Tertulias Viajeras Barcelona / Foto de la semana

Tertulias Viajeras Barcelona

El jueves pasado tuvo lugar la primera edición de las Tertulias Viajeras en Barcelona. La familia crece en este bonito proyecto que comenzó como una reunión de viajeros para hablar de lo que más nos gusta y disfrutar entre amigos de un par de horas mensuales de sueños e historias increíbles a lo largo y ancho del planeta.

La acogida fue mucho mejor de lo esperado y cerca de 100 personas nos dimos cita en el St. Christopher’s Inn para charlar, en este caso, de viajes de larga duración. La esencia se mantuvo intacta y las aportaciones, las historias, tanto de los ponentes como del público, la participación y la calidad de las mismas fueron “inconmensurables” (me encanta ese palabro), como en cada edición de las Tertulias.

Esperemos que la familia siga creciendo, algo de lo que no me cabe duda, y que las Tertulias Viajeras lleguen a cualquier lugar donde haya alguien dispuesto a charlar de viajes. Por ahora seguiremos en y con una cita mensual en cada ciudad pero las puertas están cada vez están más abiertas, no nos reservamos el derecho de admisión y además aquí… cabemos tod@s.

Quiero dar las gracias a los ponentes y al público que son parte fundamental para que las Tertulias funcionen, está claro que sin todos vosotros no seríamos nada. Está claro que las Tertulias sois vosotros.

¿Nos vemos en las siguientes?

(*) Ya está abierta la inscripción para la siguiente edición en Madrid, será el 15 de Octubre a las 19.30 y el título lo dice todo:  Viajes con sabor, los mejores destinos gastronómicos.

Un paseo por Las Ramblas de Barcelona

Las Ramblas

Si hay un lugar por el que siempre paso cuando voy a ese es sin duda Las Ramblas, ya sea por coincidencia ya sea por obligación (autoimpuesta) estos 1,3 kilómetros de paseo son mi forma de tomar el pulso a la ciudad y observar sus cambios. Desde la primera vez que fui uno de los principales cambios que he podido ver es la cada vez mayor cantidad de “guiris” y extranjeros que las recorren. Con “guiris” me refiero a turistas ocasionales y a algunos viajeros y con extranjeros al resto de viajeros y a los habitantes que no han nacido en “la ciudad” (se aceptan ambigüedades).

Pero en Las Ramblas hay de todo y siempre están a rebosar, bueno, con sus matices, que una cosa que siempre me ha sorprendido de Barcelona es su capacidad para morir los días de entre semana por la noche… nunca lo entenderé.

Pero durante el día es un hervidero por el que me encanta pasear observando a todos esos protagonistas anónimos con los que en algún momento cruzo la mirada, o simplemente contemplando las rutinas de la gente, sus gestos, sus pintas, sus sonrisas, sus enfados… en 5 minutos sentado en alguno de sus bancos puedes ver esto y mucho más.

Protagonistas anónimos

Las Ramblas son sobre todo gente, los paseantes y los fijos, los que tienen allí su lugar de trabajo. Entre estos hay muchas variantes, los más conocidos son los hombres estatua, los mimos y los que van disfrazados de algún personaje famoso.
Los hay a cual más original y ocurrente y siempre es divertido de ver aunque poco a poco los vayan limitando y restringiendo.

Hombre estatua

Mimos

Otra parte importante de estos fijos son los puestos de flores, los de animales, los vendedores de cerveza, los buscavidas, los pintores, los dibujantes, los artesanos varios… y un sin fin de personajes de todo tipo que circulan sin parar por esta arteria barcelonesa.
Las Ramblas son la calle y lo que la rodea, Las Ramblas son mirar hacia arriba y seguir encontrando estampas curiosas, Las Ramblas son el Mercado de La Boquería, son El Liceo, son salir un poco a callejear por el Gótico, son Canaletas y Plaza Cataluña

Matando el tiempo

La Boquería

Gótico

Colón

Las Ramblas son todo hasta el monumento a Colón, allí empieza otra Barcelona, la del puerto antiguo.

Antigüedades

En Las Ramblas y alrededores tienes también multitud de locales de ocio para tomar un café o una cerveza, locales nocturnos, restaurantes de todo tipo,  hoteles, hostales o apartamentos que puedes encontrar en Oh-Barcelona, cines, teatros, museos… y así hasta el infinito en una oferta inabarcable. Por eso será que son paso obligado que yo llego a autoimponerme, porque nunca se acaban y nunca son iguales, porque las personas cambian y eso es lo que hace a Las Ramblas lo que son: el conjunto y los protagonistas anónimos con los que en algún momento cruzas la mirada.

Barcelona a vista de pájaro desde el Turó de la Rovira

Turó de la Rovira

Hace un par de meses estuve por unos diez días, es una ciudad a la que he ido bastante y en la que siempre descubro algo nuevo. Esta vez el descubrimiento fue el Turó de la Rovira, una colina de 262 metros con unas vistas privilegiadas de la ciudad. Me llevó Sergi, le había conocido en Cairo un año antes y volvimos a coincidir en Barcelona, pero ya hablaré sobre él pronto en un post algo distinto.

El Turó está situado algo más arriba del Parque Güell en las paradas de metro de El Coll-La Teixonera o Guinardó. Nosotros fuimos caminando desde Lesseps para poder atravesar el Parque Güell y callejear un poco por la zona. Sergi utilizó el paseo para informarme de lo que íbamos a ver y ponerme en antecedentes.

La colina fue una zona empobrecida y fundamentalmente agrícola durante todo el siglo XVIII y principios del XIX. En los años de la Guerra Civil el ejército republicano construyó una batería antiaérea para defender Barcelona de los ataques de la aviación de las tropas sublevadas. No me extraña que eligiesen este emplazamiento, desde aquí puedes controlar todo el espacio aéreo de la ciudad.

Turó de la Rovira

Ahora estos restos se conservan como un conjunto patrimonial que forma parte de la historia de Barcelona. Pero cuando estás allí, a pesar del interés histórico de todo esto, lo que de verdad impresiona son las espectaculares vistas de 360º que puedes contemplar de Barcelona. Me atrevería a decir que mejores incluso que desde Tibidabo porque aquí te sientes “más en medio” de la ciudad, menos lejano.

Turó de la Rovira

Turó de la Rovira

Incluso puedes ver Tibidabo desde aquí desde una perspectiva distinta, más de tú a tú.

Turó de la Rovira

Con el mar a lo lejos y el pequeño bosque/parque que rodea el Turó da la sensación de no estar en una ciudad, de haber salido de lo urbano para entrar en un pequeño remanso de paz alejado de la ruta típica de Barcelona (atestada de más turistas y rodeada por una amplia variedad de gafas de pasta).
Es el lugar perfecto para evadirte y disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Al bajar continuamos caminando por otra de las colinas de la zona, con iguales vistas y menos construcción. La idea del ayuntamiento era construir el Parque de las 3 colinas en esta parte de la ciudad, la especulación urbanística se ha encargado de retrasarlo aunque he leído que el proyecto sigue adelante. Esperemos que acabe saliendo.

Entre los detalles que se pueden vislumbrar desde las alturas del Turó está la vista de La Sagrada Familia con una perspectiva distinta a las que estaba acostumbrado. Además tuve la suerte de que quitasen todas las grúas y construcciones metálicas que la rodean para que pudiese hacer la foto. Fue un detallazo por su parte :p .

Turó de la Rovira

Bueno, eso o tal vez fuesen unas cuantas horas de photoshop en una tarde aburrida sin mucho que hacer.

Me gustó volver a Barcelona, los encuentros que tuve con compañeros de viaje, con colegas de toda la vida, los paseos, los cañeos… Desde que volví no paro de mirar tiendas de viajes en dscuento para una escapada corta, o larga (tampoco vamos a escatimar), pero la verdad es que la economía no me da para mucho y hasta que vuelva a reinsertarme al mundo laboral creo que me tendré que limitar. Eso si, me estoy aficionando este tipo de webs que recopilan ofertas, me paso noches haciendo combinaciones y pensando en “el siguiente destino“. No estoy bien, lo se, pero se ha unido al blog, a los libros y las buenas conversaciones para convertirse en “mi manera” de seguir viajando desde casa.

Madrid en Navidades con Minube y el #TBMBCN

El otro día puse el vídeo con Minube por La Comunidad de Madrid y me he acordado de que “no me acordé” de poner el que hicimos en navidades por la ciudad, esta vez para esMadrid.

Y también con buenos amigos blogueros, David Esteban (@Flapy), Emilio Rey (@digitalmeteo) y, como no, Pedro Jareño (@minube).

A este también llegué a la mitad, cosas del directo :p . Pero la verdad es que me encantó ver con los ojos de un turista, este blogtrip fue del que salieron muchos planos e ideas para acabar de terminar Madrid Winter Soul, mi homenaje a Madrid, a mi Madrid (y al de todos vosotros, por supuesto).
_________________________________

Por otro lado, esta tarde salgo de viaje, el viernes (mañana) tendrá lugar el Travel Bloggers Meeting (#TBMBCN) en :

Un evento que reune a blogueros de viajes de todo el mundo para compartir su mayor pasión: viajar.

La definición no es mía, es de Pau. Ha escrito un post sobre el evento con el que comparto el 99% de la parte de opinión (no el 100% porque no ha puesto punto y final :p). Y la parte descriptiva y periodística es del nivel al que nos tiene acostumbrados, incluyendo algunas palabras de los organizadores (María Victoria Rodriguez y Eddy Lara) donde explican el “como” y “lo que supone” organizar un evento así. Os invito a leerlo en su blog:

#TBMBCN – Compartir la pasión por viajar

Mañana no habrá post pero habrá tuits, no os perdáis el hashtag: #TBMBCN .

¡Buen finde!

Bed and Beach Barcelona

Nunca se puede generalizar pero creo que después de un viaje largo por varios países todos volvemos echando de menos una cosa… aunque no se hable, no se comente e incluso, a veces, ni siquiera se piense. Se echa de menos la vida en el hostal, en el albergue, el guesthouse, el backpacker, como queráis llamarlo. Se echa de menos levantarte saludando, compartir, convivir, conocer gente “en casa“… porque es como acabas sintiéndote en muchos de ellos.
Aunque empiezo diciendo que no se puede generalizar, es algo que a mi me ha pasado y que he hablado con muchos viajeros que se han sentido como yo.

En mi viaje de año y medio pude alojarme en más de 100 hostales, todos distintos, todos iguales… aunque siempre había algo que los diferenciaba especialmente, la gente que se alojaba allí y el Staff de personas que trabajaban en él eran para mi lo más importante, por supuesto tenia en cuenta la limpieza, el orden, el servicio… pero eso dependía del precio que estuviese dispuesto a pagar.
Y habiendo pasado por tantos, algo común entre los viajeros con los que te encuentras es analizarlos, compararlos, ensalzarlos o vapulearlos, pero continuamente se convierte en un tema recurrente… de esa conversación puede depender el lugar en el que vayas a dormir al día siguiente.
Otro de los temas recurrentes es el de pensar en abrir uno de esos lugares, ya sea en tu país o en la “conchinchina“, porque trabajando en un Hostal parece que se pueda vivir viajando… o por lo menos, compartiendo viajes.
Tras viajar por un largo periodo aprendes tanto de turismo y viajes, o eso crees, que te ves capaz de cualquier cosa… y sobre todo, te ves con muchas ganas de trabajar en el sector turístico. Luego el viaje termina, regresas a la realidad y no hay más remedio que comer y, a mí, me toco volver a lo mismo que hacia antes de irme: publicidad.
Pero, y repito una vez más, no se puede generalizar… y algunos consiguen lo que tantos solo soñamos.

De Carol y Alberto (Asiasido) ya os hablé durante el viaje, les conocí en Laos, les volví a ver en Tailandia y cuando terminamos nuestros respectivos viajes seguimos el contacto ya en casa y hemos vuelto a vernos en y . Ellos ya fueron ejemplo en el viaje y ahora los son más, ellos son los que no son generalidad, los que consiguen… los que lo han hecho.
Hace aproximadamente 3 meses, estos viajeros emprendedores inauguraron Bed and Beach Barcelona, un guesthouse de esos que, seguramente, no se olvidan. Ellos lo definen así:

Un ambiente confortable y relajado ideal para reponer fuerzas tras un día de turismo y/o en la ciudad.

El guesthouse, situado a menos de 5 minutos andando de la playa en el área del Puerto Olímpico, se ubica en un edificio de tres plantas original de 1902 y restaurado este mismo año. Posee 3 habitaciones, cocina totalmente equipada, comedor y una terraza de 40 m2 con una vista de 330º de la ciudad.

Os dejo unas fotos para que veáis como es:


Foto realizada por Bead and Beach Barcelona.


Foto realizada por Bead and Beach Barcelona.

Aquí podéis saber un poco más sobre el guesthouse: http://www.bedandbeachbarcelona.com/, aquí sobre Barcelona en el blog de Bed and Beach Barcelona: http://bedandbeachbarcelona.blogspot.com/ y como no, también están en Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=130053730340868

Yo no he tenido, aún, el placer de verlo pero estoy seguro de que es el mejor lugar para alojarse en Barcelona. Sobre todo por la ayuda que pueden prestar 2 viajeros tan experimentados al huésped que de verdad quiera conocer la ciudad.
Les deseo lo mejor y les mando un abrazo grande, suerte no creo que les haga falta si trabajan bien, y de que lo van a hacer así no me queda la menor duda.

Y yo, a seguir soñando…

Por cierto, ¿me has votado hoy?: http://www.unañosabatico.es/#/pak_munoz_moya (lo digo porque se puede votar una vez al día).