Freediving y fotografía submarina en las calas de Menorca

Dos mitades

En una semana en dudo si he pasado más tiempo dentro del agua o en tierra firme. Las aguas cristalinas y sus infinitos tonos de azul unidos al equipo de fotografía submarina de Enric acabaron provocando una obsesión casi total por retratar momentos y situaciones subacuáticas. Además de que ya hacía casi un año del curso de Freediving que hice en Koh Tao y tenía muchas ganas de volver a practicar el arte de aguantar la respiración, volver a sentir la sensación de controlar la angustias.

Eso si, Enric y su estilo «no fins» se encargaron de tirar al traste la mitad de los conocimientos que había aprendido. El tío es capaz de bajar a 20 metros sin aletas, braceando (¿que más da si los músculos necesitan oxígeno?), incluso con la cámara en la mano… total, con una sola mano se puede nadar y compensar los oídos… bueno, al menos él es capaz de hacerlo.

Flotando

Menorca es el lugar perfecto para este tipo de fotos y la práctica del , siempre hay alguna con una visibilidad espectacular. Lo único que hay que hacer es mirar cada mañana de donde viene el viento e ir al extremo opuesto de la isla, si el viento viene de sur, hay que ir al norte, si viene de norte, al sur… si viene de poniente, a levante y si viene de levante, a poniente. Sencillo. El viento es el culpable de la olas y estas de los fondos movidos, además de que transportan algas o medusas, lo que provoca que las calas donde sopla Eolo siempre tengan unas condiciones menos buenas para el baño.

Volando

La primera cala donde empezamos a jugar fue Binigaus, en la parte sur de la isla. La cala tiene una larga playa de arena blanca y unas aguas tranquilas y transparentes, fue mi primer contacto con un equipo profesional de foto submarina. Para el que tenga curiosidad puede ver el que usamos, está en la parte de abajo del About de 27mm.net.

Las fotos en las que no salgo yo son mías, las otras de Enric. Es una selección pequeña de algunas sesiones que hicimos durante esos días, para ver más imágenes (y mucho más guapas) en la fanpage de Facebook de 27 mm Enric va dosificando el material en píldoras diarias.

Entrando

Subiendo

Además de Binigaus estuvimos disfrutando de los fondos más rocosos de Cala Morell, entrando en la cueva submarina de agua dulce que hay en uno de los lados de la cala (son menos de 10 segundos de ) y haciendo alguna que otra bajada en las boyas, no es una linea buena para las inmersiones pero a falta de aletas buenas son tortas. La profundidad en esas zonas no superaba los 10 metros y la visibilidad a última hora de la tarde se seguía manteniendo espectacular.

Nadando

Luchando

En la foto estoy buscando un pulpo que se le escapó a Enric, por poquito nos quedamos sin cena aquella noche :p .

Volando

Subiendo

En Binigaus empezamos a jugar con las formas que crea la arena al mover el fondo y quedaron unas fotos chulas en las que parecía tomar el aspecto de un humo denso proveniente del averno.

Flotando

Magia

Emergiendo

Y yo aparezco entre medias como emergiendo de las profundidades.

Rasante

Conversando

En Cala Morell no nos aburrimos corriendo por los fondos a base de plomos minerales (llevo una piedra en las manos para que me mantenga abajo) o manteniendo animadas conversaciones con los pescados que por allí pasaban. En la foto le preguntaba si había visto al pulpo que se nos escapó un rato antes.

Andando

Bailando

Y en Cala Presili estuve haciendo un poco el ridículo con unas poses de Break dance durante la sesión que le hacía Enric a Coco y Roxy, 2 coreógrafas holandesas que hacían de modelos subacuáticas por un día. Al final hasta se animaron a posar conmigo.

La visibilidad en algunos puntos de esta cala no era tan espectacular como en Binigaus pero el enclave que tiene en mitad del Parque natural de s’Albufera des Grau es increíble. Es justo la cala que hay al lado de Playa Tortuga y aunque tienen un acceso algo más complicado y largo que otras calas de la isla merece totalmente la pena el camino.

Bailando

He querido publicar el post antes de que Enric terminase de procesar sus fotos para no tener condicionamiento alguno a la hora de tratarlas. Me va a gustar ver su punto de vista de las mismas sesiones, su tratamiento del color es bastante distinto al que yo suelo hacer y esto provoca que las mismas fotos parezcan otras según quien las procese.

Aunque solo los días que pasé allí viendo como trabaja bastaron para condicionar parte de mis procesados, además de la influencia de Pablo, que es otro crack en el tratamiento de la imagen.
Influencia que se ve claramente en las imágenes que he elegido para abrir y cerrar el post, un homenaje a una sesión que hicieron juntos dos años antes para un editorial de la revista Ling.

Media mitad

>> Todo el set de Menorca en Flickr <<

Avanzando hacia el futuro / Foto de la semana

Caminando hacia el futuro

Así me siento, avanzando hacia el futuro sin mapa y por un camino que no está señalizado. Si me pierdo no será mi culpa, ni una consecuencia, será la razón por la que empecé a andar.

Si no me pierdo vamos mal, me vencerá el tedio y la monotonía. No los consigo hacer frente, son más fuertes que yo. Aunque a veces me dejo ganar.

(*) La foto es de hoy en (), una escapada corta ante la perspectiva de 4 días seguidos en Madrid. Esta me dejé ganar.

Escenas de atardecer en Cala Morell (Menorca)

Momentos del atardecer

Pablo llama a esta la piscina de Enric porque los padres de este tienen una casa cerca y muchos días va allí a pegarse un baño al terminar de trabajar.
No nos engañemos, los madrileños valoramos mucho estos detalles… a Pablo además se le delata el sentimiento hacia los costeños cada vez que repite que lo mejor que tiene vivir en Madrid es llegar al mar. Yo no puedo estar más de acuerdo.

La cala en si es Cala Morell, una bahía natural que desemboca en una pequeña playa y que cuenta con una serie de plataformas para tomar el sol cual lagarto, charlar animadamente sobre cualquier tontería o disfrutar de unos atardeceres preciosos que cortan la respiración. También la cortan las sucesivas inmersiones en que hacíamos para ver sus fondos rocosos o la entrada a una cueva submarina de agua dulce que hay en uno de los lados de la bahía. Lo difícil en esta cala es respirar.

Momentos del atardecer

Yo volvía a convencido de que en algunos puntos de esta isla el sol se despide del día con un baño en el mar que le ayuda a definir una figura perfecta y a crear contraluces mágicos y escenas de ensueño. En el primer que presencié se empeño en confirmar mi teoría, en el segundo me demostró que allí el que manda es él. Sea como sea las gamas de rojos empujan los azules hacia un cielo infinito tomando el poder de las capas bajas para crear un espectáculo que esperas no acabe nunca.

Momentos del atardecer

Las caprichosas formas de los contornos se perfilan en negro a medida que el gran astro desciende hacia el horizonte, majestuoso, imponente, nítido y complaciente. No corre en su huida hacia el oeste, avanza lento, dando tiempo a que el mundo disfrute del momento.

Momentos del atardecer

Momentos del atardecer

En Menorca he vuelto a contemplar algunos de los atardeceres más bonitos que jamas he visto, he vuelto a disfrutar de una piscina llamada Mediterráneo, de sus fondos marinos y sus aguas azul turquesa… y para todo esto solo tenía que ir a última hora de la tarde a un lugar concreto en el noroeste de la isla, una cala donde resguardarse de la Tramontana y leer la historia de la isla escrita en sus paredes rocosas. Es Cala Morell, la piscina de Enric.

Momentos del atardecer

Momentos del atardecer

Momentos del atardecer

Jugando a freedivers en Binigaus (Menorca) / Foto de la semana

Jugando a freedivers

Primera sesión de junto a Enric, Pablo, Helena, Alberto y Vero en Binigaus, esto es solo el aperitivo.

Y mañana… más 😀 .

(*) Foto por Enric, el que está bajando soy yo, arriba Pablo y Helena.

Volver para conocer, mi reencuentro con Menorca

Dusk

La fecha de las fotos dice que estuve a principios de Agosto de 2007 por esta isla balear, mis recuerdos lo ponen en duda, no la fecha, la totalidad de la afirmación. Fue un fin de semana de calas, atardeceres, nocturnidad y alevosía que provocaron un vacío de mi memoria. No soy capaz de recordar con claridad, tengo huecos entre imágenes que no puedo hilar en el tiempo y menos aún en el espacio.

Si, había estado en , había contemplado uno de los atardeceres más bonitos del mundo, disfrutado de sus aguas transparentes y sus paisajes de ensueño, o al menos eso me han dicho. Las pruebas ilustran el post.

Snorkel

Ahora he decidido volver a ver con mis propios ojos lo que mis ojos vieron ya, espero menos nocturnidad y alevosía e intentaré hacer más fotos, bueno, estoy seguro que lo haré. Sobre todo por el compañero de viaje y nuestro anfitrión.
Con Pablo parto en un par de horas desde Madrid a visitar a Enric y solo hay que ver las fotos que se marcan los dos para comprender que vamos a pasar una buena parte del tiempo mirando por el visor de la cámara.

Estoy deseando volver a darle a freediving en estas aguas cristalinas y aprender los trucos de las fotazas submarinas de Enric, además, el toque de Pablo y su capacidad para jugar con la luz pueden ser el conjunto perfecto… estoy pensando que casi me quedo de modelo.

Faro en la tarde

Supongo que durante la semana iré subiendo los resultados… o tal vez no, que nunca viene mal una pequeña desconexión. Este viaje no va a llevar hashtag ni pienso tuitear los bocatas de atún que me coma en la playa.

Mejor nos vemos a la vuelta y os presento el siguiente viaje… que ya le queda poco 😀 .

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.