Copán – Honduras

Sombrero

Recorrí el norte de El Salvador con Roberto y me dejó en la frontera con , mi dirección era Copán, con lo que tuve que “agarrar” un bus, primero en El Poy, y cambiar de autobús en La Entrada. Fueron unas 3 horas para llegar a la tranquila y pequeña ciudad de Copán. Tiene unos 7.000 habitantes y se encuentra a algo menos de 1 km de las de la antigua ciudad Maya de Copán, la razón principal de mi visita a ese lugar.
En este punto empezaba mi ruta a través de la cultura Maya, de la que me gustaría hablar más detenidamente en un post específico, ya que fue una de las culturas que más marcó el tramo de viaje a través de esa zona geográfica: Mesoamérica, y con la que empecé a descubrir el resto de culturas precolombinas que poblaron durante siglos el continente americano.

Matando el tiempo

La ciudad es tranquila y acogedora, me alojé en el Hostel Iguana Azul (5$ en dormitorio, pero estuve solo), me lo había recomendado Quirós, un buen compadre de Hortaleza que ya había visitado la zona. Me recomendó este en particular porque era el lugar donde trabajaba Chavelo, y me lo dijo así:

Las ruinas no son las más espectaculares de los pero quizá por su historia si las mas interesantes para comprender la cultura maya.
Alójate en el hostal la iguana azul, imprescindible conversar con el guarda, uno de los más importantes guias  de las ruinas durante muchos años, compañero de antropólogos pioneros en los primeros años de descubrimiento de las ruinas, todo un experto con el que hablar horas….el cuenta lo que ningún otro guia cuenta, los colores de las pirámides, la sociabilidad del pueblo maya, la luna…ese tipo es una enciclopedia.
Se llama Chavelo, búscale, pregunta por el en serio, hay gente de universidades que va a entrevistarle, es una eminencia, y ahora es guarda nocturno de ese hostal por que ya esta mayor, pero él encantado en contarte todo lo que sabe. Es uno de los últimos nativos mayas, cultura y lengua maya materna…. En Centro América Copán es el ultimo enclave de la cultura maya que existe, hay restos arqueológicos más al sur pero aquí aún encuentras a gente como Chavelo.

Con estos datos no podía resistirme, y se me ocurrió entrevistarle para el blog… lo malo fue que Chavelo ya no trabajaba en Iguana Azul y el dueño me dijo que no sabía donde podría encontrarle. Esto fue el mismo día que llegué,  a la mañana siguiente madrugué para visitar la ciudad e intentar encontrar a Chavelo.

Lo primero fue el interesante Museo de Arqueología Maya, se encuentra en el parque central, cerca del mercado. Allí empecé a documentarme sobre los Mayas para intentar realizar una entrevista interesante a Chavelo. Todo esto preguntando por él a cualquiera que pensase que podría conocerle… vamos, a discreción.
Sin mucha suerte, en ese aspecto, acabé en el Mirador del Castillo y me encontré con un hombre que había llevado a los niños del barrio para volar cometas. Me acerqué a hacer fotos y acabamos todos jugando con las cometas y charlando un buen rato. Resulta que este hombre, Wilson, trabajaba en las Ruinas y conocía a Chavelo. Me dijo un par de trucos para ahorrar algo de dinero a la hora de visitar las ruinas (el que quiera saber respondo por mail 😉 ) y la dirección de la casa de Chavelo.

Alegrías y penas volando cometas

Al rato salí del castillo y empecé a caminar en la dirección que me dijo Wilson. Llegué a una humilde chabola de adobe y con suelo de tierra en una barriada del pueblo. Esa era la casa de uno de los mayores conocedores de la cultura Maya. Su señora me recibió y me emplazó a la tarde para conocer a Chavelo y realizarle la entrevista. Incluso se acercaron algunos vecinos al verme, para curiosear sobre la razón que había llevado hasta allí a un “turista“.
Me marché a continuar recorriendo la ciudad y a la hora pactada volví a casa del señor Chavelo.

Chavelo

Tenía una grabadora que me había dejado Roberto en El Salvador y toda la entrevista quedó registrada. La verdad es que fue muy interesante conocer a Chavelo, gracias a los datos de Quirós tuve la posibilidad de vivir una experiencia muy, muy enriquecedora.
La grabadora siguió viajando conmigo y desde Perú voló a Hortaleza de nuevo con Roberto… la semana pasada descubrí que seguía viva y esos archivos estaban a salvo. Ahora estoy a punto de recuperarlos para poder transcribirla y que todos podáis disfrutar de las cerca de 3 horas de charla que tuve con Chavelo.
Hablamos de todo, de los Mayas, de las Ruinas, de antepasados, de viajes, de Europa, de su vida, de la vida… que curiosa la vida.
Estoy deseando volver a escuchar la entrevista.

*//Edito con los datos de Chavelo que he encontrado: Jose Isabel Pérez (Chavelo) – Barrio de Montefresco. Celular: 9651 1252
Hace guias y rutas por las ruinas y alrededores, ademas de trabajar de guardia de seguridad en algunos de los hostales de la ciudad.

>> Todas las fotos de Honduras en Flickr <<