Cuando cae la tarde en la Shwedagon Paya (Myanmar – Birmania)

Poco puedo escribir de la Shwedagon Paya que no haya escrito ya en el blog, poco me falta por intentar expresar, ahora me toca hacerla sentir.

Tenía la sensación de que mi deuda con ella por los buenos momentos que he pasado en ese lugar no estaba pagada, la sensación de no haberle dado la importancia que merece al hablar sobre mis viajes, al pensar en ellos. Por alguna razón sus recuerdos se encuentran en una parte de mi hipocampo a la que no consigo acceder por voluntad propia… es ella la que viene de vez en cuando. Y este fin de semana vino. Repasando el material del último viaje largo nos encontramos de nuevo cara a cara y decidí juntar las imágenes, los momentos y sensaciones que capturé allí en esta especie de vídeo-documental de como es una tarde en este templo, aunque la Paya sea mucho más que un simple templo, como cae la noche y la religiosidad, la paz y la armonía se apoderan del complejo hasta llegar a hacerte pensar que no existe nada más en el mundo.

El montaje de sonido lo he realizado en su mayoría con sonido directo grabado in situ para intentar transportar al espectador al momento que yo estaba viviendo y recrear la tranquilidad que se respira. Es un trabajo totalmente distinto a lo que estoy acostumbrado a hacer. Pausado y reflexivo es simplemente una representación de la realidad lo más cercana posible usando para ello la banda sonora de la vida.

Sube los altavoces y disfruta de este espectacular lugar, de sus gentes y de una espiritualidad que todo lo impregna.

Quiero agradecer a  Jesus Paz Muñoz y Malevolo el equipo de audio y cámara para que esto fuese posible.

Shwedagon Pagoda, un lugar mágico en Yangón – Myanmar (Birmania)

Full Moon Day

Si esta pagoda es mágica de por si, tener la suerte de contemplar como es un día de luna llena en su interior es de las mejores experiencias que se pueden vivir en .

Para un budista el templo no es como el concepto cristiano de “la iglesia“, no es solo para los domingos antes del vermú (vale, tal vez sea generalizar demasiado), las pagodas y templos son lugares de reunión, de socialización. Son la forma de salir de la rutina vital para entrar en la paz y la tranquilidad, para disfrutar de la vida contemplativa, y por supuesto, de la oración, la meditación y la religiosidad. Y diferencio el termino religiosidad de religión porque el budismo para los budistas más que una religión es una forma de vida, una filosofía, y la religiosidad no se basa en una doctrina, se basa en un concepto mucho más amplio, el de la espiritualidad.

Full Moon Day

El budismo es una “enseñanza“, una filosofía “no teísta” (gracias Flapy por la aclaración, yo siempre decía atea) basada ante todo en el respeto, en una serie de valores que no implican veneración y sumisión a un ser supremo, que se aleja de directrices inviolables abriendo al pueblo (a cada uno) la posibilidad de la verdadera felicidad, de encontrarse a si mismo y descubrir tu propio camino.

Por eso, entrar en la Paya, una de las pagodas más sagradas de todo Myanmar, te transporta a un mundo de sensaciones, de sentimientos, de pensamientos encontrados y momentos indescriptibles. Conversar con la gente que no duda en acercarse a ti para intentar transmitirte y enseñarte como es su forma de vida es tan interesante como simplemente observarles, ver como viven el budismo, como viven su budismo, cada uno a su manera.

Full Moon Day

Full Moon Day

Construida sobre 8 cabellos de hace entre 2500 y 1500 años, se trata de una de las pagodas más impresionantes que he visto en el sudeste asiático, la única pega, los 5 $ de entrada que van para el gobierno. Si fuese para mantenerla no dudaría ni un momento a la hora de pagarlos, pero tengo claro que a lo que van destinados es a mantenerlos (a los miembros de la junta militar).

Rezando...

He comenzado el post hablando de que los días de luna llena la pagoda llega a ser más espectacular, la razón es que Buda, Siddhartha Gautama, alcanzó la iluminación (el nirvana) en una noche de luna llena y esto convierte los días en que la luna nos ilumina con todo su esplendor en los más sagrados para cualquier seguidor de esta enseñanza, de la enseñanza budista.

No tuvimos tanta suerte como para que ese día la luna se encontrase sobre el templo, estaba baja y algo cubierta por algunas nubes, pero aún así la gente no lo dudó y acudió en masa, como hacen cada 27 días, para disfrutar y conmemorar el día en el un joven de 35 años decidió sentarse bajo el árbol de la sabiduría y no levantarse hasta que hayase la respuesta al sufrimiento.
Y ahí nació el Dharma, la enseñanza, de como logró liberarse de la vida terrenal y alcanzar la iluminación (el nirvana).

Entrada

Rezando...

>> Todas las fotos de Myanmar en Flickr <<

>> También puedes ver como fue mi experiencia en Yangon en 2008 <<