Seguimos con Damage Limitation (Sigiriya – Sri Lanka) / Foto de la semana

Damage Limitation II

Vuelvo a usar la foto de la semana como excusa para actualizar el blog. La culpa sigue siendo de Damage Limitations, el proyecto con Laurence (Inglaterra)  y Diego (Chile) para el que solo disponemos de un par de días más, nos tiene totalmente volcados en él.

Con esta foto creo que se adivina un poco más que con la anterior de que va Damage Limitations, pero hasta la semana que viene que lo tengamos totalmente terminado no voy a decir nada, siento volver a dejaros con la intriga. Solo puedo decir que seguimos emocionados y que nos da pena que se termine. Y se termina porque el domingo Laurence y Diego vuelven al sudeste asiático para continuar sus respectivos viajes, yo estaré una semana más por antes de saltar a… y esto si que es una exclusiva… Jordania. Comienzo el camino de regreso a Hortaleza. Diversas circunstancias han provocado un cambio de planes, India tendrá que esperar y Hortaleza no. Ya tengo los billetes de vuelta, a primeros de Octubre estaré aterrizando por allí después de pasar un mes entre Jordania y los Territorios Palestinos.

Pero para ello aún quedan 5 semanas y pico de aventuras, que no es poco tiempo. Espero que la vuelta no implique dejar de viajar, tengo claro que no es el mejor momento para regresar a un país hundido en la mayor crisis de su historia reciente y tampoco es que tuviese demasiadas ganas de ello, pero, a veces hay que parar para volver a disfrutar. Como comentaba en la entrevista que me han publicado esta semana en LifeTRAVEL. Pero si aún así no me gusta lo que veo no tengo más que coger la mochila de nuevo y retomar el camino.

Aún no he vuelto y ya estoy pensando en el siguiente viaje, esta vez no valen excusas, llevo demasiado tiempo oyendo la llamada de África como para seguir mirando hacia otro lado. ¿Esto se podría considerar adicción al viaje? 😛 .

La foto es Laurence con Sigiriya al fondo. Uno de los destinos más turísticos del país, las ruinas de un antiguo palacio situado en la cumbre de una impresionante roca de 370 metros de altura. Os la vamos a mostrar desde abajo, las vistas deben ser impresionantes pero los más de 30$ de la entrada nos han invitado a disfrutar de ella solo desde la base. Otra vez será.

Damage Limitation en Ella (Sri Lanka) / Foto de la semana

Damage Limitation

Esta semana he estado poco activo en el blog, vamos, nada activo. La razón es el nuevo proyecto que me he encontrado en , la nueva «serendipia» que estoy realizando junto a Laurence Parkin y Diego Castro en nuestro recorrido por el país.

No os voy a contar nada, mejor esperad a la «premier» que tendrá lugar en este blog en cuanto lo tengamos terminado, pero tal vez podáis haceros una idea viendo la imagen de la semana, una foto que deja ver, un poquito, de que se trata. Esta tomada en Ella, un pequeño pueblo en la parte interior del país, una zona repleta de cascadas y plantaciones de té.

Solo os digo que me tiene emocionado, ante mi fracaso en la ruta Mccurry (ya os contare), Sri Lanka ha cambiado de color, no se ha quedado en blanco y negro gracias este divertido proyecto pero ha perdido muchas tonalidades… aun me quedan unos días por aquí, seguiremos viajando para terminar «» y me tocará quedarme otros tantos días parado gestionando el visado para India, el siguiente destino, el próximo paso en este camino infinito que parece no tener final. ¿O seré yo que en el fondo no quiero llegar a ningún lugar?.

Vistas desde mi habitación en Unawatuna (Sri Lanka) / Foto de la semana

Vistas desde la habitación

Estas son las vistas que tengo desde mi habitación en Unawatuna. Llegué a este pueblo/playa desde Hikkaduwa trás 2 autobuses, un tuk-tuk y cerca de 2 horas para 25 kilómetros… no hay que quejarse, estoy en . La idea aquí es pasar unos días de playa y visitar Galle, una ciudad «colonial» y amurallada de la que hablan bastante bien, lo siguiente es Welligama, la primera parada de mi ruta Steve Mccurry, el lugar donde este señor retrató de forma magistral el estilo de pesca que se practica en este país, el stick fishing.

Pero no me anticipo, todo llegará, mientras tanto os dejo con esta estampa, la primera que veo cada mañana cuando me levanto.

Supongo que no es tan idílica como si la pusiese en Noviembre, cuando tod@s estabais jodid@s de frío, ahora en Agosto son vacaciones para la mayoría y la playa es el destino más común… imagino que habréis viajado «solamente» en España, como recomendó el paleto de Soria esta semana, que ya sabéis, conocer otras culturas, otros países y otras formas de ver el mundo no es solidario, es de cobardes… ¿o de cobardes es quedarse a levantar un país que otros han hundido?.

Yo no arrimo el hombro, mejor voy a seguir aprendiendo, aguantando temperaturas altas, mosquitos e idiomas incomprensibles, aunque eso no significa que no me guste viajar en España, posiblemente de lo que más me acuerde este Agosto sea de las fiestas de Cardenete, el pueblo de Cuenca en el que llevo veraneando año tras año desde que tengo recuerdos, y seguramente desde antes. Me acuerdo de la familia, de los amigos, de las verbenas, de las chorreras, de los buenos momentos… y me puedo llegar a poner ñoño. Solo me queda pensar que cuando vuelva va a seguir allí, como siempre, recibiéndome con los brazos abiertos, un porrón bien frío y un plato de morteruelo. Y yo también seguiré siendo el mismo, con más historias con las que aburrir a la gente y muchas ganas de disfrutar de la cultura del país en el que me he criado, porque se puede viajar por el mundo y saber disfrutar de lo cercano, una cosa no quita la otra, ¿o es que tengo que elegir?.

Sri Lanka, capturando las primeras impresiones

En el tren

Estas son las primeras capturas, las primeras impresiones que han quedado en mi retina y he conseguido inmortalizar con la cámara.  No son muchas, no he tomado demasiadas fotos, estoy intentando sentir el país y verlo, descubrirlo sin la cámara delante de la cara.

Para empezar a describir debo decir que nunca he estado en India, supongo que debe ser bastante parecido visualmente, aunque también creo que es más sencillo, menos agobiante, algo más limpio y un poco menos barato.

Caminando

Vistas

Manos

Estacion

Llegué a Colombo hace un par de días procedente de Bangkok sin mucha idea de lo que encontraría, no era el único, cerca de 5 o 6 personas se me acercaron en el aeropuerto para preguntarme si sabía precios, que hacer, para donde tirar o en que costa estaba afectando el monzón… no les serví de mucha ayuda. Sri Lanka es un mundo para descubrir. Ahora entiendo mejor lo que me explico Bea: «los Árabes llamaron a esta isla «Serendib», que viene del nombre «serendipia», según wiki: es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta«.

Decidí venir a este país para seguir los pasos de Steve Mccurry, un fotógrafo de National Geographic, un dios a la hora de capturar instantes, miradas, gestos. Mi idea era seguir la ruta de sus viajes por el país… ahora no tengo claro que solo vaya a hacer eso, en estos dos días me esta encantando;  los cingaleses son increíbles, los paisajes espectaculares y los lugares para visitar infinitos. Sri Lanka se convierte de repente en mi Serendipity particular, un lugar inesperado.

Vistas

Sunset

Hikkaduwa

Hikkaduwa

Colombo

Las fotos son de: Colombo (la que hay justo encima de este texto), el resto son una mezcla del viaje en hasta Hikkaduwa y de esta ciudad costera, playera y surfera que ahora esta en temporada baja, con olas rotas y un calor abrasador, pero que no pierde la magia del país y sus gentes.

Estas son mis primeras impresiones de este país de nombre impronunciable que poca gente sabe situar en el mapa, esta «lágrima de India«, esta isla encantadora con tantos nombres como sorpresas. Fue Heladiva, Lanka, Lankadv?pa, Simoundou, Taprobane y Ceylon,  ahora se llama Sri Lanka pero como me gusta la historia que me contó Bea me parece que la voy a empezar a llamar Serendipity, mi hallazgo afortunado.

La foto de abajo es en Colombo, la hice para enseñaros la «grafía de su alfabeto y sus afortunadas publicidades«. Creo que voy a encontrar muchas serendipias aquí… si es que me molesto en buscar.

Publi

Adiós Koh Tao… adiós Tailandia / Foto de la semana

Adios Koh Tao...

La foto de esta semana es de despedida, la última imagen que vi en antes de pillar el ferry camino de Bangkok. No están tod@s los que son pero son tod@s los que están, de izquierda a derecha: Iris, Jorge, Rocio, Ira, Keny, Yoli y Sonia (el Brujo también vino pero no está en la foto)… el equipo «bye bye Pak» que me acompaño las 2 horas que estuve esperando a que partiera el barco (un pequeño retraso Thailand Style), algun@s de los culpables de que hayan sido 2 los meses que me he quedado atrapado en esa islita del golfo de (y no hablo de Jorge).

Me ha dado pena partir, pero sobre todo por el grupazo con el que he topado allí, y no ha sido casualidad, el grupo ya lo tenía montado mi anfitrión, la razón primera de visitar Koh Tao de nuevo, el personaje que dejé tan mal acompañado en la foto, el señor «Jorgito» (el Negro), viejo amigo (y casi hermano) de Hortaleza al que no se donde ni cuando volveré a ver, aunque no me cabe duda que cuando llegue ese momento seguirá tan bien acompañado como la última vez que le ví, rodeado de buena gente y disfrutando del mundo como solo él sabe hacerlo.

Este adiós no se lo doy a Koh Tao, una isla que no me ha tratado nada mal, os lo doy a tod@s vosotr@s, l@s que quedáis y l@s que ya os habéis ido, l@s que he encontrado y reencontrado (¡¡¡María Jose!!!), l@s nuevos y l@s viejos, l@s que para mi habéis sido una isla en este viaje… gracias por ser tan buena gente, gracias por los recuerdos (pasados y futuros, que los habrá), gracias por todo y… ¡hasta entonces!.

(*) Estoy en Bangkok, reemprendiendo el viaje de nuevo, en una horas vuelo para , nuevo destino, nuevas emociones y nuevos vientos me llevan un poco más cerca de Hortaleza… unos cuantos kilómetros y una hora más cerca, algo es algo, ¿no?.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.