Phnom Penh. Capital de Genocidio Khemer.

En pasé un par de días. El primero lo dediqué a buscar la forma de realizar los visados de Vietnam y Laos de la forma más barata posible y no dejar oportunidad para volver a ser timado en las fronteras. Esta es la ciudad de Asia en la que puedes conseguir por menos dinero los visados para el resto de países, son 35 $ por el de Vietnam y 45 $ por el de Laos.

El segundo día me junté con otras 6 personas: Dani, Benjamín, Eduardo y Martín (Chile) y Adam y Rania (Grecia), para alquilar una furgo con conductor. A primera hora fuimos a visitar los Killing Fields, una especie de campo de concentración usado por los Khmer Rouge’s para exterminar a una gran parte de la población camboyana. Entre este y otros centros parecidos, la brutal dictadura de Pol Pot llego a exterminar a más de 2 millones de personas entre 1975 y 1979. Teniendo en cuenta que la población de es de 14 millones de personas, eso supone casi un 15 % de la misma. El genocidio fue brutal, empezó con opositores, intelectuales, políticos, burócratas, burgueses… y continuó con profesores, estudiantes, campesinos, militares y cualquier persona no apta para la revolución y el trabajo en el campo, ya sea porque llevase gafas, leyese o sufriese algún tipo de enfermedad.

Pol Pot (Saloth Sar en realidad, cambió su verdadero nombre por este que significa Political Portentor) intentó una revolución socialista de corte maoista llevada al extremo, hasta el punto de desalojar las ciudades y zonas urbanas y obligar al pueblo a ir al campo. Este hombre creía que en las ciudades se encontraba el germen del aburguesamiento y que las masas de campesinos serían la vanguardia de la revolución. Esto solo condujo a un empobrecimiento extremo del país y un importante retraso cultural. En 1979 tropas del Vietnam Socialista invadieron Camboya con la intención de derrocar esta sanguinaria dictadura. Hoy Camboya es un Reinado Constitucional y democrático… supuestamente. Un país que ha sufrido una de las mayores atrocidades del mundo moderno, pero que no hace perder la sonrisa y la amabilidad de una gente que ha sufrido lo indecible para poder ser «libres«, para poder decidir sobre su futuro, su educación, su religión o su ideología.

Después de los Killing Fields visitamos el centro penitenciario S.21. Una antigua escuela reciclada en centro de torturas e internamiento de disidentes durante el mandato khmer y que ahora se ha convertido en Museo del Genocidio.

Estos son lugares que hacen perder el apetito, las ganas de todo e incluso la confianza en el género humano pero que deben ser visitados, o al menos mantenidos, para que situaciones como la que vivió Camboya no vuelvan a repetirse, y la gente no olvide los costes de las ideas sin sentido de locos atormentados.

Dejo un enlace a la historia de Camboya para entender como la guerra de Vietnam y los bombardeos secretos estadounidenses dieron alas a la guerrilla khmer para hacerse con el poder de Camboya:

Historia de Camboya.

Pero Phnom Penh no es solo esto, es también el Central Market, el National Museum, el Royal Palace y la Silver Pagoda, el mercado Ruso y una ajetreada vida nocturna, en una ciudad que avanza y evoluciona para situarse como competencia de su vecina Bangkok, en cuanto a posibilidades para el disfrute del cuerpo y la mente.

Desde Phnom Penh salí para las playas del sur, me hacia falta un poco de agua salada y nada que hacer, pero volveré en 15 días a por mi pasaporte con los visados y poder salir hacia Saigon en una ruta de 3 días y 2 noches en barco por el Delta del Mekong. Supongo que a la vuelta a Phnom Penh me alojaré de nuevo en el Royal Guest House, un hostal situado cerca del Central Market. Es una buena opción para recorrer la ciudad y son 6 $ por habitación doble con tele y baño.

Antes de llegar a la costa estuve en Kampot, una especie de ciudad a 25 km de la playa. Llegue desde Phnom Penh en autobús (5$, 4h) y no tengo muy claro para que fluí, porque había bastantes pocas cosas que hacer allí. Me vino bien el relax y la despreocupación que eso conlleva… y bueno, pude disfrutar de una Full Moon Party en Cambodian Style… ya subiré un vídeo.

Ahora estoy en SianoukVille, fueron 2 horas desde Kampot por unos 5 $ en taxi compartido. Al fin estoy disfrutando de la playa, arenas blancas y aguas azules… no he sacado ni una foto, me estoy reservando para cuando llegue a «La Playa«… una aventura bastante avanzada que me llevará a una pequeña isla sin turistas, será posible?, si no fuese por Juanma y Xavi seguro que no lo hubiese ni intentado. Ahora estoy a un paso. En dos días sale un bote para allá. Os seguiré contando… lo que pueda.

Leonardo DiPakprio.

Todas las fotos de Camboya en Flickr.

El viaje frustrado a Ratanakiri.

Desde Siem Reap intenté viajar al nordeste de , a la provincia de Ranakiri. Casi nadie pasaba por esa zona y pensé que podía ser interesante para tomar algo más de contacto con el pueblo camboyano en vez de con extranjeros.
Salí en autobús hacia Kompong Cham (5$, 6 horas) para buscar la mejor manera de recorrer la zona nordeste. Una vez allí me dijeron que el último autobús hacia Sen Monorom había pasado hace una semana y no sabían cuando pasaría el siguiente. La única opción que me quedaba era ir hasta Ban Lung por unos 18 $ y casi 10 horas de trayecto y una vez allí buscar transporte hasta Sen Monorom. Total, que podía suponer un viaje frustrado de 20 horas y 36 $, porque nadie me quería confirmar como estaba esa zona en esta época del año.
En Camboya la estación seca abarca los meses de Noviembre a Abril, por tanto podía llegar y encontrarme un paisaje desértico y nada que hacer. Lo mas bonito de esa zona es visitar las cataratas o las riveras del Mekong y sin agua en esa zona puede perder todo el encanto.
Como tampoco te ayudan demasiado a salir del circuito turístico establecido y los transportes locales, como pick-ups o minibuses, están vetados al turista (o te dicen que no hay o te piden precios desorbitados), pues decidí pasar el día en Kompong Cham visitando un pequeño poblado flotante a orillas del Mekong, una bonita plantación de flores de loto y un puente de bambú que conecta las 2 orillas del río durante la estación seca y que tiene que ser reconstruido cada año por las crecidas del río en la época de lluvias… muy curioso.



Al día siguiente salí para en autobús, 3$ por 4 horas de viaje en las siempre divertidas carreteras camboyanas… para muestra un botón:

Siem Reap y los turistas de Angkor… queria decir templos?

Cuando llegamos a Siem Reap nos alojamos en el Garden Village Guesthouse, me habían hablado muy bien de este hostal, y con mucha razón. Habitaciones limpias y baratas, internet gratis, restaurante en la azotea desde el que observar estupendos atardeceres y happy hour durante todo el día con cervezas por 50 centavos de dolar. Que más?… un equipo de personas de lo mas divertido y amable… simplemente perfecto.

En el hostal gestionamos toda la visita a los templos de . El precio de la entrada es de 20$ para 1 día, 40$ para 3 y 60$ para una semana. Para visitarlos puedes elegir entre bicicleta, moto o tuk-tuk. Nos juntamos 7 personas y cogimos 3 tuk-tuk, fueron 5 $ por persona para el primer y tercer día y 7 $ para el segundo. Yo hice el primer día el circuito pequeño: Angkor Wat, Bayon y Ta Prohom. Los espectaculares paisajes de templos y naturaleza llegan a quedar empañados ante la cantidad de turistas que abarrotan Angkor. Hay momentos en que dudas si estas en o en Disneyland. Es muy complicado hacer fotos en los que no aparezca gente y conlleva esperas de mas de 30 minutos en el mismo sitio con la cámara en la mano.
Eso si, alucinaras con la espectacularidad de Angkor, las impresionantes caras esculpidas sobre Bayon y las imágenes de película de templos comidos por las raíces en el Ta Prohom.

El segundo día tocó la ruta grande, amanecer en Angkor Wat, Preah Khan, Ta Som y Pre Rup. Muy bonitos todos pero entre que te has levantado a las 4.30 am, la cantidad de turistas y el abrasador sol, solo te quedan ganas de volver al hostal a dormir la siesta. Para mi fue muy decepcionante levantarme a esas horas, llegar aun de noche y encontrarme rodeado de cientos y cientos de turistas (muchos japoneses) tirando fotos o aplaudiendo la salida del sol… no llegas a poder disfrutarlo del todo.

El día siguiente fuimos a ver el amanecer al Roluos Group, un grupo de templos mas alejados y que aunque no son tan bonitos, tampoco congregan esa cantidad de turistas. Disfruté mucho mas del amanecer de ese día que el anterior en Angkor.

La afluencia masiva de turistas hace perder una parte de la belleza de este lugar, pero es tan impresionante que siempre merecerá la pena disfrutar de la grandiosidad de esta zona arqueológica con más de 1000 años de antigüedad.

Siem Reap tiene poco más que ver, pero es un buen lugar para descansar y relajarse otro par de dias antes de continuar el viaje.


Puedes disfrutar mucho de Angkor dependiendo de con quien lo visites. Aquí Pak haciendo el tonto con Facun (de espaldas).

Mas fotos de Camboya.

Camboya y la aventura de cruzar la frontera.

Llegué a Bangkok desde Yangon con la idea de realizar el visado para Vietnam y dejar los visados de y Laos para las fronteras. Al día siguiente a fui a preguntar y para el visado a Vietnam necesito especificar el día exacto en el que voy a entrar en el país… algo bastante difícil cuando no viajas con fechas cerradas. Como no veía claro como podía hacer decidí intentarlo en Camboya (Phnom Pehn) y salir al día siguiente.
Salí desde Bangkok hacia el puesto fronterizo de Aranya Prathet junto con Facun, Daniela, Ariel y Teresa con la intención de compartir después el taxi de la a Siem Reap. Fueron 5 horas de autobús por unos 6.5 $.
Durante la estancia en escuchas muchas historias sobre los timos en la frontera, gente que te cobra el triple por gestionarte el visado, autobuses que te paran a 20 km y te piden mas dinero o te bajan…
Nosotros pasamos el lado tailandés, no hicimos caso de ninguna de las ofertas de tramitación y no entregamos nuestros pasaportes hasta que nos los pidieron policías camboyanos en la parte camboyana de la frontera. Y ahí viene nuestra sorpresa cuando vemos que nos han cobrado casi el doble del precio que marca la visa. Lo único que hacía el policía ante nuestras preguntas era bajar la cabeza y fingir que no nos entendía… y no alces la voz porque te metes en un problema si le gritas a un policía…
Al parecer, una vez rellenas los formularios hay que volver a una ventanilla para que te pongan la pegatina del visado… como casi nadie entiende khmer (lenguaje camboyano) y los carteles no están en ingles, estos «amables» funcionarios te realizan la gestión por unos 14 $ para su bolsillo. No puede uno fiarse de nadie… y menos de la policía ;p

Recomiendo a quien realice el tramite en la frontera que se niegue a pagar mas de los 20 $ que marca el precio de la pegatina. Tendrás que discutir y pedir factura con el nombre del funcionario para conseguirlo, pero nadie se aprovechará de ti. Tampoco garantizo que no se nieguen a dártela… he escuchado todo tipo de historias.

Una vez timados antes de entrar nos negamos a pagar 40 $ por el taxi a Siem Reap, como es lógico piensas que todo el mundo te esta timando. Al final conseguimos rebajarlo a 25 $… la verdad es que no es mucho para las casi 5 horas de camino.

Y así empezó mi aventura en Camboya… mañana os cuento Siem Reap y los templos de y como he llegado a Phnom Phen tras un infructuoso intento de ir al noreste del país… también subiré las primeras fotos de Camboya.

Fotos Myanmar 3

Algunas de las ultimas fotos de :


Atardecer desde la Shwezigon Paya en Nyaung U.


Y desde el lugar donde me llevo OU DERA.


El mismisimo OU DERA.


Y sus novicios en el monasterio Thatoku Chao. En el centro Pak.


Amanecer en , si la foto es bonita estar alli es impresionante.


Bagan, con la bruma de recien amanecido.


Y Bagan con los colores de las primeras luces del dia.

Estas y mas fotos de Myanmar en Flickr, he subido unas 50 de los ultimos dias, espero que las disfruteis.

Yo maniana a primera hora marcho hacia , proxima parada Siem Riep y los templos de Wat, nos vemos!

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.