De Bahia Drake (Costa Rica) a Almirante (Panamá) por Paso Canoas y David, fronteras y olvidos.

Así fue el trayecto desde Bahía Drake (1), en el Parque Nacional del Corcovado (), hasta Almirante (7), ya en , el puerto desde donde alcanzar el Archipiélago de .

Todo comenzó a eso de las 4 am, aún de noche, “nos dimos a la fuga” en un bus que por una carretera practicamente “imaginaria” nos llevó hasta La Palma (2) en cosa de 2 horas por unos 3 $. Allí aprovechamos para desayunar mientras esperábamos que pasase otro bus dirección (3). Este otro bus fueron otras 2 horas por 2$ y nos dejó en el puerto, solo había que caminar un poco y buscar un bote/ferry para Golfito (4). El ferry sale muy temprano con lo que la opción fue el bote colectivo. Fueron unos 3$ y algo menos de 2 horas. Y de Golfito (4) a Neily y de ahí a Paso Canoas (5), unas 2 o 2 horas y media, por algo menos de 2 dolares. Este último es un pequeño, casi minúsculo, pueblecito fronterizo entre Costa Rica y Panamá.

Si hacéis cuentas debían de ser cerca de las 13.00 h cuando alcanzamos la (5). La verdad es que el cruce no conllevó “casi ningún problema“. Yo esperaba que me pidiesen la cartilla de vacunación con el sello de la fiebre amarilla (la llevaba), o me preguntasen si pensaba entrar en la parte selvática… que me pidiesen un aval económico por los días que pensase estar en el país, o al menos un billete de salida (que no tenia en ese momento). Vamos, alguna de las exigencias que, según me habían contado, pedían a los viajeros para entrar al país.
Pensando en mis cosas me planté en la parte panameña de la frontera sin haber sellado la salida de Costa Rica… vuelta atrás, a buscar donde habían escondido la oficina de migra tica (por no plantearme como había podido no verla).
Sellé salida, y cuando volví a la ventanilla panameña un funcionario gordito y con gesto serio agarró mi pasaporte, me miró la cara, estampó el sello como si quisiese romper la mesa y con una sonrisa, que no tenia sentido en ese momento, me devolvió el pasaporte. – ¿Es todo?-, llegué a preguntar. Sus facciones habían vuelto al gesto serio del principio y mirando hacia sus papeles y alzando la voz dijo: –¡Siguiente!-.

Y allí estaba yo, de nuevo con Roberto y Krystell, con quienes había salido desde Bahía Drake (1) pero con quienes NO crucé la frontera. Ellos, al ir a Costa Rica desde Panamá, debían ir más absortos que yo en sus pensamientos y se olvidaron de sellar entrada a Costa Rica… con lo que no hacía falta que sellasen salida y Krystell, al ser panameña, no tenia que sellar entrada a su país. Total, que me desentendí de Roberto e hice mis trámites por mi lado. Cuando me encontré con ellos de nuevo en la parte panameña supuse que no había tenido problemas tampoco y continuamos el camino.

El siguiente paso era llegar a David (6) para hacernos con el coche de Krystell y de allí a Almirante (7) en coche. Les había dejado el coche a unos tíos suyos que viven en David (6) y tras la hora y media de bus desde Paso Canoas (5), por unos 2 $, conseguimos llegar a la estación de David (6). Allí nos estaba esperando una prima de Krystell con el coche.
Fuimos a dejarla a su casa, comimos algo con la familia de Krystell y salimos para Almirante (7), sin tener muy claro si llegaríamos a tiempo de agarrar el ferry hasta Bocas del Toro, el destino final al que pretendíamos llegar. No llegamos.
El camino era digno de disfrutar y era mi primer contacto con Panamá. Paramos a tomar algo, dimos raid a “autostopistas“, nos perdimos un poquito… y todo ello mientras Krystell me ponía al día de la jerga, la música y las costumbres panameñas. Una buena entrada al país.

Llegamos a Almirante (7) casi en la noche. Almirante es una pequeña ciudad pesquera/portuaria, fea, descuidada y que parece demasiado de paso. Pillamos las habitaciones más baratas, cenamos algo en un restaurante cutre del puerto con luces horteras y nos fuimos a descansar. A la mañana siguiente saldríamos rumbo al paraíso, el Archipiélago de Bocas del Toro, algo merecido tras las casi 17 horas de viaje entre los 5 autobuses, el bote y el coche… menudo día.

Bahía Drake (Parque Nacional de Corcovado) – Costa Rica

Camino a Bahía Drake

Salí de San José con destino al Parque Nacional del Corcovado, en autobús. No recuerdo horarios pero si recuerdo que no es posible llegar desde San José a Bahía Drake en el día. Fui en un bus hasta Palmar Norte-Palmar Sur desde San José y de ahí a Sierpe en minibús, donde pasé la noche en unas cabinas sencillas y baratas, este pueblo no tiene mucho, un lugar de paso.
Las lanchas colectivas salen a las 10 am desde Sierpe hasta Drake.

Venía con muchas ganas de conocer este parque y con la idea de hacer algún trek, Inti me había hablado maravillas del lugar. Le conocí en La Fortuna unos meses antes, al poco de llegar a . Nos fuimos a visitar el Volcán Arenal animados por Miguel, que nos pasó el contacto de un buen amigo suyo y ya aprovechábamos para salir desde allí a Nicaragua. El amigo era uno de los dueños del Hotel Jardines Arenal e Inti el encargado del lugar, un español enamorado de Costa Rica. Unos años antes visitó el país por primera vez y decidió que aquel iba a ser el lugar donde viviría, y allí estaba intentándolo con todas sus fuerzas. Aprovechaba su formación en zoología para ser uno de los guías de naturaleza más interesantes del país, o por lo menos desde mi punto de vista, sus conocimientos sobre fauna y flora tica eran espectaculares.
Y a cambio de unas pequeñas clases de foto nocturna del volcán Arenal (aunque Inti ya era un crack de la foto) me pasó buena info de su lugar preferido en Costa Rica, el Parque Nacional del Corcovado. Os dejo algunos tips importantes cortesía de Inti:

DRAKE

Para ver naturaleza marina, Drake es el mejor punto, ya que el buceo, y un poco snorkeling, son uno de los lugares de referencia a nivel mundial. He visto fotografías increíbles de tiburón martillo, manta rayas, tiburón toro, camaron arlequín (búscalo en internet!!), peces piedra, bancos de peces de colores,ballenas jorobadas, delfines…

Para entrar en el PN Corcovado desde Drake hay que coger excursiones guiadas en bote, que te llevan desde Drake hasta la norte de Corcovado, un punto llamado San Pedrillo. También hay excursiones desde Drake hasta Sirena, en el corazón del parque. Pero para mi gusto, y para hacer fotografía, debes tener tiempo, tiempo para perderte tu solo en el bosque, y hacer las fotos que tu quieras…

Camino a Bahía Drake

PUERTO JIMENEZ

Pto Jimenez es el ultimo punto civilizado para entrar en Corcovado. Para llegar allí puedes coger un bus publico desde San Jose, o cruzar en un ferry desde Golfito. El bus desde San José dura 8 horas, solo hay uno diario. Asi que cuando llegues debes dormir en el pueblo. Hay cabinas bien baratas.

Pero, OJO, si entras por Pto Jimenez, es para llegar hasta Carate, y Carate es costosillo. Piensa que Carate queda en mitad de la selva, y llegar alli con comida, construir allá, etc, es bastante difícil y costoso. El hotel con el que yo trabajo es el mas barato, y queda justo al lado de la entrada al PN Corcovado, enfrente de la playa. Los precios incluyes las 3 comidas y el alojamiento, el sitio se llama La Leona Lodge, y en habitación con baño compartido vale $75 en habitación simple. Te aconsejo pasar mínimo de 2 noches, pero lo suyo son 3. Se que es caro, pero ojala entre dentro de presupuesto… Si te interesa dímelo, a ver si te puedo conseguir un mejor precio.

Desde hay un colectivo que sale todos los dias por la mañana, es un camion con bancos para la gente, vale 10$ y te deja donde acaba la carretera. Desde allí habrá un trabajador de Leona Lodge para ayudarte a pasar el río Carate, que no tiene puente, y con marea alta cubre como un metro o algo mas. Desde allí, caminando por la playa hay 3 kilómetros hasta el hotel. El mar es salvaje, y la selva virgen llega justo hasta la arena de la playa… en resumen, el mejor sitio del mundo!!

Camino a Bahía Drake

Menuda info, la verdad es que está todo. Si alguien va a Leona Lodge que no dude en contactar con él, en breve pondré el enlace a su web, pero es que me pasó una cosa muy curiosa. El otro día, mientras lo buscaba en internet me encontré con que Inti era amigo de Sele antes de irse a vivir a CR, y, casualidades de la vida, yo acababa de conocer a Sele unas semanas antes en un “encuentro informal de blogueros de viaje” que organizó Carlos Olmo.
Ahora me toca esperar a que Sele vuelva de Uzbekistán y las Repúblicas Bálticas, por donde anda viajando, para comentar la jugada. Y en cuanto me pase el enlace a la web de Inti edito el post.

Respecto a mi viaje allí… poco que contar, estuve menos de lo esperado, me junté con Roberto (meses después) y conocí a Krystell (al fin), y tras una divertida (y larga) noche de San Valentín bailando salsa en uno de los 2 bares del pueblo, y un par de días de playa, nos fuimos para . Teníamos el tiempo justo para llegar al carnaval de Chitré pudiendo pasar unos días antes en y Playa Boca vieja.
Krystell es panameña y estaba dispuesta a enseñarnos el país para que lo conociésemos de primera mano, con su reggae, su típico, sus hojaldres, sus patacones, sus carnavales, su agua y su guaro… todo así, de golpe y en dosis altas.

>> Todas las fotos de Costa Rica en Flickr <<

¡PURA VIDA Y BUEN FIN DE SEMANA!