El viaje frustrado a Ratanakiri.

Desde Siem Reap intenté viajar al nordeste de , a la provincia de Ranakiri. Casi nadie pasaba por esa zona y pensé que podía ser interesante para tomar algo más de contacto con el pueblo camboyano en vez de con extranjeros.
Salí en autobús hacia Kompong Cham (5$, 6 horas) para buscar la mejor manera de recorrer la zona nordeste. Una vez allí me dijeron que el último autobús hacia Sen Monorom había pasado hace una semana y no sabían cuando pasaría el siguiente. La única opción que me quedaba era ir hasta Ban Lung por unos 18 $ y casi 10 horas de trayecto y una vez allí buscar transporte hasta Sen Monorom. Total, que podía suponer un viaje frustrado de 20 horas y 36 $, porque nadie me quería confirmar como estaba esa zona en esta época del año.
En Camboya la estación seca abarca los meses de Noviembre a Abril, por tanto podía llegar y encontrarme un paisaje desértico y nada que hacer. Lo mas bonito de esa zona es visitar las cataratas o las riveras del Mekong y sin agua en esa zona puede perder todo el encanto.
Como tampoco te ayudan demasiado a salir del circuito turístico establecido y los transportes locales, como pick-ups o minibuses, están vetados al turista (o te dicen que no hay o te piden precios desorbitados), pues decidí pasar el día en Kompong Cham visitando un pequeño poblado flotante a orillas del Mekong, una bonita plantación de flores de loto y un puente de bambú que conecta las 2 orillas del río durante la estación seca y que tiene que ser reconstruido cada año por las crecidas del río en la época de lluvias… muy curioso.



Al día siguiente salí para Phnom Penh en autobús, 3$ por 4 horas de viaje en las siempre divertidas carreteras camboyanas… para muestra un botón:

1 comentario en “El viaje frustrado a Ratanakiri.

Los comentarios están cerrados.