Amanece la vida en la ciudad antigua de Bagan – (Myanmar / Birmania)

El en es una de las escenas más bonitas que he contemplado en mi . Supongo que debe ser la razón de que haya conseguido despertarme para disfrutar de este espectáculo hasta en 5 veces y las 5 hayan sido mágicas.
Las sensaciones son indescriptibles, las emociones incontrolables, solo, sentado en casa y a más de 10.000 kilómetros de distancia se me siguen poniendo los pelos de punta de tan solo intentar explicarlo.

Ver el sol asomando entre las más de 4.000 pagodas que forman esta zona arqueológica te lleva al punto más lejano al que se puede llegar en un instante, te lleva al interior de ti mismo en un viaje al que no le vislumbras retorno o no quieres verlo.
El mundo avanza aunque nos neguemos a ello y una vez vuelves al mundo real, con el gran astro en lo alto, la vida vuelve a recuperar su ritmo y el tiempo se reestructura para que el reloj pueda volver a marcar los minutos y segundos que nos ayudan a interpretarlo. Una luz anaranjada que parece irreal se apodera de todo hasta el infinito y tira de los elementos como un hilo mágico que nos une al universo dotando al día de movimiento. Es el amanecer de la vida, un amanecer distinto al del mundo, que avanza a su propio ritmo, especialmente en Myanamar, el lugar donde la prisa y la impaciencia carecen de sentido y definición exacta.

La duración del momento que va desde el amanecer hasta la hora del almuerzo es más que suficiente para enamorarte de esta ciudad antigua, para tomarle el pulso y empezar a entender que solo una mirada pura e inocente, más allá de estereotipos y comparaciones, será capaz de ver lo que se esconde tras la belleza de su inmensidad.
Una mañana en Bagan es más que suficiente para enamorarte, una mañana en Bagan es más que suficiente para sentirte vivo y afortunado, una mañana en Bagan… no es suficiente.
Por eso he visto ese amanecer 5 veces y por eso volveré a disfrutar de él, volveré a sentir como se me ponen los pelos de punta y llego a perder el habla en un viaje al que no querré ver retorno.
Así es el amanecer más bonito que he contemplado, así es el amanecer en Bagan.

Volando sobre Bagan (Myanmar)

Volando en Bagan

Desde Myanmar continuo la serie de fotos “Volando por el mundo” con esta idílica imagen que me capto Jordi Llorens mientras sobrevolaba poco después del . Digo “idílica” por lo idílico del lugar y del momento, un amanecer que ya os enseñé en un lugar que para mi es mágico.

Con la perspectiva de la altura que alcanzo en los vuelos me he encontrado con muchos cambios en este país, yo pensé que el país era lo que vi en 2008, pero hasta ahora no me había dado cuenta que lo que más influyó en mi percepción fue el momento en el que entré; pocos meses después de la Revolución Azafrán, unos meses complicados en un país bastante cerrado (por culpa de la férrea dictadura, por supuesto). Si a eso le sumamos el momento de “cambio” que esta sufriendo ahora se transforma en otro lugar en muchos aspectos, con más turismo e infraestructura, con luz eléctrica las 24 horas y bastante más posibilidad de conexión a internet (como podéis comprobar), con mucha más gente dispuesta a hablar sobre el país… pero ya contaré largo y tendido cuando salga de aquí, desde Tailandia y con una conexión decente.

También quiero explicar que esta vez no es tan “viaje” como la otra vez que vine, que no he venido a hacer fotos y son imágenes sueltas las que voy a poder mostrar, que en los días que me quedan enseñaré pinceladas del país enlazando a los textos que escribí en mi anterior visita… y que sigo sin poder contaros la razón hasta dentro de unos 10 días.

En un rato me esperan 16 horas de bus desde el Inle Lake hasta Bago, es una pena que no haya perfeccionado mis vuelos para viajes de largo recorrido y solo sea capaz de hacerlos en espacios limitados, agradecería ahorrarme un tramo de estas carreteras infernales y sus autobuses “frigoríficos” con el aire a todo trapo, pero… es lo que tiene viajar… seguro que no seria lo mismo sin esos ratitos de “sufrimiento“.

Os dejo el set completo de las fotos de mis vuelos:

>> El set de fotos Volando por mundo en Flickr <<

Por cierto, ¿como va el invierno por España?, es que aquí con las chanclas y pantalón corto cuesta hacerse a la idea de que se acerca la navidad :p .

Amanecer en Bagan con un día de crepúsculo incierto (Myanmar)

Amanecer en Bagan

La bruma, la luz, la paz, el silencio, la sensación de estar en uno de los lugares más mágicos que he tenido la suerte de contemplar… todo se une a las maravillosas vistas, a las más de 4000 pagodas, para formar Bagan.
He podido contemplarlo, disfrutar de su magia de nuevo… y me he dado cuenta de que no necesito mucho más para ser feliz, incluso con la mitad, me sobra.

A veces dudo de si es solo un país, porque en mi caso es también un sentimiento.

Aunque uno de los días que estuve por allí todo se me nublo y llego a parecerme feo, fue al encontrar de nuevo a UO Dera, mi monje, mi amigo.
Su monasterio había perdido la alegría y él estaba enfermo, en cama y casi ciego, no pude soportarlo y salí corriendo a buscar los atardeceres que me enseñó… ya no estaban, por lo menos ese día no estuvieron, ese día Bagan se torno gris, ese día me di cuenta que no podemos parar el tiempo y que volver… a veces es duro, sobre todo cuando no te reciben como quieres.
No he tenido fuerzas para ir a verle de nuevo después de ese día, soy cobarde ante el dolor y prefiero que su imagen en mi cabeza siga siendo la de aquellos días en los que su sonrisa lo inundaba todo.

Bagan es ahora ese lugar precioso que un día no lo fue, no se lo reprocho, no le culpo, la culpa es mía por pensar que todo va a seguir siendo siempre como uno quiere que sea.

Nunca llueve eternamente pero tampoco el sol dura toda una .

Fotos Myanmar 3

Algunas de las ultimas fotos de :


Atardecer desde la Shwezigon Paya en Nyaung U.


Y desde el lugar donde me llevo OU DERA.


El mismisimo OU DERA.


Y sus novicios en el monasterio Thatoku Chao. En el centro Pak.


en , si la foto es bonita estar alli es impresionante.


Bagan, con la bruma de recien amanecido.


Y Bagan con los colores de las primeras luces del dia.

Estas y mas fotos de Myanmar en Flickr, he subido unas 50 de los ultimos dias, espero que las disfruteis.

Yo maniana a primera hora marcho hacia Camboya, proxima parada Siem Riep y los templos de Angkor Wat, nos vemos!

Bagan y los 4400 templos.

La Zona Arqueológica de es uno de los lugares mas bonitos de . Espectaculares paisajes plagados de pagodas, preciosos amaneceres entre las ruinas, no menos bellos atardeceres desde Nyaung U, relax, tranquilidad… un verdadero paraíso, aunque demasiado enfocado al turismo, menos mal que casi no hay turistas, aunque por otro lado es algo que ha encarecido un poco los precios de la zona.

Para entrar hay que pagar 10 $ de los que no hay forma de librarse, pero es de los pocos sitios en los que de verdad merece la pena pagar.

Bagan es un conjunto arqueológico de 42 km² con mas de 4000 pagodas que datan del año 1044 a.C. al 1287 a.C. El sito mas barato para alojarse en el pueblo de Nyaung U, a unos 5 km de Bagan yo estuvo en uno de los bungalows del New Heaven Hotel, bugalow doble con baño, agua caliente, terraza y desayuno por 5 $ al día… una verdadera ganga, y un poco alejado del ajetreo de la calle principal, perfecto.

En Nyaung U tuve bastante suerte porque el primer día visitando la pagoda de Shwezigon Paya me tope con el monasterio de Thatoku Chao. OU DERA, el monje mayor del monasterio me vio con la cámara y acto seguido me cogió de la mano para llevarme junto con algunos de sus novicios a contemplar (y fotografiar ) uno de los mas bellos atardeceres que nunca he visto. Durante los 3 días siguientes volví para visitarles y simplemente por ello me obsequiaban con te chino o dulces… el tercer día les llevé arroz, jabón y algunos caramelos para los novicios mas jóvenes y OU DERA me llevo a visitar el barrio mas desfavorecido de Nyaung , en el que las familias me invitaron a merendar, luego me paseo en un bote por el rio Ayeyarwady, me presento a las familias de los novicios que el enseña y me mostró fotos de su juventud y las gentes del pueblo. Pase tardes enteras jugando al fútbol con los novicios, tomando te con ellos, asisitiendo a sus rezos… y me enseñaron mucho sobre la en un monasterio y el “espíritu de la gente en Myanmar“. Pero sobre todo me ensañaron que la comunicacion no depende de un idioma, su ingles era escaso y mi birmano nulo. La comunicacion se basa principalmente en las ganas de entender a la otra persona, en el interés y el deseo de poder expresarse y hacerse entender. Para mi ha sido una de las experiencias mas interesantes que he tenido en este país. Tengo la dirección del templo e intentare continuar la comunicacion… por carta tal vez sean las imagenes en papel de estos momentos, los primeros pasos para mantener el contacto.

Y saltando de la belleza de las personas a la belleza de los paisajes volvemos a Bagan

Describir este lugar es bastante complicado y en vez de con palabras voy a describirlo con imagenes. Esta tarde subiré las fotos para que juzguéis por vosotros mismos. Solo voy a contar como fue visitarlo.

Lo mejor es alquilar una bici para verlo, es bastante plano y no es duro recorrerlo en bici. Recomiendo no hacerlo entre las 13:00 y las 16:00 porque el calor es insoportable. Es interesante buscar un templo al que se pueda subir para ir a ver el o el atardecer, no son muchos desde que el terremoto de 1975 dañase la estructura de bastantes de ellos. Desde entonces los extranjeros solo pueden subir a unos pocos por seguridad del templo y las personas.
Yo elegí el Shwesandaw Paya para el amanecer. Puedes levantarte para fotografiar ese increible momento y volver al hotel para el desayuno. Solo con eso el día ha merecido la pena.
No voy a hablar mas de Bagan porque creo que es uno de esos sitios que merece la pena conocer en persona.

Desde Nyaung U puedes hacer también la visita en medio día al Monte Popa… un monasterio en lo alto de un volcán extinguido hace 250.000 años, aunque la única forma de llegar son los 8 $ de un taxi ( si encuentras otras 2 personas mínimo) o los 7 en pick-up. Yo fui con Karina y Constantin (Rusia) y me parece excesivamente caro para ver un monasterio… menos mal que también ves monos y ayudan a amortizar el gasto, jejeje.

Desde Nyanung U cogí un autobús hasta Yangon… 15 $ por 16 horas de viaje que acabaron convirtiéndose en 20 después de que el autobús se estropease unas 4 veces durante el camino. Menos mal que al final siempre se llega y como dicen aquí: “Myanamar Style!!