El monzón viene para quedarse (Phi Phi Island – Tailandia) / Foto de la semana

Monzón

La estación lluviosa ha llegado a Asia y viene para quedarse. Desde primeros de este mes y hasta Octubre la mayor parte del sudeste asiático se ve afectada por este fenómeno meteorológico, el Monzón, y digo la mayor parte porque aún hay zonas que se libran, por ejemplo la costa este de Malasia, las islas del golfo de o Indonesia tienen el ciclo inverso y su estación lluviosa va desde Noviembre a Abril.

Mucha gente me pregunta si complica los viajes, mi respuesta es: NO del todo. Puedes seguir viajando pero tienes que tener claro que te vas a mojar. El monzón no significa 24 horas de lluvias al día, es algo más como lluvias dispersas (pero brutales) y cielos despejados por momentos que permiten la salida de un sol abrasador. Además de unos porcentajes de humedad excepcionalmente altos.

En estos países la vida sigue, tiene que hacerlo, y la gente se ha acostumbrado a trabajar bajo la lluvia, a desplazarse y a vivir con ello. Como en la foto que encabeza el post, ese día parecía que tiraban cubos de agua desde el cielo pero eso no impide que los barcos sigan llegando y las provisiones tengan que llevarse del puerto a las tiendas y hogares.
Yo miraba la escena escondido bajo el tejado de Scuba Addicts esperando a que escampase un poco y ver si así llegaban buceadores. Aunque los días grises no invitan demasiado a meterse al agua (para los clientes), a mi no me importa, si me voy a mojar de todas maneras prefiero que sea en las profundidades.

Homenajeando el DICCIONARIO DEL TRANSIBERIANO de Mi vértigo viajero

Creo que es una de las primeras veces en la historia de este blog que dedico una entrada a algo que no tiene nada que ver conmigo. Quiero decir, este blog es «experiencial«, en él cuento mis experiencias, mis sensaciones, mis sentimientos y opiniones, y lo que escribo en él es porque está directamente relacionado conmigo de una u otra manera.

Y esto ha sido así hasta que me encontré con el «Diccionario del Transiberiano» de Ele en Mi vértigo viajero.

A Ele la conozco desde hace tiempo y su creatividad a la hora de escribir me parece digna de respeto, pero es que con esta idea se ha superado a si misma.
Ha conseguido describir su viaje desde San Petersburgo hasta Beijin usando todas las letras del alfabeto para realizar un post con cada una de ellas. Además del resto de post que ha escrito sobre el tema con información más práctica que descriptiva.

Antes de empezar este viaje a Asia sin billete de vuelta me planteé que si había una vuelta sería en tren desde Hong Kong hasta Madrid, y este diccionario se convertiría en mi «guia de viaje«… ahora esa vuelta no la acabo de ver cercana y el dinero que hace falta creo que ya no lo tengo, con lo que va a ser complicado poder hacer este recorrido.
Pero nada me impide transportarme a uno de los viajes en tren más míticos de la historia de la mano de estos increíbles post. A veces para soñar solo hace falta leer.

Gracias Ele por permitirme soñar.

(*) Cuando empezó con este Diccionario le prometí que si coseguía terminar con todas las letras se merecía algún tipo de homenaje por mi parte. Y esta es la mejor manera que se me ha ocurrido para reconocer este impresionante trabajo literario.

IDC (Instructor Development Course) en Español

Antes del Examen

es el curso Padi para hacerse instructor de buceo, yo no he llegado a tanto (por ahora), solo soy un simple DiveMaster, pero quiero dedicar este post a una de las razones por las que pude estar casi un mes sin escribir, una de las razones de haberme enamorado del submarinismo un poco más, una de las razones por las que Malaspascua se convirtió en un lugar especial en mi vida… y esa razón es: el IDC que coincidió con mi estancia allí.

Pero debo empezar contando que yo llegué a , en , un país en el que uno de los 2 idiomas oficiales es el Inglés (el otro es Tagalo), dispuesto a perfeccionar mi dominio del primero, por usabilidad principalmente… y contaros también que cuando me preguntaron en el Centro de Buceo en que idioma quería las clases y el material para los cursos que venía a hacer (Rescue, el EFR y el DiveMaster) por supuesto respondí: «In English«, y que, además, tenía entendido que no era un país donde se prodigase el turismo Español.

Una vez allí la realidad distó bastante de la idea que yo tenía a priori. En Exotic (el centro en el que realicé mis cursos) estaba a punto de empezar un IDC impartido en por el equipo de The GoPro Family (Angel, Jo y Nico-Nico) a un grupo de 8 «personas«, por llamarles de alguna manera: Aitor, Carmen, Elena, Irati, Jose, Leti, Manuel, y Vanesa, con la ayuda de un IDC Staff de lo más profesional: Juanjo y Nico.

Total que al final el único inglés que practiqué fue con los habitantes de Malapascua, las clases con Jo o Mimmi (2 de mis instructoras), algunos dives que hice guiando en inglés y las conversaciones con una de mis compañeras en el DMT, Flour, de nacionalidad inglesa, porque con el resto del grupo, incluyendo a mi «buddy» y compañera de fatigas en estos meses (Cristina), el lenguaje en el que nos comunicábamos durante casi todo tiempo era el castellano… o bueno, algunas veces el «andalú«, pisha.

Celebrando el IDC

Tuve la suerte de poder asistir a una gran cantidad de «actos«, clases, skills y parte de la formación para ser instructor, para ejercer como alumno y que demostrasen sus habilidades conmigo o para grabar vídeos y fotos del curso, esto me permitió aprender muchísimo sobre el mundo subacuático, sobre la vida en el buceo (casi todos tenian una dilatada experiencia en este sector),  y sobre la vida en Asia.
Tuve la suerte de comprobar en persona como es un IDC impartido por The GoPro Family y me gustó bastante. Había escuchado que los 15 días de curso son un infierno de estrés y nervios para casi todo el mundo, pero en este caso Angel, Jo y Nico-Nico consiguieron un ritmo relajado que permitió a l@s aspirantes disfrutar y no solo sufrir. Hicieron fundives, estudiaron, practicaron y creo que se divirtieron bastante en uno de los pasos más importantes que tiene que dar todo aquél que pretenda ganarse la vida con el submarinismo (supongo que tarde o temprano me llegará el momento de dar ese paso).
Pero la mayor suerte la tuve en poder disfrutar «de ell@s» durante esos meses. Un grupo increíble en conjunto y por separado, en el que cada un@ de ell@s vale su peso en oro. Dos meses después de «separarnos» seguimos en continuo contacto, y entrecomillo separarnos porque la mayoría nos hemos seguido viendo en el camino.
En Malapascua surgieron verdaderas amistades y momentos que quedarán para siempre en mi memoria, gracias a ell@s y muchos otros españoles o hispanohablantes que pasaron por allí e hicieron de esos meses los mejores de este viaje. Seguramente me olvide de algunos, y lo siento, pero no puedo dejar de citar a: Rubi (que allí sigue con su proyecto Buceomalapascua), Roger (que vuelve a Filipinas para trabajar en su increíble vida a bordo: Ona Experience), Jules, Miki, Montse, Antonio, Paula, Bea y Gemma, Carlos, Cesar… y esto sin contar a todos aquellos con los que me comuniqué en Inglés, Visaya o por gestos.

Lo dicho, gracias a todos… y gracias al equipo de The GoPro Family por juntarnos en Malapascua. Gente, fue un verdadero placer.

(*) The GoPro Family siguen dando IDCs en castellano, inglés y francés, pero ya no andan por Asia, ahora están en el continente americano, en México, trabajando en el Pro Dive Mexico Scuba Academy (Playa del Carmen)… si te interesa dar el paso al grado más pro del submarinismo no lo dudes y ponte en contacto con ellos a través de su web. Y no olvides decirles que vas de mi parte si quieres un suculento descuento en el curso.

El Pez Pak en su medio submarino, algunas postales (Malapascua – Filipinas)

Volando En Malapascua

Este post son solo algunas fotos sueltas que me hicieron buceando en , así podéis ver como es el Pez Pak en el que es su nuevo medio natural: las profundidades del océano.
La primera se la dedico a Pedro Jareño (¡que al fin tiene twitter!). Me retó el otro día a un vuelo submarino sin saber que uno es previsor y ya tenía la foto preparada.

Una más en la serie Volando por el mundo, esta vez cargado con todo el equipo de buceo y sin tomar altura, más bien cogiendo profundidad. La foto fue tomada por Antonio Ferrándiz en el House Reef de Exotic.

La siguiente es guiando a Carlos Olmo, en Monad Shoal, poco antes de presentarle al Thresher Shark, en una de las posturas más comunes del Divemaster: «de espaldas al camino» (por aquello de estar pendiente de los clientes).
Con Carlos no tuve que estar demasiado pendiente, es un buzo bastante pro del que no hay que preocuparse demasiado… bueno, solo de tenerle contento con las inmersiones, que es igual de pro que de crítico, jejeje.
¡Gracias por la foto!.

Pez Pak

Las 2 siguientes son del gran Mark Pacey en Doña Márilyn Wreck, una de las inmersiones más interesantes de Malapascua. Un barco de pasajeros hundido y que se mantiene practicamente intacto. Es una inmersión profunda, la parte más baja está sobre los 30 metros, y muy entretenida tanto si lo ves por fuera como si intentas la penetración.
Yo hice ambas y me quedo con la parte interior, aunque la posibilidad de ver Marble Ray y la cantidad de Nudibranquios que hay en su exterior tampoco es nada desdeñable.
El barco son unos 98 metros de largo y va desde los 33 metros de profundidad hasta los 21. Lo más divertido es la corriente de superficie (a veces llega hasta los 15 metros) que hay para bajar a verlo, y lo malo, que en la zona no hay nada más ni se puede hacer buceo multinivel con lo que el tiempo de fondo si no bajas con Nitrox es algo limitado.
En la web de Mark tiene colgadas un montón de fotografías submarinas (tan espectaculares como estas) con las que podéis disfrutar de los fondos marinos de Malapascua y gran parte del sudeste asiático: www.blueview.com

Esta última no es en las profundidades pero es que ese día casi no hacía falta entrar al agua. En la foto Cesar me señala un caballito pigmeo naranja que vimos en la parte de abajo de una gorgonia y además resultó estar embarazado.

Vale, vale, pero… ¿no me digáis que no era impresionante la visibilidad de ese día?.

La foto es por Rubi Branch.

Mira, ¡un caballito pigmeo!

Ya casi no me queda nada para terminar con Malapascua y seguir contando como fue el resto del viaje por … y la salida hacía o el mini paso por Malasia. Pero hoy no quería hacer un post demasiado largo, así tenéis tiempo para estar pendientes del #viernesderecortes que suelen ser muy divertidos, a ver con que os sorprende hoy el Consejo de Ministros.

Salga lo que salga, mientras no decreten un retorno forzoso de exiliados, os deseo a tod@s un muy buen fin de semana… mmm, o mejor, que nunca se sabe, os deseo solo un fin de semana que en estos momentos tan duros… no es poco.

Estreno sección: Foto de la semana. Phi Phi Island (Tailandia)

Phi Phi

El título lo deja claro, estreno una nueva sección en el blog: La foto de la semana. Ahora que he decidido volver a darle caña voy a intentar teneros entretenid@s todo lo que pueda y gracias a está sección me reto a actualizar el blog al menos… una vez a la semana.

La primera (que es hoy) es en Phi Phi Island, en . Llegué aquí buscando trabajo como Divemaster y el jueves pasado empecé en Scuba Addicts (*). Hoy ha sido mi primer día en el agua guiando a 3 personas en 2 preciosas inmersiones: Bida Nok y Viking Cave, y parece que esto marcha. El que quiera bucear en Tailandia ya sabe donde encontrarme 😉 .

La foto es a la vuelta, antes de entrar en el muelle en Tonsai Bay.

Y esto es Phi Phi, espectaculares paisajes, bonitas aguas y… un montón de barcos. Ya iré contando más impresiones pero aún me falta para llegar hasta aquí. La impaciencia no es buena compañera para un viaje con lo que dadme tiempo que todo llegará.

(*) Por el momento dejo de trabajar en Scuba Addicts, la temporada baja está siendo muy baja y voy a esperar a que vuelva a estar alta, con lo que pasaré unos meses de viaje hasta que llegue el momento. Si alguien quiere bucear en Phi Phi en es fácil, buscad a Aitor y Elena en Viking Divers.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.