorios, carteras, mp3 o Iphones made in China…. y repito, esto no es China… y no le digas lo contrario a un Hongkones!.

En Hong Kong tuve mucha suerte… y es que el día que llegue desde Guangzhou era el espectaculo de fuegos artificiales en Victoria Harbour (por el ), algo único en el mundo.  Y mas suerte aun cuando me encuentro un email de Victor Fraile, fotógrafo de la agencia Reuters en Hong Kong, que por casualidad se había topado con mi proyecto y acaba “esponsorizandome” la entrada con pase de prensa para ver los fuegos en uno de los lugares mas exclusivos de Hong Kong, la zona de prensa de Harbour City – Ocean Terminal.
Algunas fotos de los fuegos:

Muchas gracias Victor!!

Todas las fotos de Hong Kong.

Alex, la critica no es demasiado buena pero espero que te haya resultado interesante.

Zaijian Shanghai, Nihao Hong Kong!!

NevandoMe despido como puedo de , aunque casi no me deja, una nevada increíble ha cubierto la ciudad de blanco y me toca aguantar un retraso de 2 horas y media en el avión con una sola idea rondando mi cabeza… no voy a poder salir nunca de aquí?.

Pero bueno, parece que he superado la prueba y he dejado para entrar en… Londres?… autobuses de dos pisos, se conduce por la izquierda, una densa niebla que cubre la ciudad, casi todo el mundo habla ingles… menos mal que veo los ojos rasgados y vuelvo a situarme, también me ayudan bastante los neones y los rascacielos… hay que ver como les gustan.

Volviendo un poco atrás, los últimos días en Shanghai no han estado mal, a pesar del frio y la nieve… el viernes quedé con Marc y me esponsorizo la cena y unas cervezas en el Barbarrosa, una discoteta fashion en mitad de People’s Square donde escuchar algo de House y tomarte una birra por 75 yuans (7.5 euros)… si, nosotros también flipamos. Y el domingo mis esponsors de cena y cervezas fueron Caroline y Jose (cena en un nepali y cervezas en el Big Bombon)… así da gusto viajar. Un placer haberos visto por Shanghai a los 3 y cuidaros mucho entre tanto chino. Ya me iréis contando como va… y por supuesto: MUCHAS GRACIAS POR TODO!!!!

Para salir de Shanghai he utilizado el Maglev, siglas de Magnetic-Levitated train, un tren que va volando sobre los raíles y que consigue alcanzar una velocidad de 430 km/h. Tarda unos 3 minutos en llegar a la velocidad máxima, y lo que mas me ha sorprendido es que no gira… tumba!!!, es como ir en moto, y bastante alucinante ver pasar las cosas a esa velocidad. Tarda unos 7 minutos en recorrer los cerca de 40 km que separan Shanghai del aeropuerto de Pudong y si tienes billete de avión para ese mismo día sale por 40 yuans (4 euros). La verdad es que entre el tiempo que te ahorras y la experiencia, merece la pena.

Y nada, como antes he comentado… ya estoy en . La primera impresión es que es mas caro y me ha tocado alojarme en un hostal bastante cutre, porque coincide que el día 7 empieza el y esta todo bastante lleno. La segunda es que al fin siento calor… y eso se agradece. Me voy a dar una vuelta, ver como va esto y en breve contare un poco de este pedazo de China fuera de China… porque hasta hace bien poco era una concesión inglesa, de ahí los parecidos con Londres.

Y como aquí hablan ingles me despido con un: see you!