Ascendiendo en zig-zag con el tren de la Nariz del Diablo (Ecuador)

Hace muchos años...

Todo empezó hace muchos años en una estación de . Eran tiempos donde la comunicación no verbal estaba limitada en el espacio y el autopropulsado avanzaba sobre raíles. El ser humano se proponía retos imposibles convencido de que sería capaz de vencer a la naturaleza, ilusos irredentos, aún lo seguimos pensando.

Fue en 1897 cuando el gobierno ecuatoriano comenzó la construcción del «ferrocarril más difícil del mundo«, una línea que ascendía en zig-zag sobre una pared casi vertical llamada «la Nariz del Diablo«. Hicieron falta años de trabajo y la de muchos obreros jamaicanos hasta conseguir que se inaugurase en 1901. Para superar el desnivel la locomotora avanza hacia delante y marcha atrás desde Alausí a Sibambe a través de un complicado entramado de vías y rocas.

Y es en su historia donde se termina el romanticismo de este trayecto en tren. El resto… bastante aburrido.

Llegando a la estación

Llegábamos desde Baños y decidimos hacer una parada en Riobamba (baluba balambambu) para probar esta obra de ingeniería antes de continuar en dirección a Cuenca y bueno… pues eso, que allí paramos.

El diablo

De Riobamba no recuerdo casi nada en especial, un hostal cutre, la zona de la estación… vías de y un nombre que daba juego para bromear. Del tren puedo decir que me pareció una línea turística que no sale demasiado barata (35$ i/v) en la que echas una mañana entre jubilados europeos y algún otro despistado. Los paisajes son bonitos y ver la que montaron para subir hasta allí es cuanto menos curioso… pero vamos, que si hubiese visto un par de fotos y alguien me hubiese contado la historia casi me hubiese bastado.

Paisajes

Vías

En la foto se puede comprobar la verticalidad de la pared, es un que avanza sobre un precipicio pero que no termina de provocar la «descarga de adrenalina» con que lo anuncian… vamos, ni nada que se le parezca, me recuerdo bostezando.

Ya no dejan subir al techo del vagón y desde dentro las sensaciones se amortiguan, supongo que es una de las razones que lo hacen menos apasionantes de lo que nos pudo parecer en un principio, además pregunté al comprar el billete si podría subir y me dijeron que sin problemas. Por eso creo que picamos.

¡Pasajeros al tren!

Con este post no pretendo más que ahorrar 35 pavetes a aquellos que duden a la hora de hacerlo, estas son las fotos que yo hubiese necesitado para haber saltado directo de Baños a Cuenca. Además acabé despidiéndome de por Vilcabamba (baluba balambambu) y hasta el nombre que daba juego para bromear dejó de ser especial.

¡Pasajeros al tren!

>> Todas las fotos de Ecuador en Flickr <<

(*) Recupero las historias de la vuelta al mundo donde las dejé, en Ecuador. Esto era Abril de 2008… tal vez ahora dejen subir al techo de la locomotora y es una pasada… o no :p .

Cosas que hacer en Koh Tao si no buceas (Tailandia)

Koh Tao

es una pequeña isla de 21 km cuadrados situada en el Golfo de Tailandia. Tiene un clima bastante benevolente y el monzón azota poquito durante los meses de noviembre a enero. Un verdadero paraíso que no llega a los niveles de turismo de la zona del Mar de Andamán pero que tampoco es la panacea de la tranquilidad, todo sea dicho. Aunque si te sabes mover puedes encontrar lugares de esos que te dejan con la boca abierta para poder contemplar atardeceres espectaculares en total soledad.

La característica principal de esta isla es que es el lugar del mundo más barato para certificarte como buceador, ya sea PADI o SSI. Los centros tienen unas ofertas brutales y la cantidad de buzos y futuros buceadores que desembarcan en sus costas es abrumadora. Por suerte para los que no practican esta disciplina la mayoría de la gente no para de echar burbujas y el resto de opciones para hacer no suele estar masificado.

En los 2 meses que estuve por la isla tuve tiempo de hacer casi de todo, aquí van algunas de las cosas que hice además de bucear:

– Practicar o aprender escalada en bloke (Boulder)

Escalando con IHASIA

El (boulder) es una disciplina de la que comenzó como una parte de los entrenamientos de esta y que poco a poco se ha ido haciendo más popular por si misma. Lo único que se necesita son pies de gato, magnesio y un crash pad (colchoneta dura) para amortiguar la caída.
tiene bastantes sectores para hacer bloke pero uno de los que más me gusta es Secret Garden, con blokes de muchos niveles, palmeras, césped y sombra por la tarde. ¿Que más se puede pedir?.

Escalando con IHASIA

Escalando con IHASIA

Aquí estoy sujetándome con el dedo de saludar al gobierno (como me dijo Andrés).

Escalando con IHASIA

Escalando con IHASIA

Empecé utilizando los crash pad que alquila IHASIA junto con el magnesio (también alquilan pies de gato) y acabé dando clases como instructor de bloke para ellos. Fue una experiencia divertida que no descarto se repita tal y como andan las cosas por Españistán.

Además de la escalada IHASIA ofrece otras actividades para los no buceadores como kayaking, freediving o viajes de snorkel, y si escribes al Brujo de mi parte te hacen un 5% de descuento: info@ihasiadivingkohtao.com.

Escalando con IHASIA

– Snorkel con tortugas y tiburones en Shark Bay

Snorkel en Shark Bay

No hace falta ser buzo para practicar snorkel, es solo respirar por un tubo y las sensaciones de las que puedes disfrutar son increíbles. En Shark Bay poco antes de la caída del sol es fácil coincidir nadando con tortugas verdes como la de la foto o tiburones punta negra. Los escualos son pequeños y huidizos, difíciles de fotografiar pero no tanto de ver. Estos son tiburones de arrecife totalmente inofensivos.

En el vídeo se ve como sube a respirar, sin miedo ninguno, acostumbrada ya totalmente a nadar con humanos. Eso si, no hay que tocarla ni agobiarla demasiado, un ratito y que siga comiéndose el coral la anciana gigante.

Snorkel en Shark Bay

Snorkel en Shark Bay

El la foto se puede observar el tamaño del bicho.

Snorkel en Shark Bay

– Muay Thai o el arte de pegar «hostias como panes»

Muay Thai Gym Koh Tao

En la zona de Chalok Baan Kao se encuentra el Muay Thai Gym Koh Tao, o lo que es lo mismo, el gimnasio de la Yoli: un centro de entrenamiento y aprendizaje del arte del Muay Thai, Muay Boran y fitness. Las clases son en español o inglés y mola hacer una pequeña introducción al deporte nacional de Tailandia ya que estás allí. Porque irse de vacaciones no significa descuidar el cuerpo.

Muay Thai Gym Koh Tao

Yo no me atreví a probar las «patadas voladoras» de Yoli aunque si intenté conocer algo de esta técnica deportiva y sus rituales. Nunca está de más saber defenderse y siempre mola mucho aprender a dar «hostias como panes«.

Muay Thai Gym Koh Tao

Aunque las «hostias como panes» se le den a los sacos el día de la inauguración. En la foto de abajo el Pisha dando un golpe muy Bud Spencer… menudo estilazo.

Muay Thai Gym Koh Tao

– Turismo en toda regla: monumentos, templos y miradores

Esqueleto Ballena

Monumentos, lo que se dice monumentos… pueden ser las suecas que toman el sol en la playa de Sairee Beach o puede ser el Esqueleto de Ballena que hay en un hotel de la punta norte de la isla. El camino es bonito y se descubren cosas nuevas. Las vistas desde el lugar no son malas y una parada refrescante para un zumo siempre se agradece.

Vistas

Respecto a la parte más mística de la isla, los templos y las tradiciones budistas… tengo que decir que en brillan bastante por su ausencia. Hay un templo Budista Thai cerca del puerto de Mae Hat pero el lugar que me resultó más curioso fue la Pagoda Birmana que hay en el interior, es sencillo localizarla en el centro en cualquier mapa de la isla.

Monje

En hay un gran número de inmigrantes birmanos, la mayoría de la gente que trabaja en el sector servicios de la isla lo son, casi toda la población trabajadora no cualificada… y claro, han construido sus propios templos. Yo no sabía que era birmano hasta que una vez arriba me fijé que las inscripciones no estaban en tailandés, estaban en birmano y cuando pregunté a la gente que había por allí me lo confirmaron.

Templo

Templo

Es una pequeña pagoda en lo alto de una colina. Un lugar bonito que permite salir del ajetreo de turistas que recorren la isla. Es como volver a entrar en Asia… desde dentro de Asia. Curiosa paradoja.

Vistas

Koh Nang Yuan

Miradores. Una palabra fundamental en Koh Tao… junto con moto, otra palabra fundamental para poder llegar a ellos. Sin duda alguna la moto es el vehículo casi imprescindible en la isla. Los taxis son caros y las distancias no son tan pequeñas como para poder abarcar mucho en poco tiempo. El coste de alquilar una moto no es alto y con tiempo se abarata. Yo alquilaba una de 125 c.c., semiautomática, por 50 euros al mes y hubo pocas cosas que me compensaron tanto.

Mirador

Hay docenas de miradores marcados en los mapas pero lo mejor es preguntar a la gente, conocer a alguien que lleve tiempo allí y te cuente sus secretos. Los secretos desde donde contemplar la isla como la tortuga de la que toma el nombre (primera foto del post), o desde donde poder ver como el sol del atardecer tiñe de naranja la pequeña Shark Island.

Shark Island

Ko Pha Ngan

Lugares desde donde contemplar Koh Pha Ngan en lontananza y ver atardeceres de esos que no se olvidan.

Lugares de los que me prohibieron desvelar la ubicación pero que no son difíciles de encontrar si de verdad sabes buscar.

Mirador

– Playas, playas y más playas

Chalok Baan Kao

Otra de las características de Koh Tao son unas playas espectaculares. En las fotos podéis ver la de Chalok Baan Kao, donde se encuentra IHASIA (allí pasé una gran parte de mi tiempo en la isla). Es una de las playas con mejor ambiente.

Pero además de esta mis preferidas son Aow Leuk, en la parte oeste y la playa del Banana Rock (Sai Nuan Beach) en la otra parte de la isla. La primera para darse unos baños y pasar el rato sin alejarse demasiado de la civilización y la segunda para huir de todo y ver el atardecer en un lugar precioso.

Chalok Baan Kao

Chalok Baan Kao

No tengo fotos de las otras playas por mi manía de no llevar la cámara a la playa si no es exclusivamente para hacer fotos. Nunca llevo la reflex pero tenía una olympus resistente al agua que es la que usaba en estos casos y murió justo en Koh Tao.

Vale, en 2 meses no me dio ni un día por ir solo a hacer fotos peroooo… que es que el agua es tan azulita y hacía tanto calor que siempre sabía que me acabaría bañando. Y nada, que si queréis verlas os toca ir :p .

IHASIA

– Pasar de todo y leer en una hamaca

Leyendo

Para esto Koh Tao también es el lugar perfecto, una buena sombra y a leer mientras las olas del mar golpean las rocas con suavidad. Me terminé unos cuantos libros en los 2 meses que estuve por allí, el último recuerdo que fue «Desde donde estoy veo la luna» de Maud Lethielleux. Será que veía la luna más que el sol. Por eso de…

– Irse de fiesta con personajes curiosos

Avatar

Hay multitud de posibilidades de encontrar a tu avatar en una noche de fiesta por Koh Tao a base de Chang Beer y Sang Som. En el Moov eran memorables las noches que amenizaban Osvaldo Wilson y Alfredo Solano. Aquello si eran fiestas de disfraces, incluso hubo un Soul Train Line 🙂 .

También recuerdo que era difícil resistirse a un ratito en The Castle aguantando «chunda-chunda» para ver a los animales más nocturnos de la isla.

Koh Tao es un mundo de posibilidades incluso para los que no bucean. También se puede mezclar, yo lo hice todo, eso si, nunca en el mismo día y nunca mezcles una sesión de Osvaldo Wilson con un buceo de madrugón. Es solo un consejo.

El Tesino a través de Instagram (Suiza)

Lago Maggiore

El último destino en pasar por mi visión a través de Instagram ha sido el Cantón del Tesino, en Suiza. Fue un minubetrip para Minube Italia con blogueras italianas recorriendo esta región de Suiza que casi parece Italia.

El viaje comenzó en Milán, de ahí un tren hasta Locarno, visitas a los alrededores, luego a Lugano y alrededores y de ahí vuelta a Milán en bus. Fueron 3 días con Ciro, Milly, Francesca y Martina intentando aprender algo de italiano para ver si me enteraba de lo que pasaba a mi alrededor, comiendo pasta y tiramisú y empezando cada movimiento a la orden de «actione!!!«, que es casi todo el italiano que necesité para hacer el trabajo de cámara… lo siguiente era siempre: «benne, benne«, y moviendo la mano así como ya os imagináis todos :p .

La primera foto es en el Lago Mayor, en Locarno.

Evocaciones en Locarno

Martina evocando junto al Lago Mayor, también en Locarno.

Monte Tamaro

Milly evocando con los Alpes de fondo en el Monte Tamaro.

Monte Tamaro

Francesca evocando en lo alto del Monte Tamaro, en la Capilla de Santa Maria degli Angeli construida por Mario Botta.

Vistas desde el monte Tamaro

Vistas desde el Monte Tamaro.

Cafeterías de Lugano

Grand Cafe en Lugano… unos cuantos me han preguntado si las personas de la foto son reales y claro que lo son, aunque parezca todo un escenario en el que posan. Es Suiza, siempre tan perfecta.

Caminando por Lugano

Calles de Lugano durante un paseo el último día.

Callejones de Lugano

Callejones de Lugano con reflejos.

Puedes ver todas las fotos y seguirme en los viajes a través de la cuenta de Instagram.

Sobrevolando los Alpes / Foto de la semana

Sobrevolando los Alpes

Esta semana he estado sobrevolando la vertiente sur de los Alpes en el Cantón de Tesino, la Suiza italiana, y de paso grabando un minubetrip de Minube Italia por la zona.

Normalmente lo que hago es volar, yo hice mi ritual habitual, le di mi cámara a Ciro para que capturase el vuelo y una vez aterrizado su cara ya avisaba que no me había conseguido pillar en el momento justo, algo de lo más normal, en cambio eran los gritos de Milly los que demostraban que ella si que lo había logrado, solo que en vez de pillarme volando lo había hecho sobrevolando.
Una perspectiva algo más baja de lo habitual produce la sensación de que estaba pasando por encima de estas imponentes montañas en vez de sobre el primer montículo, que es donde estaba en realidad.

Mi primer vuelo en italiano, a pesar de estar en Suiza. Mi primer vuelo sobre los Alpes. Mi primer vuelo sobrevolando 😉 .

Un día de excursión por los alrededores de León (Nicaragua)

Momotombo

En León pasé un par de semanas con la gente de Un Mundo de Circo haciendo un reportaje sobre su proyecto de cooperación, trabajaban durante la semana pero los fines de semana los tenían libres y siempre hacían alguna excursión interesante. Aprovechando que el grupo había aumentado con mi llegada y la de Jon y Ainhoa decidimos pillarnos una «rutera» entre nosotros y recorrer los alrededores de León acabando el día dándonos un baño en las aguas del Pacífico.

Aclaro: Las ruteras son las camionetas abiertas que se usan como transporte público colectivo en León y en gran parte de Nicaragua.

La primera visita fue León Viejo, el emplazamiento original de la ciudad de León antes de que un duro terremoto la dañase en 1610. No la destruyó del todo pero la actividad sísmica y telúrica del lugar donde se encontraba no tardó en generar el consenso de la comunidad para moverla a otro lugar.

En 1967 se volvieron a encontrar las ruinas de esta ciudad fundada en 1523. En realidad es ir a ver las ruinas de una ciudad colonial.

León Viejo

León Viejo

Lo que más me impresionó del lugar fue cuando al ver el Monumento a la resistencia indígena nos contaron la historia que dio pie a esa escultura, un tributo a 18 caciques indígenas devorados por perros hambrientos a causa de una orden del gobernador Pedrarias Dávila. Otra muestra de la «amabilidad» de los conquistadores.

Momotombo

Las vistas están presididas en todo momento por el Volcán Momotombo. Un imponente cono volcánico del que pudimos disfrutar desde las ruinas, desde el Puerto de Momotombo junto al que se instaló la ciudad de León Viejo y desde las comunidades de la zona en las que fuimos parando durante el viaje.

Rutera
En la rutera camino de la playa.


Después de comer en algún comedor barato de carretera nos dirigimos a la Playa de Salinas Grandes para terminar el día dándonos un baño en las aguas del océano Pacífico. Del agua dulce al agua salada. Las aguas que se ven en las fotos del volcán son las del Lago Managua, el segundo lago en extensión de Nicaragua tras el Lago Nicaragua.

El Grito

Salinas Grandes es una playa inmensa de arena negra volcánica, casi nada desarrollada, vacía y acogedora. El mar tiende a estar picado ya que lo único que tiene de pacífico este océano es el nombre. Tan picado que meter las barcas para faenar durante la noche es una obra casi de ingeniería. Primero hay que acercarlas hasta la orilla y una vez dentro hay que conseguir salir sorteando las olas, reculando y avanzando una y otra vez con el continuo miedo de volcar si no se hacer la maniobra adecuada en el momento justo.

La agonía ante las historias de los pescadores nos llevó a improvisar un grito sordo, como el grito de la naturaleza, para empatizar con su angustia. Un homenaje a Munch tan efímero como la duración de ese sentimiento, aguantaría hasta la subida de la marea unas horas más tarde, algo que no veríamos, nos marchamos en cuanto divisamos las barcas camino de alta mar, la angustia había terminado y esa noche, con suerte, el océano que les había dejado pasar unas horas antes les entregaría el maná que buscaban.

El océano proveerá dirían los pescadores si la conquista no hubiese sido «tan amable«. Los perros hambrientos consiguieron que a día de hoy todo se lo agradezcan a algún Señor.

DSC_6686

Al llegar la noche estábamos en casa comentando si cada día sería la misma aventura o si alguno de esos Señores, tal vez el señor Poseidón, les permitiría una tregua de vez en cuando.
Estas veladas charlando eran de lo que más disfruté en León. Durante mi estancia allí tuve la suerte de alojarme con la gente de Un mundo de circo en su pequeño gran hogar, no lo hice para abaratar costes, hay muchos hoteles en Nicaragua con precios asequibles, fue más bien la manera de disfrutar del pedacito de sus vidas que me brindaron durante aquellos días.

El Grito

Por casualidades de la vida su proyecto lo conocí mientras colaboraba con la ONG La Esperanza en Granada (Nicaragua), de ahí me fui a León (Nicaragua) con ellos y un año y pico más tarde me encontré con Rafa y Raquel (2 de los miembros) en el Pata Palo en Granada (España). Son de Zaragoza y habían ido a pasar el fin de semana por el sur… lo mismo que yo. Para que luego digan que el mundo no es un pañuelo.

****

Recupero historias de aquel viaje de vuelta al mundo que nunca terminé de contar en el blog. Poco a poco intentaré hacerlo intercalando post entre las nuevas aventuras.
(*) Esta excursión la realizamos un 24 de Octubre de 2008… que se dice pronto.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.