Copenhague, el paraiso de la bicicleta (Dinamarca)

Junto al museo

Bici aparcada junto a una escultura en el patio del Museo Luisiana de arte moderno.

Una de las cosas que más me llamaron la atención de , a pesar de que ya sabía de ello, fue la cantidad de gente que usa la bicicleta como transporte habitual, un 35% de la población de la ciudad.
Aunque es una opción para moverse cada vez más generalizada en todo el mundo Copenhague ha llegado a convertirse en un paraíso para los adeptos a este movimiento. La ciudad se ve más preparada para que te muevas en bici que en cualquier otro transporte. Todo son facilidades, desde una impresionante red de carriles bici a un sistema de Bycing (alquiler público de bicicletas) realmente útil y barato, vamos, funciona como los carros del supermercado, pones 20 coronas y te las devuelven cuando la dejas de nuevo.

La bicicleta se desprende del uso meramente recreativo para transformarse en un forma de ir de un lugar a otro“, así nos lo explicó Mary Embry, directora de planificación de Copenhagenize, en un encuentro/café que nos organizó VisitDenmark durante el blogtrip a Copenhague.

Mary acababa de llegar de Colombia, donde había estado dando una conferencia sobre “moda en la bici“, bueno así lo llamo yo. Es algo que no me había detenido a observar en la ciudad hasta que Mary nos enseñó la presentación que proyectó en Bogotá. Los elementos principales eran fotografías de gente montando en bici y… vestida de forma elegante. Nada de “culotes“, de licras, o de pintas de superherore de los 80 (perdonenme los ciclistas-puristas), los ciclistas que nos enseñó Mary podían ser fashion victims sobre ruedas, gente que sale (o entra) del trabajo, que va a cenar, de fiesta… con sus mejores modelos, sin que esto sea un estorbo para poder “rodar“.
Me resultó un concepto interesante, que se encuentra más desarrollado en la red de blogs Cycle Chic, fundado, junto a Copenhagenize por “el jefe” de Mary: Mikael Colville-Andersen.
(*) Edito el post con la info proporcionada por Jose Eduardo en los comentarios, en Madrid también hay estilo sobre la bici: Madrid Cycle Chic.

A partir de ese momento me empecé a fijar mucho más en eso, en como un alto porcentaje de los copenhagueños (¿no es así verdad?) hacen su vida, su día a día, sobre 2 ruedas. Desde ir a la compra, a trabajar, al cine hasta… sacar a pasear al perro:

Paseando al perro

Aunque la “Revolución ciclista“, como Borja Echevarría titulaba un artículo de hace un par de semanas en El País Semanal, no es solo moda, ni está limitada a ciudades de centroeuropa (Amsterdam, Copenhague…), esta revolución avanza imparable aprovechando que entre sus puntos fuertes se encuentran la sostenibilidad y el aumento de calidad de vida que proporciona a las ciudades que deciden adaptarse este medio de transporte.
Para mi es uno de los mayores problemas, depende de los ciclistas y del resto de vehículos o peatones, pero en mayor parte son los ayuntamientos quienes pueden (y deben) ayudar a que esta opción cobre fuerza y, sobre todo, seguridad para el ciclista.

Por mi experiencia, la ciudad mejor preparada que he visto en España es Sevilla. El sistema de Bycing y el carril bici son de los más completos y de los que mejor funcionan, si comparo con Valencia, Barcelona o Madrid, que son las otras ciudades en las que he usado el Bycing o me he movido en bicicleta.

Supongo que hay muchos factores que influyen en que la gente decida vivir sobre una bici, un punto a favor que tiene Copenhague es la ausencia de cuestas. Es totalmente plana, como todo el país, el punto mas alto de es el monte Møllehøj, con 170,86 metros de altitud, vamos, nada.
Creo que ayuda bastante ya que practicamente no sudas pedaleando a un ritmo normal.
A mi me pareció la forma más cómoda para conocer Copenhague. Rápida, ecológica, barata, y sin tener que pelearse con coches o vehículos por doquier ya que el ciclista tiene bastante prioridad para moverse por la ciudad.
Mi problema era más… encontrar donde había dejado la bici :S .

¿Donde he aparcado mi bici?

En Madrid no tengo bici, voy en moto y la veo una ciudad bastante más hostil para el ciclista que Copenhague, eso no quita que cada vez más gente reivindique este medio de transporte. Una de las formas que usan para expresar sus reivindicaciones es la Bici Crítica, que según su propio manifiesto es:

(…) la masa crítica de Madrid.

Es una organizada coincidencia, un pelotón sin cabeza, una celebración mensual.

Los últimos jueves de cada mes, se junta un número variable de ciclistas urbanos en la plaza de la Cibeles, Edificio Correos, a eso de las ocho de la tarde, y se hace un recorrido todos juntos, siguiendo unas ciertas normas. A eso de las 10 de la noche ya estamos de vueltas (se le suelen dar varias a la diosa) en Cibeles.

La de Madrid es de las más numerosas de España, ha llegado a congregar a más de 2.000 ciclistas urbanos.

Poco a poco esta “revolución” irá a más, y, tal vez llegue el momento, como dice Borja Echeverría en EPS, en que la calidad de vida en una ciudad se mida contando el número de bicicletas que circulan por sus calles.
A no ser que Marc te explique como “hackear” un contador de ciclistas y provoques que un martes a las 2 a.m. hayan pasado más de 500 bicis en 20 minutos por uno de los puentes de la ciudad. Y sin ser Bici Crítica. A ver como reaccionan a eso. :S

Aprovecho para recomendar el blog de unos amigos ciclistas, los únicos que han conseguido hacerme rodar de vez en cuando: Mountain_Bique – Friclismo.
Como bien aclara el título el blog es más de “Mountain Bique“, aunque son fervientes defensores de un espacio ciclista en la ciudad, asistiendo cada último jueves de mes a las 20h a la Plaza de Cibeles.
Son masa crítica, y yo, con ellos.

El vídeo es desde la Torre de Vor Frelsers Kirke, simplemente quería mostrar que puedes estar mirando durante casi un minuto una calle relativamente céntrica de Copenhague y no ver pasar más de un par de coches.

Una lectura de referencia para el mundo del ciclismo urbano y para descubrir ciudades en bici es Diarios de bicicleta, de David Byrne, fue un pionero en este tipo de ciclísmo mientras era cantante de Talking Heads.

12 comentarios en “Copenhague, el paraiso de la bicicleta (Dinamarca)

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Yo flipé en Amsterdam con las bicicletas que llevaban sidecar para !!LLEVAR PERROS!! Es cierto que alguno lo tenía para llevar a sus hijos… pero perros?? Tan cómodos que iban! Es todo un mundo por descubrir esto de la bici en Europa…

  3. ya te digo, esa peña está a años luz nuestra en el tema bici, pero es que tb esos paises son planos y no veas como ayuda.

    lo de los sidecar… ya te digo, en CPH llevan las bicis de Christiania que llevan la caja delante… y con perros, niños, y lo que se les ocurra. menudos son, jajaja.

    a ver si la cosa se pone las pilas por spain…

  4. La mezcla del placer de desplazarte más eficientemente (razón), de mover el cuerpo (endorfinas), de estar de moda (…), de sentirte en consonancia con las “direcciones de ser” que uno se marca en la vida (consecuente) y de la irresistible aura que se genera en torno a tí (sexuá) según tocas la bisi, convierten el pedaleo en un vício sin vuelta atrás.

    Lo sabemos, se sabe y cada vez lo saben más y mejor. Sevilla, Vitoria, Amsterdam, Copehhague, ¿Madrid?.

    Mola, pakmanbro.

  5. menuda retórica… pudiese haber sido usté prosista y se nos quedó en ciclista.

    me alegro que sea de su agrado y un placer ver por aquí a los amantes del friclismo 😉

  6. Vivo en Amsterdam desde hace un año. De pequeña nunca aprendí a andar en bicicleta, así que el reto era doble: aprender a manejar la bici y aprender a manejarla en la calle. Al principio, compré una de segunda mano y cuando pasaron los meses de invierno me atreví a comenzar. Me daba mucho miedo caerme en medio de la calle, pero poco a poco descubrí que es la mejor forma de andar en Amsterdam. Más rápido y económico que el tranvía e incluso que el metro algunas veces y por supuesto, mejor que ir en coche. Y es que la gente va vestida igual que siempre… el ir en bici no implica vestirse “deportivo” como dices. Es impresionante, eso también me pareció curioso cuando llegué.
    Por otro lado, en Bogotá los domingos se cierran las calles para la Ciclo Vía. Es una iniciativa excelente pero es más orientada a hacer deporte que a transportarse. Hace poco estuve allá y noté que en algunas calles principales como la Carrera 19 ya tienen ciclo ruta aunque hace falta mucha cultura de respeto al ciclista para que la gente se atreva a usarla en el día a día. 🙂

  7. Hola Andrea, me han hablado de Bogotá como una de las mejores ciudades para el ciclista en América Latina, justo Mary llegaba de dar una conferencia allá cuando nos reunimos con ella en Copenhague.

    Interesante la historia de como emepezaste en el mundo ciclista, y buen lugar para hacerlo, en ese otro paraiso del ciclista que es Amsterdam.

    Saludos!

  8. Tambien en madrid, intentamos dar cabida a un estilo sobre la bici, es cierto que es mas hostil esta ciudad, pro cada vez mas gente lo utiliza en sus desplazamiento como algo cotidian, esta claro que no podems medirnos con otras ciudades, pero bueno lo intentamos reflejar con nuestras fotos, me ha gustado el articulo.

    Saludos

  9. Hola Cabrablog, gracias por la info!

    Jose Eduardo acabo de editar el post con el link al proyecto, animo y a ver si convertimos Madrid en una ciudad ciclista 😉

    Saludos!

Deja un comentario