Minubetrip por La Costa del Sol

El pasado puente del Pilar tuve la suerte de disfrutar de un viaje para conocer Málaga y su Costa del Sol junto con otros 9 viajeros de la comunidad Minube:

Laura García
Miguel Angel Cartagena
Carlos Olmo
Alberto Loyo
Ana del Castillo
Rodrigo Nieto
Marta Padilla
Yolanda Heredia
Miguel Salazar

El equipo acabó de formarlo Gonzalo Moreno, Rocío Rumayor y Pedro Jareño representando a la parte contratante de la primera parte, véase Minube, pero hablo de la parte del equipo que empezamos en Atocha, porque la parte contratante de la segunda parte de este equipo estaba esperándonos en Málaga. Fueron María, Manolo, Angeles y Juan Carlos representando al Patronato de Turismo de La Costa del Sol y Álvaro, representandose a si mismo como parte no contratante de la tercera parte. Si, yo a veces también me liaba.

Y una vez todos presentados y sin acabar de saber quien era quien nos bajamos del AVE y fuimos a lo que fue nuestra casa durante esos 5 días, el AC Málaga Palacio que nos recibía con unos regalitos sobre la cama y unas vistas maravillosas desde la habitación (yo estaba en la planta 13).
Resulta que todo el viaje era sorpresa y solo sabíamos lo que nos esperaba un poco antes de hacerlo. La primera prueba consistió en subir a la terraza de la última planta del hotel para tomar un aperitivo, disfrutar de las vistas y de la guitarra de Álvaro, nuestro juglar particular.

Una vez aperitivados fuimos a cenar, primero unas tapas de pescaito en La reserva 12, y luego continuamos el tapeo en La Bodega Pimpi, uno de esos lugares clásicos de Málaga. El final de la cena fue amenizado por el dúo CalaBrava (Álvaro con su guitarra y Pedro con su voz) y de ahí fuimos a bañarnos en los licores de la caña de azúcar y la malta en una ruta por la noche malagueña. Tampoco faltó el tinto de verano. En esta ruta visitamos lugares como el Toulouse, la taberna flamenca Alborada, Discoteca Liceo y… muchos más 😉

A la mañana siguiente salimos para Antequera, un típico pueblo andaluz que concentra el 75 % del patrimonio histórico-artístico de toda la provincia de , vamos, como si fuese un monumento en si mismo. Además de que Antequera está a 5 minutos de allí… de allí… o de allá. Vamos, muy bien situado.
Paseamos por el pueblo y visitamos La Alcazaba, la Colegiata de Santa María, hicimos fotos a La Peña de los Enamorados… y todo esto acompañados de una lluvia incesante que empapó un poco lo bonito del pueblo. Y para secar nuestras empapadas ropas y empapar nuestros secos gaznates fuimos al Restaurante La Espuela, em-plazado en la plaza de toros de Antequera. Allí pudimos disfrutar de unas tapas de la gastronomía malagueña con platos como la “Porra antequerana” o el Jamón “del bueno“.
Todo esto regado con cienes de anécdotas, aventuras, historias y muchas risas que no paraban de surgir mientras nos íbamos conociendo… y aprendiéndonos los nombres, duro ejercicio de memoria que practicamente no fui capaz de conseguir hasta la despedida en Atocha.
De La Espuela fuimos a “comer de verdad” al Restaurante El Escribano, no es que no se comiese de verdad en La Espuela es que allí solo estuvimos tomando unas tapitas.

* Y en medio del post os hago una aclaración. Este, aunque no lo parezca, es un post colectivo… que hemos escrito (y seguiremos escribiendo) entre los participantes de este viaje. Los lugares en los que estuvimos los estoy linkando a rincones de Minube escritos por alguno de nosotros. Realmente merece la pena leer esos rincones para comprender (o descomprender) el viaje en su totalidad. A medida que vayamos añadiendo los rincones a Minube actualizaré el post con el link correspondiente. Gracias por su atención.

Impresionante la comida en El Escribano, una comida que pudimos compartir con la Concejala de Turismo de Antequera y con Antonio Ramírez. Desde aquí les doy las gracias por lo bien que nos trataron por allí.

Y tras una buena comida lo que toca es… una buena siesta en casita. Y por la noche ¡FERIA!. A cenar en las casetas de la Feria de Fuengirola, tapitas, vinito, bailes, flamenco y… ¡que rule ese phoskito! (chascarrillo de autor, hay que haber estado para entenderlo).

Día 2 del periplo por La . Amanecimos con un sol radiante que iluminaba nuestro camino hacia Frigiliana, el “típico pueblo andaluz de montaña que mira al mar, en el que todos los tópicos se cumplen e incluso son superados por una sensación inmaterial de tan difícil explicación como de fácil percepción y que tal vez nadie acierte a identificar si no es recurriendo a otro tópico: el embrujo.”  Vale, no lo he escrito yo, es la descripción que le dan en la web de Turismo de Costa del Sol. Pero si no lo digo cuela, jeje.

La verdad es que es un pueblo precioso y recorrer sus callejuelas empedradas es una sensación que “embruja”, aunque para “embrujos” los que nos dieron tras la comida en el restaurante Parada Zacatín.
Nos llevaron a Sayalonga para vivir una aventura “terrorífica“. Sucesos paranormales (que no para anormales), agujeros en la roca, aguas afrodisiacas, cementerios redondos con niños que aparecen y llamadas al más allá… espero que a cobro revertido.
Tras los sustos terminamos el día a base de sardinas espetadas en el restaurante el Sardiná, en Pedregalejo, y por supuesto más pescado, marisco y todas las delicatessen que tiene el Mar Mediterraneo.
Y tras una No última copa en el Sardiná volvimos a Málaga y terminamos la noche con una SI última copa junto con Rocio, Gonzalo y una entretenidísima conversación.

El cuarto día fue el colofón al viaje. Empezamos compitiendo en una fulgurante y adenalínica carrera de cuádrigas… digo… de Karts, en el KARTING CAMPILLOS. Fue como Fast and Furious pero en versión reducida, minimizada y con diálogos.
Logré una honrosa octava posición. Logré una horrorosa octava posición. Quedaros con la que más os guste. Y no es miedo, soy precavido. :p

De los Karts pasamos a los “coches grandes de verdad” (si, amplia cultura en el tema del motor), en el Ascari Race Resort, un Resort con un circuito y un garaje lleno de cochazos. Bueno, había más cosas. Un lugar impresionante para quien guste de los temas automovilísticos.
Y decidimos mezclar la velocidad con el tocino en , exactamente en Don Miguel, con unas tapitas de jamón y algo de sangría. Nos dieron tiempo para nuestras cositas, algunos recorrieron el pueblo, lo fotografiaron… para otros, nuestras cositas fueron continuar el tapeo en El Lechuguita, uno de esos sitios auténticos. A mi llamadme clásico pero las tapas a 70 céntimos y la clientela local es algo que me enamora allá donde voy.
Y Ronda y su puente nuevo es uno de esos lugares mágicos que merecen la pena ver detenidamente.

La siguiente sorpresa del día consistió en la visita al SPA del Hotel Villa Padierna, en Marbella. Un hotel de esos que parece un cielo con tantas estrellas y que es todo lujo por doquier. Nos bañamos en las aguas donde ya lo hiciese la señora Obama a su paso por el Mister Marshall Spanish Tour. Espero que no se hubiese hecho pis.
Un lugar con todas las comodidades, con sus duchas, con sus sillas, con sus secadores de bañadores, con sus aceites corporales de coco que algunxcv,x…. (esta conversación ha sido censurada por miedo a un ataque desmedido, desproporcionado y no preventivo hacia el narrador de la historia).
Y con un embriagador aroma… a limpios, y una belleza que nos envolvía a todos, nos dirigimos a una cena de maridaje en El Museo del Vino, en Mijas. Una cena espectacular, una cata espectacular y un servicio inmejorable. Fue uno de los sitios que más disfruté.

La noche y el viaje terminaron tomando “la última en Málaga“, buena música en directo en compañía de Alberto y Angeles mientras haciamos lo que más habíamos hecho durante esos 5 días… hablar de viajes.
Para mi fue un placer gozar de estos días junto a tan grandes viajeros. Aprender y aprehender de ellos. Compartir y disfrutar de lo que más nos gusta: VIAJAR (y lo pongo con mayúsculas).
No soy muy amigo de los viajes en grupo, de los tours organizados, pero si se cumplen ciertos factores, se alinean ciertos planetas y coincide que los compañeros de viaje son unos verdaderos CRACKS,  los organizadores son tan (o más) CRACKS que los compañeros y el destino es espectacular, entonces ese conjuro cósmico “embruja” todo lo que rodea esa aventura y la convierte en excepcional. Creo que esta ha sido una de esas veces. Por lo menos para mi.

Muchas gracias a Minube, al Patronato de Turismo de La Costa del Sol, a nuestro juglar (Álvaro) y los 9 valientes con los que disfruté este periplo por La Costa del Sol.

Os dejo el enlace al set de Flickr con mis fotos del viaje.
Para seguir como lo contamos en tiempo real podéis visitar el hashtag de twitter: #minubetrip

Y a mis compañeros viajeros del , os em-plazo a que me ayudéis a completar el post diciendome en los comentarios, o via mail, los rincones nuevos que vayáis escribiendo y no tenga enlazados. ¡GRACIAS!

13 comentarios en “Minubetrip por La Costa del Sol

  1. Pedazo de resumen, Pak! Ahora me da vergüenza publicar el mío… Cada vez que entro en el rincón del circuito de Karting se me ponen los pelos de punta…

  2. Pues ya está todo dicho, a partir de ahora quedas nombrado cronista oficial de los viajes #minubetrip, es sorprendente que con lo poco que dormiste y lo mucho que juergueaste logres recordar todo lo que hicimos. Un placer compartir risas y rincones durante esos cinco días atipicos de viaje.

  3. @Gonzalo, venga que estás deseando decirlo… quieres que haga una mención a que fuiste el ganador de la carrera de cuadrigas???, jajaja.
    Venga a publicar el tuyo que quiero verlo ya!!

    @Marta, lo mismo te digo, un verdadero placer… y seguro que nos volveremos a encontrar por el mundo 😉

    @Carlos!!… sinceramente… mi memoria no es una de mis cualidades, igual que tal vez juerguear si que lo sea, jaja. Este post ha sido posible gracias a ir mirando los rincones de todos y los tuits que hicimos durante el viaje, tu TL ha sido una de mis mayores ayudas…
    quiero poner los sets de fotos de todos y hacer referencia a estas cositas, pero ayer se me hizo mu tarde.
    lo tuyo creo que está todo en el mail que mandaste, cuando recupere lo del resto edito con todos los datos, si tienes algo nuevo me dices 😉
    y por supuesto, para mi fue tb un verdadero placer compartir este viaje contigo. nos vemos!!!

    gracias a todos!

  4. Lo de las fotos lo había pensado ya, porque tengo un lío enorme de quién y dónde ha publicado las fotos del grupo, así que mi sugerencia es que esperes unos días por si alguno todavía no ha publicado sus cosas, y añadas una postdata al post con el enlace a las galerías, así quedará niquelado de todo.

  5. Que bien lo has escrito y como te acuerdas de todo, un diez.
    Por cierto, el rte El Sardiná ya lo puedes enlazar con MINUBE.
    Gracias por tus palabras, si hasta me he emocionado y todo.
    Hasta pronto!!!!

  6. gracias, gracias!!, ya he editado el post con las cosas nuevas.
    @Ana me alegro que te guste, ya está el Sardiná enlazado 😉

    a mi si que me llena de orgullo, de carrozas, de desfiles… de que hablabamos??? :p

  7. Gracias @Ivan!, me alegro que te mole, una pena que no pudieses venir al final 😉

    @Yolaaaaaaaaaaa!, que me sonrojas!… jejeje. Te respondo ahora al mail.

Deja un comentario