Seguimos con Damage Limitation (Sigiriya – Sri Lanka) / Foto de la semana

Damage Limitation II

Vuelvo a usar la foto de la semana como excusa para actualizar el blog. La culpa sigue siendo de Damage Limitations, el proyecto con Laurence (Inglaterra)  y Diego (Chile) para el que solo disponemos de un par de días más, nos tiene totalmente volcados en él.

Con esta foto creo que se adivina un poco más que con la anterior de que va Damage Limitations, pero hasta la semana que viene que lo tengamos totalmente terminado no voy a decir nada, siento volver a dejaros con la intriga. Solo puedo decir que seguimos emocionados y que nos da pena que se termine. Y se termina porque el domingo Laurence y Diego vuelven al sudeste asiático para continuar sus respectivos viajes, yo estaré una semana más por antes de saltar a… y esto si que es una exclusiva… Jordania. Comienzo el camino de regreso a Hortaleza. Diversas circunstancias han provocado un cambio de planes, India tendrá que esperar y Hortaleza no. Ya tengo los billetes de vuelta, a primeros de Octubre estaré aterrizando por allí después de pasar un mes entre Jordania y los Territorios Palestinos.

Pero para ello aún quedan 5 semanas y pico de aventuras, que no es poco tiempo. Espero que la vuelta no implique dejar de viajar, tengo claro que no es el mejor momento para regresar a un país hundido en la mayor crisis de su historia reciente y tampoco es que tuviese demasiadas ganas de ello, pero, a veces hay que parar para volver a disfrutar. Como comentaba en la entrevista que me han publicado esta semana en LifeTRAVEL. Pero si aún así no me gusta lo que veo no tengo más que coger la mochila de nuevo y retomar el camino.

Aún no he vuelto y ya estoy pensando en el siguiente viaje, esta vez no valen excusas, llevo demasiado tiempo oyendo la llamada de África como para seguir mirando hacia otro lado. ¿Esto se podría considerar adicción al viaje? 😛 .

La foto es Laurence con Sigiriya al fondo. Uno de los destinos más turísticos del país, las ruinas de un antiguo palacio situado en la cumbre de una impresionante roca de 370 metros de altura. Os la vamos a mostrar desde abajo, las vistas deben ser impresionantes pero los más de 30$ de la entrada nos han invitado a disfrutar de ella solo desde la base. Otra vez será.