Día 2 en El Cairo, seguimos celebrando el Eid al Adha / Comida egipcia

No os asustéis por el título, no llevo 2 días de cachondeo… esta fue una celebración más privada, tal y como lo celebran ellos.
Como expliqué en el post anterior en el , tras el sacrificio, el animal se divide en 3 partes, una para los dueños, otra se entrega a los necesitados y la otra se disfruta con la familia, los amigos, los vecinos… y a nosotros nos invitó el casero de Tina a celebrarlo en su casa, no tengo claro si nos tocó la parte de los «amigos» o la de los «necesitados«, jejeje.

La que si que tengo claro es que nos agasajaron con una impresionante comida típica egipcia:

Celebrando el Eid al Adha

El menú consistía en una ensalada, remolacha, y luego, en orden de izquierda a derecha: Fattah (arroz con carne y rebozado), del plato grande ninguno/a recordamos el nombre (era como un kitsch de carne), el más oscuro es Kebda (hígado de ternera en salsa) y el último Mahshi (rollitos de col con arroz). Estaba todo para chuparse los dedos.
Como podéis ver en la foto los únicos platos que había eran los nuestros, al parecer ellos ya habían comido, solo querían que disfrutásemos, se sentaron con nosotros y charlamos sin parar durante toda la comida. Tina y Marie hablan algo de árabe (eso dicen ellas, yo digo que hablan bastante) y esto permitió hacer la comida mucho más amena e interesante.

Una vez terminamos de comer llegaron los postres y la bebida, si, los egipcios suelen tomar la bebida después de comer, por eso de que el líquido llena el estómago y se come menos. Curioso.

Celebrando el Eid al Adha

De los postres no recuerdo los nombres, a ver si me informo bien y edito el post explicando en que eran, pero la tarrina que aparece en la mesa era algo así como… crema catalana O_O .

Y allí pasamos la tarde disfrutando de las impresionantes vistas desde la casa y aprendiendo un montón sobre las costumbres y tradiciones egipcias. Una experiencia que me encantó.

Celebrando el Eid al Adha

La noche continuó con un paseo por El en (pequeños barcos de vela con 2 mástiles y velas triangulares). De esto hablaré más detenidamente, siempre había deseado navegar por El Nilo y aunque solo fue una hora y media sentí cumplido uno de esos sueños de viajero.
En los 4 días que voy a pasar aquí solo me llevo pildoritas de la realidad de este país, aún no me he ido y ya tengo claro que regresaré, hacía mucho que no me sentía tan agusto en una ciudad, como ya he comentado El me está enamorando y por aquí no paran de decirme que «todo el mundo» repite… por una vez, creo que haré lo que «todo el mundo«, mañana cuando salga camino de Bangkok voy a despedirme de esta ciudad con un «hasta luego«.

Las fotos son con la GoPro que me ha prestado Malevolo, en cuanto llegue a BKK os cuento bien las ayudas que he recibido para este viaje.

>> Aquí puedes ver todas las fotos de El Cairo <<