Phnom Penh y el Delta del Mekong hasta Saigon.

Volví a desde «mi pequeño paraíso» para salir rumbo a Saigon (Ho Chi Min City). Me volví a alojar en el Royal Guest House porque había dejado mi pasaporte para que me preparasen los visados de Vietnam y . El hostal esta muy bien situado y el servicio es bastante bueno pero le falta un poco de ambiente. Me pase a a ver a unos amigos por la zona del Lakeside y aunque los hoteles son un poco mas cutres en general, hay bastantes mas opciones, mas y algo mas de juerga, vamos, que no te cierran a las 11 de la noche. La zona es mas divertida que el resto de la ciudad y concentra una gran cantidad de bares y agencias que ofrecen tours hacia Saigon a precios mas competitivos que en la zona de mi hostal.

En esta segunda estancia en Phom Penh no hice demasiado, tuve que solucionar unos problemas que he tenido con el banco (Openbank no permite hacer casi ningún tipo de gestión si te surge algún problema estando fuera de ). Al final solo me dio tiempo a visitar el National Museum y pasear por las calles cercanas al rio. Es interesante de ver, el National Museum tiene una gran cantidad de imagenes budistas que han aparecido en Camboya, todas ellas con un alto valor arqueologico.

Phom Pehn es una ciudad interesante, y si consigues no agobiarte con la cantidad de gente que se te acerca a ofrecerte «de todo» puedes llegar a disfrutarla bastante.

Desde aquí salí hacia Saigon con un de 2 días y 1 noche por el Delta del . Fueron 24 $ e incluía los trayectos en bus y barco hasta la frontera (esta vez no me timaron), el bote hasta Chau Doc en Vietnam, una noche de alojamiento con desayuno y el barco y autobús hasta Saigon. También incluia visitas a algunos pueblos flotantes en las orillas del y algún que otro templo.

No estuvo mal pero es lo mas parecido a un touroperador que he cogido en este viaje. Eramos un grupo de unas 20 personas que seguíamos cual rebaño al pastor que nos dirigía a nuestro destino. Me resulto un poco aburrido aunque mereció la pena por disfrutar de los espectaculares paisajes que ofrece el Delta del .

En Chau Doc tuve mi primer contacto con Vietnam. Chau Doc es una ciudad de 120.000 habitantes situada a orillas del y a escasos kilómetros de la frontera con Camboya. Mi primera impresión fue bastante mejor de lo que esperaba, ninguna de las personas que había conocido en el y habían estado en Vietnam me hablaron demasiado bien del país. Vietnam ha cambiado mucho en los últimos años por culpa de la gran cantidad de turismo que recibe… aunque ya tratare este tema cuando conozca el país un poco mas.

En mi primer paseo por la ciudad no puedo quejarme del trato recibido ya que, a pesar de la barrera idiomática, varias personas intentaron entablar conversacion conmigo, y fue bastante divertido.

Estuvo divertido, el único problema fue que cerraron a las 11… aunque por lo menos pude disfrutar del verdadero ambiente nocturno de Vietnam acompañado de colegas Vietnamitas.

Camboya y la aventura de cruzar la frontera.

Llegué a Bangkok desde Yangon con la idea de realizar el visado para Vietnam y dejar los visados de Camboya y Laos para las fronteras. Al día siguiente a fui a preguntar y para el visado a Vietnam necesito especificar el día exacto en el que voy a entrar en el país… algo bastante difícil cuando no viajas con fechas cerradas. Como no veía claro como podía hacer decidí intentarlo en Camboya (Phnom Pehn) y salir al día siguiente.
Salí desde Bangkok hacia el puesto fronterizo de Aranya Prathet junto con Facun, Daniela, Ariel y Teresa con la intención de compartir después el taxi de la frontera a Siem Reap. Fueron 5 horas de autobús por unos 6.5 $.
Durante la estancia en Tailandia escuchas muchas historias sobre los timos en la frontera, gente que te cobra el triple por gestionarte el visado, autobuses que te paran a 20 km y te piden mas dinero o te bajan…
Nosotros pasamos el lado tailandés, no hicimos caso de ninguna de las ofertas de tramitación y no entregamos nuestros pasaportes hasta que nos los pidieron policías camboyanos en la parte camboyana de la frontera. Y ahí viene nuestra sorpresa cuando vemos que nos han cobrado casi el doble del precio que marca la visa. Lo único que hacía el policía ante nuestras preguntas era bajar la cabeza y fingir que no nos entendía… y no alces la voz porque te metes en un problema si le gritas a un policía…
Al parecer, una vez rellenas los formularios hay que volver a una ventanilla para que te pongan la pegatina del visado… como casi nadie entiende khmer (lenguaje camboyano) y los carteles no están en ingles, estos «amables» funcionarios te realizan la gestión por unos 14 $ para su bolsillo. No puede uno fiarse de nadie… y menos de la policía ;p

Recomiendo a quien realice el tramite en la frontera que se niegue a pagar mas de los 20 $ que marca el precio de la pegatina. Tendrás que discutir y pedir factura con el nombre del funcionario para conseguirlo, pero nadie se aprovechará de ti. Tampoco garantizo que no se nieguen a dártela… he escuchado todo tipo de historias.

Una vez timados antes de entrar nos negamos a pagar 40 $ por el taxi a Siem Reap, como es lógico piensas que todo el mundo te esta timando. Al final conseguimos rebajarlo a 25 $… la verdad es que no es mucho para las casi 5 horas de camino.

Y así empezó mi aventura en Camboya… mañana os cuento Siem Reap y los templos de Angkor y como he llegado a Phnom Phen tras un infructuoso intento de ir al noreste del país… también subiré las primeras fotos de Camboya.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.