Cuando cae la tarde en la Shwedagon Paya (Myanmar – Birmania)

Poco puedo escribir de la Shwedagon Paya que no haya escrito ya en el blog, poco me falta por intentar expresar, ahora me toca hacerla sentir.

Tenía la sensación de que mi deuda con ella por los buenos momentos que he pasado en ese lugar no estaba pagada, la sensación de no haberle dado la importancia que merece al hablar sobre mis viajes, al pensar en ellos. Por alguna razón sus recuerdos se encuentran en una parte de mi hipocampo a la que no consigo acceder por voluntad propia… es ella la que viene de vez en cuando. Y este fin de semana vino. Repasando el material del último viaje largo nos encontramos de nuevo cara a cara y decidí juntar las imágenes, los momentos y sensaciones que capturé allí en esta especie de vídeo-documental de como es una tarde en este templo, aunque la Paya sea mucho más que un simple templo, como cae la noche y la religiosidad, la paz y la armonía se apoderan del complejo hasta llegar a hacerte pensar que no existe nada más en el mundo.

El montaje de sonido lo he realizado en su mayoría con sonido directo grabado in situ para intentar transportar al espectador al momento que yo estaba viviendo y recrear la tranquilidad que se respira. Es un trabajo totalmente distinto a lo que estoy acostumbrado a hacer. Pausado y reflexivo es simplemente una representación de la realidad lo más cercana posible usando para ello la banda sonora de la vida.

Sube los altavoces y disfruta de este espectacular lugar, de sus gentes y de una espiritualidad que todo lo impregna.

Quiero agradecer a  Jesus Paz Muñoz y Malevolo el equipo de audio y cámara para que esto fuese posible.

Shwedagon Pagoda, un lugar mágico en Yangón – Myanmar (Birmania)

Full Moon Day

Si esta pagoda es mágica de por si, tener la suerte de contemplar como es un día de luna llena en su interior es de las mejores experiencias que se pueden vivir en .

Para un budista el templo no es como el concepto cristiano de “la iglesia“, no es solo para los domingos antes del vermú (vale, tal vez sea generalizar demasiado), las pagodas y templos son lugares de reunión, de socialización. Son la forma de salir de la rutina vital para entrar en la paz y la tranquilidad, para disfrutar de la vida contemplativa, y por supuesto, de la oración, la meditación y la religiosidad. Y diferencio el termino religiosidad de religión porque el budismo para los budistas más que una religión es una forma de vida, una filosofía, y la religiosidad no se basa en una doctrina, se basa en un concepto mucho más amplio, el de la espiritualidad.

Full Moon Day

El budismo es una “enseñanza“, una filosofía “no teísta” (gracias Flapy por la aclaración, yo siempre decía atea) basada ante todo en el respeto, en una serie de valores que no implican veneración y sumisión a un ser supremo, que se aleja de directrices inviolables abriendo al pueblo (a cada uno) la posibilidad de la verdadera felicidad, de encontrarse a si mismo y descubrir tu propio camino.

Por eso, entrar en la Paya, una de las pagodas más sagradas de todo Myanmar, te transporta a un mundo de sensaciones, de sentimientos, de pensamientos encontrados y momentos indescriptibles. Conversar con la gente que no duda en acercarse a ti para intentar transmitirte y enseñarte como es su forma de vida es tan interesante como simplemente observarles, ver como viven el budismo, como viven su budismo, cada uno a su manera.

Full Moon Day

Full Moon Day

Construida sobre 8 cabellos de hace entre 2500 y 1500 años, se trata de una de las pagodas más impresionantes que he visto en el sudeste asiático, la única pega, los 5 $ de entrada que van para el gobierno. Si fuese para mantenerla no dudaría ni un momento a la hora de pagarlos, pero tengo claro que a lo que van destinados es a mantenerlos (a los miembros de la junta militar).

Rezando...

He comenzado el post hablando de que los días de luna llena la pagoda llega a ser más espectacular, la razón es que Buda, Siddhartha Gautama, alcanzó la iluminación (el nirvana) en una noche de luna llena y esto convierte los días en que la luna nos ilumina con todo su esplendor en los más sagrados para cualquier seguidor de esta enseñanza, de la enseñanza budista.

No tuvimos tanta suerte como para que ese día la luna se encontrase sobre el templo, estaba baja y algo cubierta por algunas nubes, pero aún así la gente no lo dudó y acudió en masa, como hacen cada 27 días, para disfrutar y conmemorar el día en el un joven de 35 años decidió sentarse bajo el árbol de la sabiduría y no levantarse hasta que hayase la respuesta al sufrimiento.
Y ahí nació el Dharma, la enseñanza, de como logró liberarse de la vida terrenal y alcanzar la iluminación (el nirvana).

Entrada

Rezando...

>> Todas las fotos de Myanmar en Flickr <<

>> También puedes ver como fue mi experiencia en Yangon en 2008 <<

Yangon, estado policial.

Llegue a después de 20 h de autobús y el primer día me lo pase descansando en el hotel. Elegí el Motherland Inn 2 (www.myanmarmotherlandinn.com), esta un poco alejado del centro pero proporcionan taxi gratuito hasta el aeropuerto, si reservas antes de llegar también van a buscarte gratis. Son 7 $ por habitación con un desayuno incluido bastante bueno. Es la base de operaciones de muchos mochileros que llegan a Yangon, el equipo de personas que lo lleva es muy amigable y hablan ingles bastante bien. Una cosa muy interesante de este hotel es el servicio de consigna gratuito, puedes dejar todo lo que no sea imprescindible mientras recorres . Los 4 días que pase aquí fueron muy divertidos.

En Yangon me encontré con una ciudad en estado policial. Militares y policías en cada esquina, en cada templo, en todo los sitios… esto es un problema ya que en Myanmar esta prohibido fotografiar instalaciones militares o miembros de las fuerzas de seguridad… y si están por todas partes pocas fotos puedes hacer.
Al ser la ciudad del gobierno es muy complicado hablar de política o del país porque siempre hay alguien ”observando”.
Sorprende llegar y encontrarte la única ciudad de Asia que no tiene motos, según me contaron no les gustan a los miembros del gobierno y es mas fácil atentar contra ellos desde una moto que desde un coche, por tanto las han prohibido en el centro urbano.
Otra de las cosas que no facilita demasiado visitar la ciudad es que cobran entrada en casi todos los sitios. Las pagodas principales como la Sule Paya, Botataung Paya o la impresionante Paya tienen entradas de entre 3 y 5 $, incluso en algunos parques hay que pagar entrada. Yo me negué a dar mas dinero a ese gobierno y solo fui a la Shwedagon Paya, que es casi obligatorio por su belleza. Esta pagoda es un centro de peregrinación para los birmanos, es una especie de Meca que todo birmano debe visitar, al menos, una vez en la vida.
Aparte de su hermosura es muy bonito sentir la espiritualidad cuando después del atardecer, decenas de birmanos se acercan para rezar, hablar, leer o simplemente observar su belleza.
Los monjes de esta pagoda tienen prohibido hablar con extranjeros pero aprovechan la mas mínima oportunidad en la que no hay militares cerca para contarte los secretos de este templo milenario que se construyo sobre uno de los 8 cabellos que Siddharta Gautama () entrego a una pareja de birmanos.

Por lo demás Yangon es la ciudad con mas vida social de todo Myanmar. Tiene bares y discotecas, aunque cierran a las 23:30. Seria una ciudad mas interesante si no fuese por la constante represión que se percibe en todos lados.

Desde ella volví a Bangkok, aunque me quede con ganas de conocer un poco mas de este impresionante país. Han sido 24 días de sensaciones en un pais interesante, autentico y en el que te llegas a sentir verdaderamente acogido por sus habitantes. No se si en este viaje encontrare otro lugar parecido. Hisube Mianmar!.

MYANMAR – Theiq we-deh (Muy, muy lejos…)

Salgo desde Bangkok hacia , capital de , en un avión de Air Asia con no demasiados turistas. Al llegar nos recibe un aeropuerto practicamente desierto, con solo 3 aviones en las pistas. Desde el principio empiezan a percibirse los estragos que los sucesos de Septiembre (La revolución de los monjes) han producido en el turismo. Desde entonces el numero de visitantes extranjeros se ha reducido un 90%, y teniendo en cuenta que ese numero era muy elevado “gracias” al boicot internacional que sufre el país… de repente, es como encontrarse en un lugar muy lejano al que la mano del “hombre blanco” no ha llegado todavía.

En el avión conozco a Richar, fotógrafo australiano retirado con medio mundo a sus espaldas que esta visitando el país por décima vez. Me cuenta algunas cosas que ver y que merece la pena saber y compartimos taxi hacia Yangon (6000 Kyats, algo menos de 6 $). En Yangon solo paro a cambiar moneda y a desayunar con Richard en un típico salón de te por unos 0.30 $.

Durante mi estancia en Myanmar voy a equiparar los precios locales al dolar en vez de al euro, ya que es la única moneda con la que puedes pagar (o cambiar) a parte del Kyat. Es muy importante tener en cuenta que no disponen de cajeros automáticos o establecimientos preparados para el pago con tarjeta, por lo que es necesario traer en metálico todo el dinero que pienses que te vas a gastar (el dolares). El cambio esta a unos 1100 K por dolar y su billete mas grande es de 1000 K. Cambio 400 $ por 440.000 K… vamos 440 billetes de 1000… un fajo que no cabe en ningún lado y con el que tienes la sensación de ser rico, jejeje.

Una vez tengo mi dinero, es difícil cambiar dolares fuera de las grandes ciudades, decido salir para Bago y dejar Yangon para el final del viaje. El autobús hasta Bago son 1500 K, poco mas de 1 $, y 2 horas y media de trayecto.

Bago es una pequeña ciudad de 48.000 habitantes situada a 80 Km de Yangon, imaginad el estado de las carreteras para que 80 Km se conviertan en 2 horas y media de viaje. Llego a la estación de autobuses y resulta que soy el único turista del día en la ciudad… los taxistas se me rifan, todo el mundo me ofrece hoteles, comida, visitas, restaurantes… ufff…. demasiado para mi, les pido relax y decido ir al Myamanda Guest House, un sitio bastante limpio con un dueño que habla ingles bastante bien y que me sale por 4 $ al día por una habitación doble.

En Bago no hay mucho mas que ver que la curiosidad de sus gentes y unas cuantas Pagodas (Paya en birmano). El gobierno exige el pago de 10 $ para la visita de todas las pagodas, pero todas tienen mas de una puerta… yo decido contratar un bicitaxi (trishaw) y darle los 10 $ a el. Me guia durante 2 días, entramos a las pagodas por las otras entradas (sin pagar) y aprendo bastante sobre la cultura del país. Este recorrido también es posible realizarlo sin pagar guia (pero era mi primer día).

Dos de las cosas que mas llaman la atención de la cultura birmana son: el Longyi y el Thanakha. El Longyi es una prenda de vertir que utilizan tanto hombres como mujeres, similar a un pareo, la guia LonelyPlanet habla de “Hombres con faldas”… y es un poco la sensacion, aunque parece una prenda muy cómoda y fresca para las temperaturas que se dan por aquí. El Thanakha es una especie de maquillaje de color amarillo que utilizan las mujeres y los jóvenes de hasta 20 años. Este maquillaje protege del sol, perfuma y ayuda a mantener una piel bonita. Los birmanos siempre quieren parecer jóvenes, porque quien no lo parece se acerca cada vez mas al final de la vida.

********************
Hago un inciso para explicar que cuando me refiera al país usare el termino Myanmar, es el nombre anterior a la colonización Británica en 1885 y el que utilizan ellos para referirse a su país. En occidente hay cierta controversia ya que fue adoptado de nuevo en 1989 por la Junta Militar, y “todo lo que hace la Junta esta mal”.
Los colonizadores Británicos llamaron al país porque la etnia Birmana es la que esta presente en mayor proporción.
Por tanto el gentilicio es: Birmanos, y el lenguaje: Birmano…. aunque es un país con mas de 150 lenguas y una gran cantidad de etnias, las principales son: Chin, Kachin, Shan, Kayin, Mon, Rakhaing, Kayah y Bamar (birmanos).

********************

La experiencia en Bago es bastante interesante, empiezo a sentir el espíritu de Myanmar, la amabilidad de sus gentes, su curiosidad, su variada gastronomía…. desayunas arroz, comes arroz, cenas arroz… y con suerte puedes sustituirlo por noodles, jeje… vale, he exagerado un poco.

En este país se dan curiosas situaciones como que te inviten a a cenar solo por intentar una pequeña conversación con ellos. Llegan a hacerte dudar de tu modo de vida cuando ves que quien menos tiene te lo da todo sin pedirte nada a cambio. Por suerte es algo de lo que se sienten orgullosos.

De Bago salgo hacia , la primera de las escalas en el camino hacia Inle Lake. Catorce horas de viaje por carreteras, si se pueden llamar así, llenas de baches… o baches con un poco de carretera. Tengo la mala suerte de no reservar con antelación y me toca realizar el viaje en una especie de transportin en medio de los asientos… total, que fueron 13.000 K (12 $) por 14 horas de sufrimiento levantandome cada vez que subía alguien y con alguna otra parada para que el ejercito revise pasaportes y pregunte hacia donde vas y porque…. “a Kalaw… estoy haciendo turismo… no?“… unas risas y continua el viaje.

No encuentro manera de subir fotos… lo intentare mas adelante, y contare como ha sido la experiencia en Kalaw y el Inle Lake, ahora me encuentro en Mandalay, segunda ciudad del país, mas gente, mas coches, mas cosas… interesante… seguimos en breve, por cierto, he encontrado ADSL!!