Guangzhou

Dani y yo nos fuimos a desde Macao para hacer los artículos que podéis ver en anteriores post.

Dejando a un lado la aventura de la estación, que no pudimos alojarnos en el hostal al que íbamos porque al estar en frente de la estación era imposible llegar y que mi intención era salir desde aqui al interior (Guilin y Yangshuo) y fue imposible conseguir billetes porque no salían trenes ni autobuses… la experiencia y la aventura fueron muy interesantes.

es una de las ciudades mas abiertas que he visitado en , un lugar en que la gente se te acerca para practicar su ingles, aunque no dejen de mirarte como un bicho raro, con preciosos parques donde jugar con los lugareños al badminton, al ajedrez o algo parecido a la Indiaca que se juega con los pies y a lo que te pueden pulir señoras de 40 años. Es impresionante verles jugar… y mas aun jugar con ellos.

Nos alojamos en Shamian Island, en el Youth Hostel, y como coincidió con el Lunar (chino) fue un buen lugar para celebrarlo, ver los fuegos artificiales y disfrutar de mi tercera nochevieja de este año… una buena cena aderezada con Tsingtao y chupitos de tequila… esto no es típico en pero parecía ser típico de mis companieros de habitación, jeje.

En lo que mas sufrí fueron las aglomeraciones, desde las avalanchas de la estación a la entrada en el parque Yuexiu… y es que solo se me ocurre a mi visitarlo el día de año nuevo, el día que los chinos aprovechan para ir en masa a los parques con toda la familia.

Merece la pena ver la Isla de Shamian, el Templo de las 6 higueras, que solo tiene 2 pero alberga una espectacular y laberíntica Pagoda con unas impresionantes vistas de toda la ciudad.

Creo que es digno de ver el Museo y sepulcro del Rey de los Yue del Sur, a mi no me dio tiempo por el ajetreo que tenia la ciudad esos días, pero si pude ver el Museo de Arte Moderno que tenia en sus salas de exposiciones temporales una retrospectiva del fotógrafo Jerry Uelsmann. Ya conocía su obra pero no había podido disfrutar de ver sus elegantes y surrealistas montajes en vivo. Simplemente impresionante.

De me llevo muy buenos recuerdos de sus gentes y de las juergas en la habitación y el patio del hostal, con esa panda de fiesteros que tenia por companieros (un abrazo a todos!).
Y por supuesto del reportaje y las charlas con Dani, que me proporcionaron una visión mucho mas amable y distinta que la que yo tenia de .

Las fotos de Guangzhou.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.