Y van 33… (Koh Tao – Tailandia) / Foto de la semana

Cumple Pak

La foto de la semana tenía que ser hoy, el día en que hace 33 primaveras llegué a este mundo que tanto me gusta recorrer. Esta vez me ha pillado en , en , rodeado de buenos amigos, de amigos de amigos y de buena gente en general.
Salí de Phi Phi porque la temporada baja estaba siendo demasiado baja y he preferido volver al viaje y a empezar a planear nuevos destinos en los que esperar a que llegue la temporada alta (Noviembre-Abril).

Los 33 que me caen empiezan bien y yo me sigo sintiendo como con “veintipocos“. Ahora la idea es hacer un pequeño parón en esta isla para centrarme y ver hacia donde voy a tirar. Tal vez India y Nepal, tal vez vuelva a Filipinas… aún no lo tengo claro, lo que si tengo es que voy a alquilar una casita por un mes en el sur de Koh Tao (en Chalok Baan Kao) y entre inmersiones  y free diving veo a ver si me decido.

Por supuesto aprovecharé para ponerme al día con el blog que tengo muuuucho que contar… eso si, será cuando terminen las resacas del cumpleaños y sobre eso no os puedo prometer nada :p .

Y si alguien se anima a felicitar de viva voz os dejo mi número Thai: +66 903926906 … venga, que a Tailandia por Skype sale barato!! 🙂

¡Hoy es CUMPLEPAK! (tomaros una a mi salud).

 

Tailandia, robado pero contento.

Llegue a desde Laos y me aloje en el Central GuestHouse. Fueron 2 euros con internet gratis en un antro de habitación repleto de chinches y en el que no cabía mucho mas que la cama. Central es un pequeño manicomio aislado del mundo con toda suerte de personajes en su interior, un lugar que casi merece la pena visitar para creer que existe.

Los primeros días en Bangkok los dedique a hacerme con el material necesario para el proyecto Khao San Style. Buscar una localización en la que colocarme, comprar o alquilar el fondo y el artilugio para colocarlo, pedir permiso a la policía para quitarme de problemas y por ultimo: hacerlo. La verdad es que fue una experiencia que me encanto y conocí a cientos de personas a las que, desde aquí, agradezco enormemente su ayuda.

Y después de terminar con Khao San Style decidí que habiendo pasado por BKK cerca de 6 veces, entre este y otros viajes anteriores, aun me quedaban cosas por ver y como no se cuando voy a regresar no podía dejarlas en el tintero.

Una de ellas era visitar Patpong, el barrio rojo, el lugar que concentra la mayoría de los clubes de alterne y pussy shows, un “espectáculo” que no se puede ver en muchos otros lugares del mundo. Mujeres realizando toda clase de trucos con sus órganos genitales… desde lanzar pelotas de pingpong, fumar, pintar, apagar las velas de una tarta, a todo aquello que se te ocurra.
No había ido antes por la duda moral de ver un espectáculo en el que no acabo de tener claro hasta que punto se denigra a quien lo realiza, y el hecho de viajar solo y no apetecerme verme solo en un lugar así.
Pero en Bangkok me había encontrado de nuevo con Chelo, Irene y Miriam (las había conocido en Laos) y me propusieron ir a verlo con ellas. Al final nos juntamos un grupo de 12 personas que nos encontrábamos en situaciones parecidas, ninguno sabia si ir o no y algunos también viajaban solos/as. Total que cogimos un tuk-tuk y nos fuimos a uno de esos “clubes“, pagamos 4 euros con consumición y presenciamos un espectáculo que resulta bastante mas cómico que erótico. Las chicas ríen, juegan, y realizan trucos dignos del mejor de los magos… y no precisamente con las manos. El resto de gente que había en el local eran en su mayoría parejas y algún grupo de chicas solas.
Tal vez, casi seguro, tuvimos la suerte de dar con un local en el que las chicas no eran prostitutas, el ambiente era distendido y al final todo fueron risas y frases del tipo: pero como “coño” ha hecho eso?????.

No creo que todo Patpong sea así, no creo que muchas de esas chicas lo hagan por gusto y no se hasta que punto puede ser contraproducente ir a presenciar este tipo de espectáculos. Mi opinión al respecto es que estoy totalmente en contra de la expoliación sexual pero a favor de que cada uno haga con su cuerpo y su sexualidad lo que le venga en gana mientras sea mayor de edad. Es un tema capaz de generar mucho debate y respecto al que es difícil formarse una opinión que sea la buena, porque son muchos los condicionantes a tener en cuenta para opinar. Yo solo he intentado contar la experiencia y tampoco voy a dar charlas morales, para eso tengo al colega de este video.

Por otro lado, otra de las cosas que me faltaba por ver en BKK era el Muay Thai (Thai Boxing). La verdad es que me apetecía bastante presenciar un combate y no me defraudo.

Me fui al Ratchadamnoen Stadium, el mas grande de BKK, a ver una velada que comienza a las 18.00 y termina cerca de las 22.00 con varios combates de distintos pesos. Cuesta 30 euros la entrada media, no estas a pie de ring pero tampoco en el gallinero. La verdad aunque parezca raro la palabra para definir lo que me pareció es: bonito. Un espectáculo que mezcla lucha con religiosidad (el budismo siempre esta presente), con mucho respeto hacia el adversario (aunque se dan ostias como panes de hogaza), con música, danza y un montón de gente gritando y apostando sin parar. Creo que es algo bastante menos violento y mas digno de ver de lo que mucha gente pueda pensar.

Y como estoy en racha de homenajes cinéfilos, aquí os dejo uno que podría ser una escena de Kickboxer, aunque sin la gente gritando NAU SU KAO (Gran guerrero blanco), sin que el malo se llame Tong Po y con una interpretación muchisimo mejor que nunca haya podido hacer Van Damme (aunque estos señores no hayan actuado en su vida).

Y una vez cubierto BKK me baje a las islas del sur como quedo decidido en la votación de aquel post anterior. Era la primera vez que iba, aunque ya había estado hace 2 anios en , pero me dedique al norte que es mas barato, algo mas autentico y un poco menos turístico. La elección para bajar al sur fue .
Contrate el autobús y el ferry en una de las agencias de . Fueron cerca de 16 horas de viaje y en el autobús nocturno, mientras dormía, algún listo me levanto 400 euros y la Visa de crédito de una mochila que tenia a mis pies. Al parecer es algo que sucede bastante a menudo. Me jodieron el presupuesto de un mes de viaje, pero tal vez fue el palo que necesitaba para no viajar tan confiado. Parece que la bondad de los tais se pierde un poco en el sur, pero no voy a culpar a nadie por ello, por lo menos no fue con violencia y espero que quien lo hiciese necesitase ese dinero mas que yo. Por supuesto que fue un gran palo, pero no deje que me jodiese el viaje, no podía darles ese placer, si me quedo sin hacer nada por no gastar entonces me hubiesen ganado.
Y lo primero que hice nada mas llegar fue desembolsar 140 euros y apuntarme al Advanced Open Water, un curso que te da el titulo avanzado de submarinismo y que me ayudo bastante a olvidarme del robo.

Además de la teoría fueron 5 inmersiones muy guapas. Elegí flotabilidad, negación submarina, buceo profundo (30 metros), inmersión nocturna y naturalismo subacuatico, cosa muy interesante para empezar a diferenciar la flora y la fauna que te encuentras bajo el agua.


Por ejemplo un Pak comun.

El curso lo realice en Big Bubble, en el sur de la isla, donde también me aloje (Big Fish, 6 euros por noche), un lugar mucho menos turístico y concurrido que la playa principal (Hat Sai)… y bastante mas tranquilo.

Al final mi meditación playera se perdió entre denuncias, anulación de tarjetas, estudiar para el curso y las inmersiones, pero bueno, no hubiese podido disfrutar de estar tirando en una hamaca pensando en como volaron mis 400 euros.
El que quiera solidarizarse conmigo no tiene mas que pedirme el numero de cuenta por mail y hacerme una pequeña donación. Otra forma mas “barata” es pinchar en los banners de Google que aparecen a la derecha del blog, debajo de los menús, que no cuesta nada… y si me da para una cena a vuestra salud me quedo contento.

No doy datos de cuanto costo el viaje a Koh Tao y tal porque prefiero ni acordarme, solo avisar que es mas barato ir que volver a Bangkok, que sale mas a cuenta hacerlo por agencia que intentarlo por tu cuenta… pero parece que también es mas peligroso, y que el sur es algo mas caro que Bangkok o el norte de Tailandia


Me da a mi que no vuelvo al sur de Tailandia.

A mi vuelta a Bangkok me aloje en una paralela a Khao San, Ratcha Damneon Klang, y continué despilfarrando pasta para sentirme bien… dormí por 6 eurazos en lo mas parecido a un hotel en lo que nunca he dormido en BKK, no me acuerdo del nombre… y de ahí avión a Singapur, pero lo dejamos para siguiente capitulo.

Moraleja: Si eres capaz de dormir en cualquier lado como un elefante inflado a somníferos, no descuides tu pasta!.

El set completo de Tailandia.