Myanmar (Birmania), algunos datos prácticos y muchas opiniones.

A lo lejos...

Este es uno de los pocos países que he visitado que requiere preparar un poco el viaje, al menos en determinados aspectos concretos.

Personalmente me gusta llegar a los lugares lo más “virgen” posible y no miro demasiado, tal vez lea algún libro (para este viaje fue Los días de Birmania, de Orwell, que me prestó Iván Marcos antes de salir), o miro algunas fotos de lo que no me puedo perder, pero soy de trazar la ruta sobre la marcha e improvisar lo máximo posible, si un sitio me gusta me quedo más, y si no tengo tiempo de ver algo y me quedo con las ganas… ya volveré.

En el caso de es conveniente saber ciertas cosas antes de planear la ruta; las zonas vetadas para el turista (el noreste que linda con China y algunas zonas fronterizas con Tailandia), las que solo se puede acceder por avión (norte y zonas tribales del este) o las que se escapan a los presupuestos ajustados (Nay Pyi Taw, la actual capital administrativa)…

Otro dato importante es la imposibilidad de utilizar cajeros automáticos (** Editado, ver abajo), pago con tarjeta o cheques de viaje en todo el país. Por tanto hay que entrar con todo el dinero que creas que te puedes gastar, en dolares o euros a ser posible, en efectivo… y lo que es más importante, que los billetes estén en perfecto estado. Si tienen dobleces, están escritos o con alguna imperfección se niegan a aceptártelos para pagos o cambio en bancos, solo puedes cambiarlos en el mercado negro y con un tipo de cambio bastante más bajo que el oficial. A mi este detalle se me olvidó y las he pasado canutas para colar los billetes con “imperfecciones”. Tampoco aceptan determinadas series de billetes de dólar, como los de 1996, las razones de esta manía no las saben explicar ni ellos, es cosa del gobierno. Lo mejor es decir en el banco donde saques antes de entrar que necesitas billetes nuevos, no te van a poner problemas y te ahorrarás muchas discusiones una vez dentro del país.

Respecto a alojamientos, en relación a lo que encontré en 2008 ha cambiado bastante. Los precios por habitación sencilla no bajan de 8 $ aunque la media suele ser de 10 $ (el alojamiento y las entradas se pagan en dolares, el resto en Kyats, por eso NO hay que cambiar todo el dinero que lleves). Yo recuerdo que en mi anterior viaje conseguí dormir por 5$ en bastantes lugares, ahora es misión imposible, estos son, por supuesto, precios para el turista y te encuentras con hostales, hoteles o guest houses con muy diversas calidades cobrando el mismo dinero por habitación. Lo más barato fue en Hpa-An, el acogedor Soe´s Brothers Guest House 6 $ sin desayuno y lo más caro en relación a la calidad, el horripilante y asqueroso Emperor Hotel en Bago, 10$ por habitación sin desayuno. Aunque en Bago hay poco donde elegir y casi ninguno se puede quitar la etiqueta de asqueroso. La limpieza ni siquiera brilla por su ausencia, porque allí nada brilla.
Lo que más me llama la atención es que en la mayoría de alojamientos encuentras a birmanos alojados y está claro que un local no puede permitirse los 8-10 $ que cobran a los turistas, en el país ese dinero es una fortuna, con lo que, si pago más por el mismo servicio, me están engañando.

He terminado de corroborar esto con los transportes, que desde 2008 también se han encarecido (para el turista) en casi un 200% sobre el precio real. Ahora no hay prácticamente forma de regatear, tienen los precios pactados entre todas las compañías, e incluso con los hoteles, y necesitas tener suerte para sacar un billete por menos del “estándar para el guiri”. Lo triste es que en este caso también estamos recibiendo el mismo servicio por el doble de dinero, lo que para mi es nuevamente un timo.
En Amarapura conocí a un joven birmano con el que luego coincidí en el viaje de Mandalay a Inle Lake. Yo había pagado 12.000 kyats por el trayecto y él, que iba más lejos, había pagado 6.500 kyats, cuando le pregunté la razón me dijo: “es porque tu eres turista”, con gesto de desaprobación.
Y así me dediqué a preguntar en todos los lugares y todo el tiempo era igual, si no tienes los ojos rasgados pagas el doble, y no solo eso, tu en vez de bajarte en el centro de los pueblos o ciudades te llevan a la estación (que suele estar fuera) para que tengas que pagar un taxi o trishow, del que supongo se llevan comisión.
A la llegada a Bago, como ya había estado en la ciudad más veces, me levanté cuando llegaba a la zona de hostales y me dijeron: “no, aquí no hay parada”, en un país en el que cada cual dice que donde se quiere bajar… y entonces solté un: “a ver si es que tengo cara de tonto, aquí paras a cada uno donde le da la gana y ¿a mi no?, porque creo que he pagado lo mismo que el resto por mi billete, es más, ¡he pagado el doble!”, en ese momento agacharon la cabeza y detuvieron el autobús en el lugar que les había dicho.

Lo de las comisiones de los “taxistas” es curioso, en Mandalay pedimos al taxi que nos llevase al hotel Nylon, cuando llegamos estaba lleno y buscando acabamos en el Garden, que está al lado, mientras Jordi subía las cosas yo me quedé esperando abajo y de pronto entró el taxista, fue al mostrador y el chico del hotel le dio dinero, cuando estaba saliendo me vio y agacho la cabeza. Entonces me levanté y pregunté al chico de recepción si le estaba pagando comisión, y le conté que él no nos había llevado a ese hotel, que nos llevó al Nylon pero al estar lleno llegamos por nuestro propio pie al otro… el chico resignado me dijo que si no les pagan esa comisión dejan de llevarles clientes, aunque en realidad no les había llevado ningún cliente.
Me dijo que en temporada baja dependen totalmente de los “taxistas”, yo fui más allá y le pregunté si nos lo había cargado a nosotros y me dijo que como no entramos con él nos había dado el precio real, que lo pierden de su margen, pero que si hubiésemos entrado con el taxista nos hubiese subido el 10 o 20 % de la comisión del tipo. Yo ya lo sabía y nunca les dejo entrar antes que yo, muchas veces te siguen y corren para entrar antes diciendo que te van a ayudar con el inglés, no hagáis ni caso.
Otro ejemplo curioso, en Bagan llegamos a las 4 am y un pesado nos siguió durante 10 minutos mientras buscábamos el hotel, cuando le mande a la mierda por cuarta vez decidió irse, al rato encontré el hotel que buscábamos y vi a los chicos de recepción durmiendo dentro, mientras yo buscaba el timbre para llamar sonó el teléfono del hotel, lo cogieron y salieron a abrirme, mi pregunta fue: “¿han llamado para decir que estoy en la puerta?”…. su respuesta mirando al suelo fue: “Si, pero no te preocupes, el hotel está lleno”. Por suerte pude ir a otro al que nadie llamó para avisar y llevarse una comisión a mi costa.
En Bagan me contaron en una tienda que ya les piden un 20% de lo que compren los turistas que llevan, la chica de la tienda se ha negado (antes era el 10%), y ahora le boicotean.

Yo supongo que en su caso tal vez intentase lo mismo, somos ricos comparados con ellos, pero empiezo a notar que la sonrisa perpetua va dejando de serlo y que la gente de la calle comienza a pensar que si los hostales, transportes y restaurantes cobran el doble al turista… ¿porque no van a poder hacerlo ellos?. Me da pena ver como ha cambiado un país que me enamoró, como dejan de vernos como personas para vernos como si fuésemos dólares.
Pero no solo les culpo a ellos, cualquiera que llega soltando el dinero como si no costase ganarlo contribuye a que esta gente piense eso; que no nos cuesta ganarlo… y yo me he pasado 2 años ahorrando y malviviendo para poder malvivir en este viaje, como supongo que el resto se pasan el año ahorrando para poder disfrutar las vacaciones, pero una cosa es disfrutar y otra cargarse un país. Hay un concepto que se llama “turismo responsable” y creo que se le da menos importancia que la de verdad tiene. Ya conté mi experiencia en Atitlan (Guatemala) con Nacho, es muy bonito ir soltando propinas y seguro que tiene que ser gratificante pensar que haces felices a las personas y solucionas sus vidas… pero es que eso no lo hace nunca el dinero, si quieres solucionar sus vidas te vienes aquí y curras con ellos canalizando agua, llevando tendido eléctrico o asfaltando carreteras, pero ya está bien de ir salvando el mundo a base de caridad porque lo único que se consigue es destruirlo.

Estas son mis conclusiones, las conclusiones de un país que se grabó muy hondo dentro de mi y por lo que creo que esto me ha molestado más, además de que esta vez al ser la segunda y no venir tan “de viaje” me ha hecho analizar todo demasiado.
Jordi me ha dicho unas cuantas veces que “segundas partes nunca fueron buenas”, tal vez tenga razón, pero es algo que me apena mucho, me apena pensar que el dinero pueda cambiar a la gente, y más que pueda cambiar una gente tan buena y tan honrada.
El sector turístico se está pervirtiendo a pasos agigantados, mientras, el que nada tiene sigue dándolo todo, aunque sea con una simple sonrisa o una mirada cómplice, y eso es lo que me sigo guardando y lo que me llevo, algo que en mi balanza siempre va a pesar más que el resto, igual que espero que en tu balanza el final de este post pese más que todo lo malo que he contado.
Myanmar es un país precioso con una gran mayoría de gente encantadora, si lo visitas está en tu mano que siga siendo así, demuéstrale a cada persona con la que hables, con la que trates, que eres mucho más que un dólar, porque estoy seguro de que es así.

(*) Todas estas conclusiones las he sacado hablando con los locales, que es lo que más me gusta hacer cuando viajo, pero si pasas de refilón, solo viendo paisajes y caras, tal vez no te des cuenta de ello. Las fotos que ilustran el post son de la Golden Rock, una pagoda a la que me negué a entrar, tras 40 minutos de subida andando, por no pagar los 6$ que cobra el gobierno a los turistas, y es que mi dinero vengo a dejárselo al pueblo, no a la junta militar.
(**) Editado: 3 de Febrero de 2013. He leido en diferentes medios que Mastercard y Visa empiezan a operar en el país y he visto fotos de cajeros en Yangón. Este handicap a la hora de visitar el país parece que tiene sus días contados. Aunque, hasta que se establezca, sigo recomendando entrar con el dinero en efectivo tal y como cuento en el post.

A lo lejos...

>> Todas las fotos de Myanmar en Flickr <<

14 comentarios en “Myanmar (Birmania), algunos datos prácticos y muchas opiniones.

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pak, en mayor o menor medida, TODOS somos culpables de que pase esto. Hace tiempo que me quedó claro que, aunque intentes ser respetuoso con la cultura local, el simple hecho de poner el pie en un lugar cambia su ecosistema para siempre.

    Me parece igual de ético o antiético cobrar una comisión que hacer un foto o un video que a lo mejor luego vendes y te beneficias sin que el sujeto que aparece en él se lleve nada. Lo cierto es que hace 15 años, cuando estuvo Jordi, e incluso hace 5, cuando estuviste tú, no eran así, y algo habrá tenido que ver el desembarco del turismo, ya sea mochilero o de grupos y sandalia con calcetines.

    Hemos creado un mundo en el que los intermediarios son los que mandan, y en un extremo, los creadores, y en el otro, los usuarios, son los más perjudicados.

  3. Opino 200% igual que tu. También creo que es muy posible que lo que hayas visto en tu vuelta a Myanmar también existiera la otra vez pero no lo viste. Lo del turismo responsable es un concepto que debería de tener todo el mundo y que por desgracia no es así. A mi me pasa lo mismo en muchos lugares como por ejemplo India… que regateas hasta 50 cent. para que “solo” te cobre el doble de lo que vale un servicio de taxi normal, pero pienso que hay que hacerlo así o si no, como dices, “destrozamos” el país.

    Desde luego que la mafia que tienen montada los taxistas es de película. Hay que tener mucho ojo con estas cosas… En más de una ocasión he tenido algún problema con ellos.

    Un saludo!

  4. Excelente post amigo Pak, me encanta la forma que tienes de ver el mundo. Recuerdo algunas conversaciones que hemos tenido sobre Myanmar y siempre lo hacías con mucha pasión y una sonrisa, como si hablaras de un viejo amor al que todavía quieres.

    Me quedo con lo bueno y con las ganas de conocer el país.

  5. Crack!

    Grandioso el artículo. Pocas veces se oye hablar del turismo responsable como la lucha contra la actitud del sistema turístico local.

    Lo peor es la sensación de no sentirse respetado como persona: me pasó en China, mi incapacidad con el idioma y el regateo lo hicieron un poco peor.

    Es complicado tomarse un viaje (como lo hacemos la mayoría de la gente) como una lucha contra una situación. Se viaja para disfrutar e intentas que las cosas te molesten lo menos posible, y más cuando lo haces por poco tiempo. Pero todo lo que dices merece la pena.

    ¡Ánimo y a seguir bien!

  6. Hola Pak! Muy bueno el post… mucha gente tendría que leerlo antes de visitar este precioso país. Estoy de acuerdo contigo, a mi me pasó lo mismo pero desgraciadamente es difícil comunicarte con los locales (no con los taxistas que son más listos que un pinganillo!). Lo peor es poderles explicar lo que te cuesta ganar un dinero, querer visitar y sobretodo compartir un país. Para hacer este turismo responsable ellos también tendrían que entender que no todos somos dollares con patas.

    Ánimo con el blog y tu viaje!!!

  7. @Purkinje (mapaygps) gracias! :)))))))

    @Carlos si, claro que tienes razón pero en nuestras manos está hacer que ese daño sea mayor o menor, y yo creo que se puede conseguir, si no entonces nos quedamos en casa, quiero pensar que es posible hacerlo bien.
    No se, no creo que sea tanto cuestión de ética como de responsabilidad, una foto o el lucro que conlleve no cambia un país, más lo cambia darle un dolar por esa foto.
    Y no es lo mismo el periodismo o el editorial que otros usos de esa foto, los 2 que te comento no necesitan derechos de autor firmados porque no manipulas la imagen sino que tratas de plasmar la realidad para mostrarla.
    Aunque tiene fácil solución, ahora estoy preparando un libro de retratos que hice durante la vuelta al mundo, el dinero del mismo irá donado íntegramente a una ONG, a Colabora Birmania. Siempre hay formas de compensar el supuesto daño.
    Pero mejor lo hablamos en persona que te veo en breve!! 😉

    @Victor, gracias por el comentario, tienes toda la razón… a veces viajar es una lucha constante 😉

    @Pau me alegro que te quedes con lo bueno, tengo que decir lo que pienso aunque ya sabes que un viaje lo hacen las experiencias y esta vez han sido distintas a la anterior. Siempre es mejor ver lo bonito 😉

    @Valeria no he leido el libro pero me lo apunto, estoy viendo sobre él y pinta muy interesante, gracias por el dato!! 😉

    @Akaith cierto, viajamos para disfrutar, aunque viajes por largo tiempo… y hay que intentar estar agusto y demostrarlo, y para eso es importantísima la actitud con la que se viaja. un abrazo!!

    @Marc!, gracias!, me alegro que te haya gustado… ya me contarás cuando vayas la impresión del país, seguro que te gustará, tiene sus cosas malas y las buenas pero es un país super interesante… que te voy a decir a ti que no sepas ya de Myanmar.
    Tenemos que enseñarle que somos personas, está en nuestras manos.
    Saludos!

  8. Me quedo con esto: “ya está bien de ir salvando el mundo a base de caridad porque lo único que se consigue es destruirlo”. Chapó.

    Por lo demás, me sorprende lo que cuentas. Yo estuve en Birmania después que tú, concretamente en abril de 2010… y NUNCA pagué más de 5 dólares por habitación!! Era el precio standard… más o menos. En transportes ya no sé, nunca comprobé si me cobraban más que a los locales, pero supongo que sí… como en tantos otros países del SEA.

    En fin.. te leo y me da un poquito de tristeza leerte, de verdad. Se palpa la decepción que te has llevado al regresar a un país que a todas luces te enamoró en su momento, y yo, que tengo tantas ganas de volver, ahora tengo miedo de que me ocurra lo mismo que a ti… Notar menos sonrisas :S

  9. Recuerdo con cariño el Myanmar que visité en 2004, nada de lo que explicas ocurría entonces. Que pena que haya cambiado tanto.

    Un saludo.

  10. Gracias por los comentarios Ku y Lluis, la verdad es que es una pena el cambio que está sufriendo y por lo que me cuenta gente que está visitándolo ultimamente la cosa está cambiando a pasos agigantados…

    espero que siga siendo lo que yo recuerdo… y estoy seguro que la mayoría de la gente no va a cambiar (quiera buda)

  11. Hola,

    Felicidades, un post muy, muy práctico. Yo estoy barajando la posibilidad de ir a Myanmar 18 días en Diciembre, pero me surge una duda, al no ser demasiado tiempo estoy mirando info sobre los aviones, y lo que más me preocupa es el turismo responsable, y a dónde va ese dinero. Por lo tanto me gustaría saber si es recomendable viajar en avión, sabiendo que acaban de salir de una dictadura, de que no se sabe bien a dónde va el dinero, etc.

    Muchas gracias y felicidades, de nuevo 🙂

  12. Al parecer las tasas de aeropuerto si que van para el gobierno mientras que en autobus las empresas privadas no tienen ese tipo de tasas. Es recomendable el autobus y hay nocturnos para no perder demasiado tiempo en los trayectos.

    Ya contarás como haces.

    Gracias por tu comentario y un saludo!!

Deja un comentario