Homenajeando el DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO de Mi vértigo viajero

Creo que es una de las primeras veces en la historia de este blog que dedico una entrada a algo que no tiene nada que ver conmigo. Quiero decir, este blog es “experiencial“, en él cuento mis experiencias, mis sensaciones, mis sentimientos y opiniones, y lo que escribo en él es porque está directamente relacionado conmigo de una u otra manera.

Y esto ha sido así hasta que me encontré con el “Diccionario del Transiberiano” de Ele en Mi vértigo viajero.

A Ele la conozco desde hace tiempo y su creatividad a la hora de escribir me parece digna de respeto, pero es que con esta idea se ha superado a si misma.
Ha conseguido describir su viaje desde San Petersburgo hasta Beijin usando todas las letras del alfabeto para realizar un post con cada una de ellas. Además del resto de post que ha escrito sobre el tema con información más práctica que descriptiva.

Antes de empezar este viaje a Asia sin billete de vuelta me planteé que si había una vuelta sería en tren desde Hong Kong hasta Madrid, y este diccionario se convertiría en mi “guia de viaje“… ahora esa vuelta no la acabo de ver cercana y el dinero que hace falta creo que ya no lo tengo, con lo que va a ser complicado poder hacer este recorrido.
Pero nada me impide transportarme a uno de los viajes en tren más míticos de la historia de la mano de estos increíbles post. A veces para soñar solo hace falta leer.

Gracias Ele por permitirme soñar.

(*) Cuando empezó con este Diccionario le prometí que si coseguía terminar con todas las letras se merecía algún tipo de homenaje por mi parte. Y esta es la mejor manera que se me ha ocurrido para reconocer este impresionante trabajo literario.

De nuevo de viaje y… sin billete de vuelta (La posible ruta)

No quería contar nada hasta que fuese seguro… y ya lo es. Tengo en mi poder los billetes para ponerme de nuevo “on the road, donde me gusta estar.
Llevaba tiempo dándole vueltas a un nuevo “viaje de largo recorrido“, término que escuche a Yola en Málaga, por eso debe ser que la primera opción fue África, la parte sur, el África austral. Pasé meses planeando, buscando info, leyendo sobre el continente que menos he pisado… pero pronto vi que no era una opción viable, únicamente por presupuesto. Las ganas las tenía, las ideas e incluso la ruta, pero esta vez voy mucho más justo de dinero que cuando hice la vuelta al mundo e ir a África suponía viajar por menos tiempo del que tenía previsto… mucho menos.

Con mucha pena por mi parte decidí ser realista y planear un plan B, que por tema de presupuestos, contactos y enamoramiento de la región ha terminado siendo Asia. Vuelvo a uno de los continentes que más hondo me caló, vuelvo a países que me marcaron, pero también voy a conocer nuevos lugares, y espero que en profundidad. Eso si, empiezo en África.

El 4 de Noviembre salgo de Hortaleza con dirección a (), donde volveré a encontrarme con Martina (la conocí en USA durante la vuelta al mundo) e intentaré contar la situación del país tras las revueltas de la primavera árabe, contar como se está viviendo ese gran paso hacia la democracia que están dando, o que, esperemos, acabarán de dar pronto (inshallah).
Y por supuesto, conocer un poco de esa impresionante ciudad que me han definido como el DF del mundo árabe.
En El Cairo estaré hasta el 8 de Noviembre y de allí volaré a (mi añorada Bangkok), el tiempo justo para preparar el visado a y salir para Yangon junto a Jordi Llorens (con el apoyo de ) en un proyecto precioso del que todavía no se puede contar mucho. Estaremos recorriendo el país durante los 28 días que permite el visado y luego vuelta a Bangkok. Este es el punto donde empieza la improvisación.
En estos momentos la idea es buscar algo que hacer (¿?) hasta Navidades y luego volar a () con intención de pasar en el país unos 4 meses. Quiero hacer el de Submarinismo en alguna de sus islas pero aún estoy buscando el lugar apropiado.

En Filipinas tengo a Roberto y Krystell, llevan unos meses viviendo allá y se van a convertir en mi base de operaciones en el Sudeste Asiático, pero que no se asusten, será esporádico, ya que ellos viven en Manila y mi intención es buscar alguna playa donde filosofar sobre la vida a la sombra de un cocotero, y sentír que estoy viviendo allí. Cuatro meses no son mucho tiempo pero voy a ver si en vez de viajar por Filipinas puedo llegar a vivir Filipinas (nada comparable al gran proyecto de Victor: Vivir Europa).

Y para finales de Abril volaré a Hong Kong con 2 posibles opciones de vuelta. Una es la Ruta de la Seda y la otra se centra en el (o Transmongoliano en mi caso). Tengo intención de volver por tierra desde China, si es por oriente, como pueda, si acaba siendo Transiberiano me gustaría aprovechar y regresar desde Hong Kong a Hortaleza en tren. De HKG a Beijin, luego Transmongoliano hasta San Petersburgo y de ahí entrar en Europa y enganchar con el Interrail (el de mayores de 30, que creo que ya no soy joven) hasta los Pirineos… de ahí creo que lo que me quede es sencillo.

Los vuelos que tengo por ahora son Madrid-El Cairo y El Cairo-Bangkok. Vuelo con Egyptair y los he comprado en su web en la opción “Múltiples destinos“, que permite que no tengan que ser por necesidad de ida y vuelta. El precio de los 2 billetes ha sido 511,65 € con tasas y todo incluido.

Opción provisional de una de las opciones la ruta, a grandes rasgos.

Pero cualquier cosa es posible, mi vuelta al mundo iba a ser solo un año y acabaron siendo 18 meses. Por eso esta vez no tengo billete de vuelta.
Aunque el dinero no creo que me dure más de 6 o 7 meses no descarto intentar trabajar como Dive Master y mantener el exilio voluntario al que parto ante las previsiones del 20 de Noviembre. Lo que tengo claro es que aquí, no me quedo.
Este nuevo viaje pinta muy bien, volveré a ver a antiguos amigos y me encontraré en el camino con más blogueros de viaje para compartir aventuras: Pablo (Illustration around the world) en Filipinas,  Carmen (Trajinando por el mundo) en Tailandia/Filipinas, David Esteban (Un Español en Japón) en “quiensabedonde“, Javier I. Sampedro (Chicharrero por Hong Kong) en HKG… y a saber cuantos más.
Por cierto, se está gestando un Año Nuevo gambitero y filipino de bloggers de viaje… ¿quien se apunta? :p

También habrá muchas ideas y proyectos, sobre todo con Malévolo, de las que ya iré dando datos y contando según se vayan cerrando, pero adelanto que me tienen muy ilusionado.

Ahora toca empezar a cerrar cosas, desprenderme de nuevo de mi vida y volver a empezar de cero, como ya hice hace más de 3 años con la vuelta al mundo. Esta vez soy menos novato, pero eso hace a uno confiarse, tanto que me acabaré olvidando de cosas fundamentales en un viaje como… mmm… ¿los billetes de avión?… ah, no, que ya los he comprado. Entonces no necesito nada más, comienza la aventura 🙂 .

(*) Para seguir como está siendo la aventura: Asia sin billete de vuelta.