Guangzhou

Dani y yo nos fuimos a desde Macao para hacer los artículos que podéis ver en anteriores post.

Dejando a un lado la aventura de la estación, que no pudimos alojarnos en el hostal al que íbamos porque al estar en frente de la estación era imposible llegar y que mi intención era salir desde aqui al interior (Guilin y Yangshuo) y fue imposible conseguir billetes porque no salían trenes ni autobuses… la experiencia y la aventura fueron muy interesantes.

Guangzhou es una de las ciudades mas abiertas que he visitado en , un lugar en que la gente se te acerca para practicar su ingles, aunque no dejen de mirarte como un bicho raro, con preciosos parques donde jugar con los lugareños al badminton, al ajedrez o algo parecido a la Indiaca que se juega con los pies y a lo que te pueden pulir señoras de 40 años. Es impresionante verles jugar… y mas aun jugar con ellos.

Nos alojamos en Shamian Island, en el Guangzhou Youth Hostel, y como coincidió con el Año Nuevo Lunar (chino) fue un buen lugar para celebrarlo, ver los fuegos artificiales y disfrutar de mi tercera nochevieja de este año… una buena cena china aderezada con Tsingtao y chupitos de tequila… esto no es típico en China pero parecía ser típico de mis companieros de habitación, jeje.

En Guangzhou lo que mas sufrí fueron las aglomeraciones, desde las avalanchas de la estación a la entrada en el parque Yuexiu… y es que solo se me ocurre a mi visitarlo el día de año nuevo, el día que los chinos aprovechan para ir en masa a los parques con toda la familia.

Merece la pena ver la Isla de Shamian, el Templo de las 6 higueras, que solo tiene 2 pero alberga una espectacular y laberíntica Pagoda con unas impresionantes vistas de toda la ciudad.

Creo que es digno de ver el Museo y sepulcro del Rey de los Yue del Sur, a mi no me dio tiempo por el ajetreo que tenia la ciudad esos días, pero si pude ver el Museo de Arte Moderno que tenia en sus salas de exposiciones temporales una retrospectiva del fotógrafo Jerry Uelsmann. Ya conocía su obra pero no había podido disfrutar de ver sus elegantes y surrealistas montajes en vivo. Simplemente impresionante.

De Guangzhou me llevo muy buenos recuerdos de sus gentes y de las juergas en la habitación y el patio del hostal, con esa panda de fiesteros que tenia por companieros (un abrazo a todos!).
Y por supuesto del reportaje y las charlas con Dani, que me proporcionaron una visión mucho mas amable y distinta que la que yo tenia de China.

Las fotos de Guangzhou.

Luchando por entrar en la estación

Dani, como buen periodista que es, va a seguir tratando el tema de en su blog, con vídeos, fotos y un poco mas de explicación sobre como fue la aventura de adentrarnos en la estación. Yo simplemente os invito a que lo leáis allí, reseñare sus post sobre este tema… y volveré a centrarme en la aventura de mi viaje y como están siendo estos días en .

Cito a Dani y dejo un video que muestra como luchaba la gente por llegar hasta la estación:

“De forma milagrosa, Pak y yo conseguimos llegar muy muy cerquita de la estación. Al poco rato los policías y militares cierran la calle e impiden que nadie pueda pasar. A partir de aquí, y durante toda la tarde, se establecen al menos dos vallas de protección desde cada uno de los accesos a la estación. Según van saliendo los trenes, las distintas compuertas de protección se van abriendo.”

Los nuevos post de Dani sobre el tema son:
Luchando por entrar en la estación
Los trabajadores de Guangzhou
La prensa en Guangzhou
y su cuenta en YouTube con todos los videos.

Creo que explica bastante bien lo que ambos pensamos de todo esto y da una interesante informacion sobre este problema.

Atrapados en Guangzhou

La mayor nevada de los últimos 50 años en impide a millones de personas volver a casa para celebrar el . En la estación de trenes de , miles de personas continúan luchando para coger un .
(Texto por Daniel Mendez, fotografía por Pak Muñoz)

Debería haberme ido hace tres días, pero todavía no he podido salir de Guangzhou“, nos cuenta el joven Zhang Li (nombre ficticio) frente a la estación de trenes de esta ciudad del sur de China. “Cuando llegué el día 31 había muchísima mas gente. Me di cuenta de que no iba a poder salir, así que regrese a la fábrica“, continua Zhang Li mientras hace fotografías a la multitud con su teléfono móvil. “Estas cosas solo pasan una vez en la vida“.

personasComo él, millones de personas en China intentan volver durante estos días a sus lugares de origen para celebrar el Año Nuevo Chino. Esta Festividad, que se podría comparar en importancia con la Navidad en Occidente, supone en muchas ocasiones la única oportunidad del año para poder ver a la familia. En un país con una población como la de China, esta “vuelta a casa” supone un movimiento migratorio de millones de personas que este año se ha visto afectado por la peor nevada de los últimos 50 anos.

Las malas condiciones meteorológicas, que todavía continúan en gran parte del país, han afectado durante la última semana a unos 80 millones de personas, provocado apagones y cortes de agua en 160 ciudades del centro de China, cerrado 24 aeropuertos y provocado la muerte de al menos 50 personas. Las peores nevadas han caído en provincias interiores como Hunan, Hubei, Henan o Anhui, lo que ha provocado el corte de la linea Beijing-Guangzhou, que atraviesa el país de norte a sur. Aunque el temporal no ha afectado particularmente a Guangzhou, la importancia económica de esta ciudad, donde trabajan cientos de miles de personas de otras regiones del país, ha convertido su estación de tren en uno de los lugares mas problemáticos.

La estación se encuentra ahora tomada por militares y policías que controlan las masas de viajeros (el día 31 se hablaba de 800.000 personas). La parada de metro ha sido cerrada, todas las avenidas que dan acceso a la estación de tren han sido cortadas y los militares pasean de un lado a otro entre el resto de fuerzas de seguridad. Utilizando vallas metálicas para controlar a los viajeros, la policía organiza la circulación y centenares de voluntarios ofrecen información cada 50 metros. Aunque todo el mundo coincide en que la organización ha mejorado mucho en los últimos días, las ansias por llegar a casa acaban con maletas rotas, niños perdidos y más de un desmayo.

desmayopersonas

El Gobierno sigue aconsejando a los viajeros que abandonen sus intenciones de volver a casa y se queden en Guangzhou. Wen Jiabao, el primer ministro chino, llegó a Guangzhou la semana pasada para pedir perdón y asegurar que se está haciendo todo lo posible para solucionar la crisis. A parte de las noticias en la televisón, los teléfonos móvil siguen recibiendo mensajes que incitan a no intentar moverse durante estas fechas: “Los trenes todavía están cortados y muchos aeropuertos cerrados. Lo mejor es quedarse aquí. Celebra el Año Nuevo en Guangzhou!”.

A pesar de las llamadas del Gobierno, miles de personas, con billete o sin billete, siguen intentando acceder a la estación. Cinco personas de la provincia de Hubei, todos trabajando en los alrededores de Guangzhou, han conseguido pasar los primeros controles y confían en llegar pronto a su casa. “Nos han dicho que una vez que estemos montados en el tren podremos comprar los billetes“. Desconcertados por la multitud pero con esperanza, los cinco esperan poder llegar a tiempo para celebrar el Año Nuevo chino.
trabajadores

Todas las fotos sobre la situación en Guangzhou.
Artículo en Un tren hasta Beijing.