Entrando al 2012 en vuelo rasante (White Beach – Filipinas)

Volando para el Año Nuevo

Esta semana se me ha pasado “volando“, entre las “navidades“, el viaje de Bangkok a Manila, ver como funciona el nuevo país, centrar como va a ser mi vida durante los 4 meses que pasaré aquí, los nuevos sponsor que han salido (ya informaré) y los reencuentros viajeros… no he tenido tiempo ni de escribir o acabar de contar lo que fue o los días que pasé con Colabora Birmania en Mae Sot… pero todo llegará.

Y este post no es para contar mucho más, solo que aquí ando por , volando junto a Flapy y Pablo en la playa de White Beach, cerca de Puerto Galera. Los 3 andábamos por Asia y pensamos que no estaría mal entrar en el nuevo año juntos, y mejor aún si quedábamos en alguna playa bonita donde poder “juerguear” un poco. Como Flapy venía desde Guangzhou para unos pocos días no compensaba alejarse demasiado de Manila, por eso estamos aquí.

Volando sobre arenas blancas y aguas azules os deseo una buena entrada al nuevo año, yo no me puedo quejar de como acaba este y menos de como voy a empezar el 2012. Dicen que el calendario Maya termina ese año y que tal vez sea el “fin del mundo“, yo no soy nada supersticioso pero creo que si el fin tiene que llegar, espero que me pille bajo algún cocotero en una playa que metido en una oficina bajo la luz de los fluorescentes :p .
Ahorraros los insultos que ya no duelen, jejeje.

Happy new year, Yoi otoshi o!, Feliç any nou, Frohes neues Jahr, Š?astný nový rok, Sretna nova godina, Hyvää uuttavuotta, Bonne année, Happy flwyddyn newydd, Feliz ano novo, Gelukkig nieuwjaar, Selamat tahun baru, Sona, Zorionak eta Urte Berri On, Gleðilegt nýtt ár, Buon anno, Godt nytt år, nowego roku, Furahia mwaka mpya, Manigong bagong taon, Feliz a todo el mundo!!!!!!!!!!!!!!!!

>> El set de fotos Volando por mundo en Flickr <<

Volando en Mae Sot con Colabora Birmania (Tailandia)

Volando en Mae Sot (Tailandia)

Salí de el 11 de Diciembre (para el que no lo haya leído por la redes sociales) y me vine a , en , para ver otra de las muchas realidades que tiene ese país tan hermético, la realidad de los birmanos que se vieron obligados a abandonar su vida y a los que querían para poder huir de la implacable persecución de la junta militar. Su delito: exigir democracia.

En Mae Sot me recibió el equipo de Colabora Birmania (mejor de lo que merezco) y llevo unos días con ellos cubriendo los proyectos que realizan y con los que intentan mejorar un poco la vida de estos refugiados.
Aquí estoy aprendiendo mucho del mundo de la cooperación, de como funcionan las ONG´s pequeñitas como la suya, que se basa principalmente en la ayuda desinteresada de los socios y donantes, y de como es el día a día de esta gente que ha decidido ponerse a disposición de quien los necesita dejando atrás sus propios intereses por los de estos olvidados que parecen no importar al mundo (el gobierno de Myanmar y el tailandés no destinan practicamente fondos de cooperación o ayudas para estos “sin tierra” y las ayudas internacionales escasean cada vez más).

La foto, tomada por Jose Lourido (con quien he vuelto a coincidir en Tailandia), es en la escuela Km 42, uno de los proyectos de Colabora Birmania con el que han conseguido escolarizar y alimentar más de 400 niños y niñas de origen birmano cuyas familias (el que las tiene) abandonaron Myanmar buscando un futuro mejor para sus pequeños/as, un futuro que depende de la ayuda desinteresada de las ONG´s que trabajan en Mae Sot y las donaciones que reciben.
Y para ello no hacen falta grandes fortunas, hacen falta sobre todo ganas, las que tiene esta gente, y las pequeñas ayudas de todo aquel que quiera colaborar con ellos, colaborar con Birmania.
Según me contaron el presupuesto para alimentar a cada uno de los niños y niñas que estudian en Km 42 es de unos 60 Euros anuales. Sinceramente, no es mucho más de lo que supone no salir un sábado.

Si en este año que ya casi tenemos encima decides quedarte un sábado en casa te invito a que sea el sábado en el que colaboraste para que un niño/a birmano/a pudiese comer durante el año entero, ¿no crees que merece la pena?.
Puedes hacer tu donativo en la cuenta de Colabora Birmania en La Caixa:
2100-0515-45-0200219564
.
Otra opción es hacerte socio de Colabora Birmania y ayudar a continuar con este fabuloso proyecto que espero dure por siempre, o al menos hasta que el pueblo birmano pueda vivir con dignidad, sin represión, en libertad y sin ayudas… mientras tanto, yo COLABORO, ¿y tu?.

(*) Si no sabes que regalar estas navidades, que los Reyes ya están aquí al lado y todos queremos un regalo, aunque sea “del yerno mangante”, acuérdate de los que quieres con un REGALO SOLIDARIO.

Volando sobre Bagan (Myanmar)

Volando en Bagan

Desde Myanmar continuo la serie de fotos “Volando por el mundo” con esta idílica imagen que me capto Jordi Llorens mientras sobrevolaba poco después del amanecer. Digo “idílica” por lo idílico del lugar y del momento, un amanecer que ya os enseñé en un lugar que para mi es mágico.

Con la perspectiva de la altura que alcanzo en los vuelos me he encontrado con muchos cambios en este país, yo pensé que el país era lo que vi en 2008, pero hasta ahora no me había dado cuenta que lo que más influyó en mi percepción fue el momento en el que entré; pocos meses después de la Revolución Azafrán, unos meses complicados en un país bastante cerrado (por culpa de la férrea dictadura, por supuesto). Si a eso le sumamos el momento de “cambio” que esta sufriendo ahora se transforma en otro lugar en muchos aspectos, con más turismo e infraestructura, con luz eléctrica las 24 horas y bastante más posibilidad de conexión a internet (como podéis comprobar), con mucha más gente dispuesta a hablar sobre el país… pero ya contaré largo y tendido cuando salga de aquí, desde y con una conexión decente.

También quiero explicar que esta vez no es tan “viaje” como la otra vez que vine, que no he venido a hacer fotos y son imágenes sueltas las que voy a poder mostrar, que en los días que me quedan enseñaré pinceladas del país enlazando a los textos que escribí en mi anterior visita… y que sigo sin poder contaros la razón hasta dentro de unos 10 días.

En un rato me esperan 16 horas de bus desde el Inle Lake hasta Bago, es una pena que no haya perfeccionado mis vuelos para viajes de largo recorrido y solo sea capaz de hacerlos en espacios limitados, agradecería ahorrarme un tramo de estas carreteras infernales y sus autobuses “frigoríficos” con el aire a todo trapo, pero… es lo que tiene viajar… seguro que no seria lo mismo sin esos ratitos de “sufrimiento“.

Os dejo el set completo de las fotos de mis vuelos:

>> El set de fotos Volando por mundo en Flickr <<

Por cierto, ¿como va el invierno por España?, es que aquí con las chanclas y pantalón corto cuesta hacerse a la idea de que se acerca la navidad :p .

Volando en Christiania (Copenhague)

Volando en Christiania (Copenhague)

Foto por Jesús Pérez Pacheco (www.fotonazos.es)

Ampliamos la serie de fotos “Volando por el mundo” con esta imagen de un vuelo rasante en la orilla del canal que cruza Christiania, esa ciudad/estado en medio de .

>> Todo el set de fotos Volando por mundo en Flickr <<

A raíz de esta foto surgió una curiosa idea con Marc, la de ampliar el proyecto. Y yo digo, ¿os apetece jugar a volar?.
Pronto os cuento más cosas al respecto 😉 .
Y sobre Christiania, uno de los puntos más interesantes de la ciudad, desde mi punto de vista y en muchos aspectos.

Pero todo llegará y entre medias tengo que seguir contando la vuelta al mundo… estaba por segunda vez en Costa Rica, ¿no?.

Volando por el mundo

Volando en Uyuni

Volando en el Salar de Uyuni en Bolivia.

El otro día Gonzalo (@Anelka) me recordó que en el viaje de vuelta al mundo aprendí a volar. Y recordando momentos acabé recopilando un set de fotos en flickr con algunos de mis vuelos. Hay fotos de los primeros intentos antes de irme, de las prácticas durante el viaje y del perfeccionamiento que he conseguido a la vuelta… si, a costa de algún que otro aterrizaje forzoso pero, por suerte, sin ningún accidente digno de mencionar.

Volando en Angkor Wat

Volando en los Templos de Angkor en Camboya.

Desde que volví he seguido practicando este arte y me ha venido muy bien en algunos momentos, como la huelga de controladores.
Volar es algo que da bastante autonomía aunque el tema del equipaje es bastante problemático, la gente se queja de la política de equipajes de Ryanair pero yo entiendo que 10kg son un montón de peso para un vuelo :p .

Ahora estoy intentando el vuelo submarino en plan batiscafo… lo malo es que volando por el aire, hasta que llegas a capas altas de la atmósfera, siempre puedes respirar, pero en el agua ese punto se convierte en un problema. Ya buscaré la forma, solo es cuestión de tiempo.

Volando bajo el agua

Intentando el vuelo dirigido submarino en Valencia.

Hay unas cuantas más y aún me falta recopilar otras tantas… y las que quedan por hacer.
Está claro que para volar no hace falta dinero, solo ganas y un poco de imaginación.

>> Todas las fotos del Set “Volando” en Flickr <<

Volando por Galiza 3

Ya a la vuelta en España probando un vuelo con aterrizaje controlado en Galiza.